Por qué han perdido la fe los alemanes (y ya no distinguen laicado de Jerarquía) El Camino Sinodal alemán es la consecuencia de un posconcilio en el que no se comprendió la dualidad trascendental entre laicos y Jerarquía


En primer lugar, haré una aclaración importante, y es que los alemanes a quienes aquí me refiero no son todos los alemanes, ni siquiera todos los alemanes de la Iglesia católica, sino aquellos que han impulsado el llamado Camino Sinodal alemán, más conocido como Der Synodale Weg o Synodalerweg a secas.


Pues bien, la prueba de que estas personas han perdido la fe es que las tres peticiones en que se condensa todo el trabajo del Synodalerweg van contra la esencia de las creencias católicas: la pretensión de ordenar sacerdotisas a mujeres va contra el hecho de que pueda haber verdades de fe objetivas y permanentes, o sea dogmáticas; la pretensión de equiparar las uniones homosexuales al matrimonio va contra la existencia misma de una moral igualmente fija y objetiva; y en tercer lugar la pretensión de que el poder en la Iglesia sea controlado por los laicos va contra la estructura jerárquica del catolicismo, es decir, niega el mismo hecho de que Dios se haya hecho hombre y haya encargado la transmisión de la gracia en su Iglesia a los sucesores de los apóstoles.
Sigue leyendo Por qué han perdido la fe los alemanes (y ya no distinguen laicado de Jerarquía) El Camino Sinodal alemán es la consecuencia de un posconcilio en el que no se comprendió la dualidad trascendental entre laicos y Jerarquía

Ya no habrá cisma alemán: se conforman con bendecir parejas homosexuales Fiducia supplicans ha logrado el efecto que perseguía, que no es otro que el de evitar que se produzca un cisma en Alemania


Hoy es sábado 23 de diciembre de 2023 y tras solo cinco días de la declaración Fiducia supplicans con la que el papa Francisco autorizó que los sacerdotes católicos bendigan a parejas homosexuales, pienso que puede asegurarse que ha logrado el efecto que perseguía, que no es otro que el de evitar que se produzca un cisma en Alemania.


Soy Santiago Mata, les doy la bienvenida al canal Centroeuropa y en este vídeo voy a presentarles las pruebas de que la declaración Fiducia supplicans ha sido favorablemente acogida por todos aquellos miembros del Camino Sinodal alemán, obispos incluidos, que podían ser perfectamente considerados como herejes, y lo siguen siendo, y de los que, sobre todo, se temía que podrían marcharse de la Iglesia católica si esta rechazaba sus pretensiones.

Ahora habrá que preguntarse qué precio habrá que pagar por este apaciguamiento logrado por el papa Francisco al ordenar que en toda la Iglesia se permitan unas bendiciones de parejas homosexuales que los alemanes ya habían decidido unilateralmente llevar a cabo.

Lamentablemente, nos encontraremos con que crecerá el número de católicos que no solo dejarán de apreciar al papa Francisco, sino que pueden llegar al extremo de marcharse de la Iglesia, es decir, de provocar un cisma por el otro lado, el del llamado tradicionalismo.

Esta reflexión la ha hecho, por ejemplo, el sacerdote José Antonio Fortea, asegurando que la declaración Fiducia supplicans provocará una guerra civil con la que cierto número de católicos, que él estima en torno al 3% del total, abandonará la Iglesia.

Para informar a mis lectores y contribuir a que no se dejen arrastrar por extremismos, me ha parecido oportuno reflejar en una tabla (al final de este artículo) las distintas posturas de quienes comentan la declaración Fiducia supplicans. Entiendo como aceptables la postura de quienes están conformes con la declaración vaticana, y también la de quienes ponen algunas objeciones a la aceptación de que se puedan impartir una bendición sacerdotal a quienes forman parte de parejas incompatibles con el matrimonio. En cambio, me parecen inaceptables las posturas que amenazan con dividir a la Iglesia, rompiendo todo lazo de obediencia con el Papa en función de que se plegara o no a las exigencias del Sínodo alemán.

Pues bien, prácticamente ya no queda nadie a quien podamos incluir en una columna de rebeldes progresistas: así que por ese lado todo lo más podremos hablar de críticos. En sus informaciones sobre la declaración Fiducia supplicans, la televisión estatal española RTVE quiso dar publicidad, en representación de tales rebeldes, a Jesús Donaire, para quien la declaración es “insuficiente”, la califica de “migajas” y concluye que “con razón, cada día son más las personas que abandonan la iglesia católica y deciden dar la espalda a esta institución de la que solo reciben rechazo y condena”.

Propiamente, ni siquiera esta persona rechaza la declaración, a la que solo califica de “insuficiente”. Pues bien, quienes busquen ese rechazo donde supuestamente más se esperaría, en Alemania, no encontrarán ni rastro de él.

He situado entre los críticos a Christoph Paul Hartmann, editor de la página web de la Conferencia Episcopal alemana (Katholisch.de), influenciado por un comentario en vídeo del representante de la asociación tradicionalista FTP (Familia, Tradición y Propiedad) de ese país, Mathias von Gersdorff, quien titulaba su vídeo sobre un artículo de Hartmann así: “la codicia por una Iglesia con ideología de género no ha hecho más que fortalecerse, los católicos de izquierda no se sienten satisfechos”.

La sensación que este titular me transmitió es la de que los medios oficiales de la Iglesia en Alemania rechazaban la declaración que autoriza las bendiciones a parejas homosexuales (en la imagen de portadilla del vídeo dice expresamente que lo consideran «inaceptable»).

Pero el artículo de Hartmann, si bien califica el paso dado como “minúsculo”, titula que probablemente no era posible hacer nada más y, califica la declaración de “obra maestra” del cardenal Víctor Fernández, y asegura que es una “señal importante” para desautorizar a los obispos que se oponían a las bendiciones de parejas homosexuales.

Por supuesto que Hartmann lamenta que no haya un cambio doctrinal sino solo pastoral en la Iglesia, pero ha desaparecido en este supuesto representante de lo más radical del Camino Sinodal alemán, el tono de rebeldía y amenaza que les era habitual. Por lo tanto, esa columna de supuestos rebeldes progresistas ni siquiera debería renombrarse como de objetores, ya que aceptan la declaración en sus términos y se proponen aplicarla.

Por eso me veo obligado a situar como primero de los conformes con la declaración Fiducia supplicans a Birgit Mock, máxima representante del Camino Sinodal alemán, que se encargó precisamente de recolectar sus exigencias sobre las bendiciones a parejas homosexuales.

Mock afirma estar “contenta” y califica la declaración como “gran avance”. Acerca de que la doctrina no haya cambiado, Mock remite a que en la historia de la Iglesia muchas veces cambia primero la práctica y luego la doctrina, y dice que hay que dejarse sorprender por el Vaticano. Por tanto, ni rastro de protesta, amenaza, chantaje o siquiera desconfianza.

Con la expresión “al fin las Iglesias locales pueden decidir” sugiere Mock que no tiene más reclamaciones y también espanta el fantasma del cisma al afirmar que “se nos ofrece la oportunidad de seguir siendo juntos una Iglesia global”.

La exageración del tradicionalista von Gersdorff al percibir solo elementos negativos en la parte que le parece contraria, parece haberle hecho incapaz de ver que los hasta ahora rebeldes alemanes aceptan plenamente la declaración de la Doctrina de la Fe sobre las bendiciones a parejas en situación irregular.

¿Pasará eso también en otros países? En el caso del comentarista Fernández de la Cigoña, he podido constatar que exagera sistemáticamente las supuestas críticas a la declaración Fiducia supplicans por parte de numerosos comentaristas.

Cualquiera puede comprobar, siguiendo los links que presento abajo, que se han mostrado conformes, sumisos y sin objeciones a la declaración comentaristas como el norteamericano Monseñor Barron, el obispo español Monseñor Munilla o el sacerdote Julián Lozano.

En la columna de los que califico como objetores, no encontramos posturas que consideren equivocado al Papa o pretendan negarle autoridad en la materia. Tanto el cardenal Ludwig Müller, como el padre Santiago Martín, lo mismo que el periodista Pablo Ginés hizo en primicia, califican a la declaración de incoherente, lingüísticamente por afirmar que se bendice a las personas y luego que se bendicen las parejas; pero sobre todo por la falta de lógica que supone bendecir a una pareja como tal y pretender que no se bendice la unión, es decir, que no se califica como buena la actividad a la que se dedican (en estos casos, los actos homosexuales opuestos a la finalidad del matrimonio).

Para estos objetores, cualquier sacerdote puede negarse en conciencia a dar semejantes bendiciones. Otros objetores, particularmente los africanos, no rechazan el fondo de la declaración, sino la ambigüedad de su lenguaje y el choque cultural que implicaría disensiones si se tratara de aplicar en sus países, por lo que consideran prudente mantener la completa prohibición sobre estas bendiciones.

Por último, está el grupo de comentaristas directamente rebeldes, que afirman que todo lo que propone la declaración es inaceptable y contrario a la doctrina católica. Todos estaban anteriormente en abierta oposición al Papa, así que la declaración Fiducia supplicans les ha radicalizado, a mi entender, en dos sentidos.

Por una parte, acusan al Papa de error doctrinal, y no solo de decisión pastoral equivocada, le exigen que rectifique, como si fuera algo exigible, es decir negando la autoridad del Papa y por supuesto la del prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe. Tienen por nulo esta declaración y esperan que se elimine, confiando en que también cambien pronto las personas, es decir, que haya cuanto antes otro prefecto y otro Papa.

En segundo lugar, y esto parece más grave, algunos de estos personajes no tienen, como he mencionado, reparo en mentir al colocar entre los objetores de conciencia, a personas que aceptan la declaración en su totalidad, y en el caso de los verdaderos objetores, convierten en rechazo de la validez del documento la objeción sobre su oportunidad o su coherencia.

El tiempo dirá si, como prevé el citado padre Fortea, estos rebeldes llegaran a extremo del cisma. De momento, lo que cabe asegurar es que los partidarios del Camino Sinodal alemán han depuesto su actitud cismática (si es que alguna vez lo fue), aunque, claro está, no sus tesis heréticas.

Para comprender la reacción de los rebeldes del extremo tradicionalista, me sumo a la opinión de quienes ven incoherente la declaración Fiducia supplicans cuando pretende imaginar que se puede bendecir no ya a personas singulares, sino a parejas, sin que ello implique valorar positivamente la actividad por la que se unen, que en este caso es incompatible con la moral católica.

Además, la pretensión de que esas bendiciones no tengan relación con la liturgia, me parece difícil de fundamentar, aunque sea un asunto quizá de importancia menor y en el que, desde luego, no soy experto. Lo que no puedo juzgar es la causa de estos defectos de forma y de fondo: puede ser mera o voluntaria ambigüedad, precipitación por el afán de inventar algo que permita permanecer en la Iglesia a los herejes alemanes, o puede haber intención de engañar a los católicos con un artificio irracional. Las intenciones son desconocidas, pero cada uno es libre de aceptar o no en su conciencia lo que propone la declaración.

Comparto la opinión de que a los sacerdotes se les debe garantizar el derecho a objetar en caso de que no quieran dar estas bendiciones, ya que a nadie puede obligársele a hacer algo que considera incompatible con su fe, si esta objeción es fundada, lo cual, me parece cierto en este caso.

Sin más que desearles feliz Navidad, y que se suscriban o unan al canal, así como al Boletín de Centroeuropa para seguir informados, se despide de ustedes atentamente, Santiago Mata.

Más respuestas extremas, benévolas y objetoras

Críticos progres Conformes Objetores Rebeldes tradis
Christoph Paul Hartmann, editor Katholisch .de (Web de la Conferencia Episcopal de Alemania).

Jesús Donaire.

Norbert Lüdecke.

Birgit Mock (ZDK, Camino Sinodal alemán).

Stefan Oster (obispo de Passau).

Bätzing y otros obispos.

Mons. Robert Barron.

Conferencia Episcopal española.

Mons. Munilla (más 29.12).

P. Julián Lozano.

J. A. Fortea.

P. Pueyo (Talavera).

P. Santiago Arellano (Talavera).

Abel de Jesús.

Rafael Díaz Dorronsoro.

Guillermo Rosas.

Óscar M. Escolano (ChrisMHom).

Christian Huerta.

Religión Digital (Jesús Bastante).

Richbell (Católicos por convicción).

Arnaud Dumouch (Institut Docteur Angélique).

P. Javier Soteras (director Radio María Argentina).

Andrea Tornielli (director medios vaticano).

Dawn Eden Goldstein.

Edgar Tena.

Cardenal Ludwig Müller (citado por Mathias von Gersdorff).

P. Santiago Martín.

Conferencia Episcopal de Polonia.

Card. F. Ambongo (Simposio C.E. de África).

Obispos de Malawi.

Forum Libertas.

P. Nelson Medina (vídeo).

Un conserva Random (citando al P. Luis Chumbe).

Sacerdote Milennial (P. Byron Cadmen).

Pablo J. Ginés.

Mons. Jaime Fuentes.

Centro Fides et Ratio (Perú, P. Carlos Rosell y P. Jaime Ruiz del Castillo).

Alexis Corniel.

Raúl Tortolero.

Catholic Answers (Trent Horn, Drew Belsky, Karlo Broussard, Cy Kellett, Todd Aglialoro, Joe Heschmeyer, Tom Nash, Christopher Check).

Mons. Athanasius Schneider (entrevistado por Luis Román).

Lefebvristas (SSPX, Rorate Caeli).

Mons. Joseph Strickland (LifeSiteNews).

Dr. Gavin Ashenden.

Jorge González Guadalix.

Bruno Moreno.

Infovaticana – F.J. Fernández de la Cigoña.

Sacristía de la Vendée (F.J. Delgado, G. Calvo Zarraute, J.M. Góngora, F. Torres, P. Recio, R. Menéndez Piñar).

(Tabla actualizada el 29-12-2023.)

Bendiciones a parejas homosexuales: la gracia santificante no está invitada El Dicasterio para la Doctrina de la Fe repite la doctrina de que no se pueden bendecir uniones homosexuales, pero sí a las personas


Con la declaración Fiducia supplicans, el Dicasterio vaticano para la Doctrina de la Fe explicó el lunes 18 de diciembre de 2023 que los sacerdotes católicos pueden bendecir a parejas del mismo sexo, así como a cualquier otra pareja distinta e igualmente incompatible con el matrimonio, como por ejemplo las de personas divorciadas.

Repitió la doctrina según la cual la Iglesia no puede bendecir las uniones homosexuales, pero afirmó que siempre se puede bendecir a las personas, evitando cualquier referencia a la gracia santificante, así como cualquier calificación negativa de las uniones y de los fines que se propongan.


Sigue leyendo Bendiciones a parejas homosexuales: la gracia santificante no está invitada El Dicasterio para la Doctrina de la Fe repite la doctrina de que no se pueden bendecir uniones homosexuales, pero sí a las personas

Así puede ganar la guerra Ucrania en 2026 Estonia propone a la OTAN que cada país ayude con el 0,25% de su PIB a Ucrania para garantizar su victoria sobre Rusia


Hola, les saluda Santiago Mata, desde el canal Centroeuropa hoy domingo 17 de diciembre de 2023, para comentar la decisión tomada por la Unión Europea el jueves 14 de diciembre de iniciar el proceso de adhesión de Ucrania, Moldavia y Georgia, tres repúblicas que a pesar de independizarse de Rusia tras desaparecer la Unión Soviética a fines de 1991, han vivido más de 30 años sin alcanzar el sueño de la adhesión a la Unión Europea.

La decisión unánime de 26 gobiernos de la Unión Europea con la abstención de Hungría, llega en un momento particularmente delicado para Ucrania, cuyo presidente, Volodimir Zelenski, se topó el martes 12 en Estados Unidos con la negativa del Partido Republicano a permitir que el Congreso norteamericano asignara una ayuda militar a Ucrania de 60.000 millones de dólares, para completar los 50.000 millones asignados el año pasado.

¿Perderá Ucrania a causa de la falta de apoyo norteamericano la guerra a gran escala con que la Rusia de Putin continuó el 24 de febrero de 2022 la agresión emprendida en 2014? El futuro es incierto, pero al menos tres realidades aparecen con claridad:

1º, que Europa pasa por delante de Estados Unidos como principal responsable de apoyar a Ucrania, constatado desde octubre de 2023 (EEUU había aportado 43.900 millones de dólares, Europa -incluyendo no miembros de la UE-, 44.000, según Phillips OBrien en su Weekend Update nº 59 del 16 de diciembre). La Hungría de Viktor Orbán como propagandista de Putin: en palabras de la primera ministra letona, Evika Siliņa, que decía el 14 de diciembre en Bruselas: «No podemos confiar en alguien que pone en peligro el futuro de Europa».

Evika Siliņa, primera ministra de Letonia, lanza una mirada desafiante al primer ministro húngaro Orbán, el 14 de diciembre en Bruselas.
Evika Siliņa, primera ministra de Letonia, lanza una mirada desafiante al primer ministro húngaro Orbán, el 14 de diciembre en Bruselas.

Más allá de las palabras hablan los datos sobre los efectos de las mentiras que el gobierno de Orbán divulga sobre la agresión rusa entre las minorías húngaras de sus países vecinos (Vsquare.org):

Propaganda prorrusa de Orbán (Vsquare.org)
Propaganda prorrusa de Orbán (Vsquare.org)

2º, que Ucrania tendrá que renunciar durante unos años a recuperar los territorios perdidos: en la opción más pesimista, si la guerra continuara así otros 10 años, Ucrania resultaría severamente cercenada como Estado, y en este sentido se comprenden las críticas de algunos, como Alexey Arestovich, que habla de “la bancarrota de occidente”.

Ucrania: aumento en 2023 de la renuncia a los territorios conquistados por Rusia.
Ucrania: aumento en 2023 de la renuncia a los territorios conquistados por Rusia.

3º, que, según el planteamiento más optimista en el que invita a confiar el gobierno de Estonia, Ucrania podría alcanzar una victoria sobre Rusia en poco más de dos años, es decir, en 2026, según el memorándum publicado el 13 de diciembre por el Ministerio de Defensa de Estonia: Setting Transatlantic Defence up for Success: A Military Strategy for Ukraine’s Victory and Russia’s Defeat. Se pide a los pa´´íses de la OTAN una aportación anual para Ucrania equivalente al 0,25% del PIB de cada país.

El plan de Estonia puede ser visto como una cierta huída adelante de la primera ministra, Kaja Kallas, que se ve rechazada por el 71% de su población, en buena media por su resistencia frente a Rusia.

El Papa habla claro a los alemanes: el separatismo es obra del diablo y acaba en cisma Cuatro mujeres valientes han hecho hablar al Papa, ¿será suficiente para librar a los católicos alemanes del llamado “Comité Sinodal”?


Entre los días 10 y 11 de noviembre de 2023 se constituyó en Alemania un Comité Sinodal (Synodaler Rat) que, siguiendo el encargo dado siete meses atrás en la última reunión del Camino Sinodal alemán (Synodaler Weg), asumió el poder sobre la Iglesia católica en ese país. El mismo día 10 el papa Francisco escribió una carta en la que repudió firmemente esa toma del poder frente a la cual solo habían protestado cuatro de los 27 obispos alemanes que forman parte del citado Comité Sinodal.


Soy Santiago Mata, les doy la bienvenida al canal Centroeuropa y en este vídeo les invito a conocer el trasfondo de esta actuación del papa Francisco y las consecuencias que podría tener.
Sigue leyendo El Papa habla claro a los alemanes: el separatismo es obra del diablo y acaba en cisma Cuatro mujeres valientes han hecho hablar al Papa, ¿será suficiente para librar a los católicos alemanes del llamado “Comité Sinodal”?

Por qué el Papa parece castigar a los buenos y proteger a los malos El propósito del Papa de salvar la unidad caminando juntos se ve en un callejón sin salida al ser la Iglesia en Alemania gobernada por laicos


Por qué el Papa parece castigar a los buenos y proteger a los malos. La semana pasada hemos visto lo que parece ser un ejemplo de esta aparente contradicción: el jueves 9 de noviembre de 2023, el papa Francisco destituyó al obispo norteamericano Joseph Strickland, considerado por muchos un defensor de la fe. En cambio, ninguno de los 19 obispos alemanes que han aceptado que la Iglesia de ese país sea gobernada por laicos, ha sido depuesto.


¿Tiene el Papa una doble vara de medir y solo castiga a aquellos que le han criticado o que parecen conservadores? ¿Por qué no castiga a los progresistas, aunque sus doctrinas y prácticas contradigan a las de la Iglesia católica?
Sigue leyendo Por qué el Papa parece castigar a los buenos y proteger a los malos El propósito del Papa de salvar la unidad caminando juntos se ve en un callejón sin salida al ser la Iglesia en Alemania gobernada por laicos

¿Por qué ha fracasado la Iglesia en Ucrania? Las Iglesias cristianas no denuncian claramente el papel del patriarca Cirilo I de Moscú como impulsor principal de la guerra contra Ucrania


¿Por qué las Iglesias cristianas no han conseguido lograr la paz en Ucrania? En mi opinión, el fracaso de todas las Iglesias, empezando por las ortodoxas y hasta la católica, para impedir la extensión de la guerra en Ucrania se debe a que no han sabido denunciar a la máxima jerarquía de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Cirilo I de Moscú, como instigador de la agresión rusa a Ucrania.

Soy Santiago Mata, les doy la bienvenida al canal Centroeuropa, y antes de explicar en qué baso las anteriores afirmaciones, les comento que este es la primera emisión en directo en la que utilizo la opción de recaudar fondos, que pueden ver en el encabezamiento del chat de esta emisión, para destinarlos, en este caso para la ayuda de Cáritas a Ucrania. Me ha parecido que, dado lo triste y aparentemente negativo del tema que trato hoy, podía ser interesante estrenar esta invitación a ayudar por mediación de Youtube, dejando claro, por tanto, que el canal, en este caso Centroeuropa, no recibe nada de lo que se recaude, que no obstante les agradezco de antemano, ya que siempre será una cantidad simbólica, es decir, significativa, por pequeña que sea.

Volviendo a la atención a Ucrania, mi conclusión es que solo un jerarca eclesiástico relevante, el patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, ha actuado correctamente, al garantizar la independencia de la Iglesia ortodoxa en Ucrania, y por lo que hace al papa Francisco, sin duda ha manifestado gran solidaridad con los que más sufren, hablando con frecuencia de la “martirizada Ucrania”, pero quizá en un intento de validarse como mediador y manifestar respeto por la cultura rusa, ha proporcionado, seguramente sin quererlo, munición ideológica al agresor. Para entender en qué consiste esta involuntaria validación del agresor, me parece pertinente conocer a un personaje llamado Cyril Hovorun.

Hovorun es un sacerdote ortodoxo ruso que en el año 2012 dejó su trabajo como secretario personal del patriarca de Moscú, en el que llevaba 10 años, para denunciar no simplemente que Cirilo I estuviera sometido a la política de Putin, cosa que de alguna manera también el papa Francisco ha denunciado al decir que no debería ser un “monaguillo de Putin”, sino algo mucho más grave.

En efecto, para Hovorun el problema no es que la Iglesia ortodoxa rusa esté dominada por el poder político, sino lo contrario, que el patriarca Cirilo I habría insuflado nuevas ideas para fomentar la agresividad del imperialismo ruso, haciéndose de esa forma no solo cómplice sino impulsor de la guerra de Putin contra Ucrania desde antes de su comienzo, al proporcionar a Putin una ideología religiosa que anteriormente estaba ausente en su discurso.

Hovorun ha sido noticia hace poco precisamente porque el patriarca de Moscú lo ha expulsado de su clero. Para conocer sus argumentos acerca de la responsabilidad de Cirilo I en esta guerra puede consultarse la entrevista que publicó con él La Vanguardia el 12 de junio de 2022: en ella afirma que Cirilo I “llenó el vacío ideológico postsoviético”, buscando recuperar el protagonismo público de la Iglesia ortodoxa rusa hasta el punto de “promover una ideología que sirviera de guía” a una sociedad fragmentada.

Según Hovorun, fue en 2012 cuando Cirilo I diseñó esa transformación de lo que otros pensadores llamaban “mundo ruso”, una ideología en la que la tradición rusa era una más de las del mundo civilizado, en un sentido exclusivista, donde ese imaginario “mundo ruso” es el único verdadero y debe imponerse a los demás. En febrero de 2012, a la vista de la radicalización en ese sentido totalitario del entorno de Cirilo I, y al ver que era impermeable a las críticas, Hovorun decidió cortar la colaboración con el patriarca. En la entrevista, concluye, refiriéndose a la invasión de Ucrania comenzada en 2014 y convertida en guerra a gran escala en 2022: “esta guerra es la continuación natural de lo que ocurría hace diez años”.

Según Hovorun, Putin estaba desilusionado con la Unión Soviética y pensaba que no podía revitalizarse, pues carecía de una ideología que lo sustituyera. Por eso aceptó como instrumento de cohesión la mezcla de ideologías que le presentó Cirilo I, cuyo verdadero nombre es Vladímir Gundiáyev, mezclando algunos elementos del imperialismo ruso tradicional, otros del cristianismo ortodoxo y otros del comunismo, pues a fin de cuentas, aunque el patriarca siempre fue antisoviético de pensamiento, colaboró con la URSS pasando datos al KGB en la época en que vivió en Ginebra representando a la ortodoxia rusa en el Consejo Mundial de las Iglesias.

En definitiva, para Hovorun, el impulso para la guerra procede de Cirilo I y no de Putin, a quien califica de “un hombre con una mente muy limitada” a quien Cirilo ha dado ideas grandes que le han permitido creer que tiene “una misión especial de Dios, que considera a Occidente como encarnación del mal”. (Más sobre la relación de Cirilo con Putin en esta otra entrevista de Hovorin en La Vanguardia, 21 de febrero de 2023.)

La guerra, por tanto, no tiene nada o poco que ver con la cultura rusa, menos aún con defender a minorías rusas en Ucrania, y va dirigida directamente a destruir por completo lo que se oponga a la superioridad de la nueva ideología: esa Europa que llamamos occidente y que según esta ideología está corrompida sin remedio. Una lucha del bien global contra un mal global en la que también las armas atómicas valen para eliminarlo: En opinión de Hovorun, los amagos de moderación de Putin en relación a las armas nucleares son un mero “chantaje” y para ver cómo Cirilo I le anima también en eso valga esta reciente noticia del 18 de octubre de 2023 en que el patriarca aparece premiando a uno de los creadores del arsenal nuclear soviético.

Recientemente, Hovorun explicó esta cuestión en una conferencia titulada “Un hijo del padre de las mentiras”, pronunciada el 26 de marzo de 2023 en la Iglesia Universitaria de Santa María Virgen en Oxford, y recientemente publicada. En ella, resume en tres la auténticas razones de la guerra en Ucrania: el revanchismo postsoviético, la idea megalómana de superioridad y la necesidad de preservar los privilegios de la autocracia y la cleptocracia rusas.

Al rebatir algunas de las excusas presentadas como motivos de la guerra, y en concreto la de la rusofobia, Hovorun presenta datos que deberían dar que pensar a quienes aún hoy siguen elogiando la supuesta grandeza pasada del imperio ruso. Así dice, por ejemplo, que “cuando uno pasea por las calles de San Petersburgo y disfruta de la grandeza de su arquitectura imperial, debería recordar que está construida literalmente sobre los huesos de los ucranianos esclavizados que murieron allí bajo terribles condiciones”.

Evolución del aprecio hacia los rusos en Ucrania.
Evolución del aprecio hacia los rusos en Ucrania.

Desgraciadamente, como muestra este gráfico, el resultado de la agresión con la que Putin supuestamente quería combatir la rusofobia es que la actitud positiva respecto a los rusos en Ucrania, que oscilaba entre el 90 y el 80% antes de la agresión, cayó por debajo del 50% con el comienzo de la agresión en 2014, para caer hasta el 2% con el comienzo de la agresión a gran escala.

En la conclusión de su conferencia, Hovorun compara a Putin con Stalin y el primero sale mal parado, ya que Stalin, a pesar de haber estudiado en un seminario, nunca se atrevió a expresar opiniones teológicas, mientras que Putin las ha empleado para convertir a la patria en un dios al que hay que adorar por delante del cristiano e incluso para afirmar que el cristianismo ortodoxo está más cerca del Islam que del catolicismo.

Para comprender mejor el origen de la ideología que Hovorun llama “mundo ruso” les aconsejo leer este artículo de 10 páginas publicado en un volumen de estudios sobre las Iglesias ante el conflicto ucraniano.

¿Dónde explica Hovorun las posturas de las Iglesias cristianas ante la guerra y por qué no han servido para frenarla? Para saberlo, puede ser interesante consultar este artículo suyo sobre la autocefalia publicado en 2020. En síntesis, como puede comprenderse, condena la actitud del Patriarcado de Moscú, liderado por Cirilo I. Por lo que hace a la Iglesia Ortodoxa Ucrania, dirigida por el metropolita Onofrio y sometida al patriarcado de Moscú, Hovorun le acusa de mantener silencio y no denunciar la agresión, disimulándola como si fuera una mera “lucha fratricida”, aunque reconoce que, una vez estallada la guerra a gran escala, el metropolita Onofrio sí ha sabido condenar la agresión y animar a los que luchan a las órdenes del gobierno ucraniano.

Como lógica consecuencia de la agresión rusa, Hovorun aplaude la decisión tomada en 2019 por el patriarca Bartolomé I de Constantinopla de reconocer la independencia que la Iglesia ortodoxa de Ucrania había proclamado en 1992, separándola de toda obediencia al patriarcado de Moscú. Este proceso, que se denomina autocefalia en el contexto de las Iglesias que sin estar sometidas a la obediencia del Papa de Roma sí reconocen una primacía de honor al patriarca de Constantinopla, no ha sido en general aceptada de momento en el mundo ortodoxo.

Además, si para alguien acostumbrado a la independencia entre Iglesia y Estado resulta chocante que fuera el presidente de Ucrania, y no los fieles de la Iglesia, quien pidiera el reconocimiento de la autocefalia de la hoy llamada Iglesia Ortodoxa de Ucrania (del Patriarcado de Kiev, cuya cabeza es el metropolita Epifanio), aún más difícil de entender es la prohibición por parte del Parlamento Ucraniano, el 19 de octubre de 2023, de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana sometida al Patriarcado de Moscú, a la que se acusa poco menos que de espionaje. Obviamente, si se llega a cerrar las iglesias que no se hayan puesto bajo la obediencia de la nueva Iglesia ortodoxa de Ucrania, del patriarcado de Kiev, el resultado será la negación del acceso a los sacramentos a muchas personas.

En cuanto a la postura de la Iglesia, católica, Horovun recuerda que el papa Francisco nunca ha condenado a Rusia, a Putin ni al patriarca de Moscú por la agresión a Ucrania. En ocasiones se ha referido al fratricidio para condenar la guerra, lo cual en opinión de Hovorun significa aceptar la retórica de la propaganda rusa o cuando menos cierta ambivalencia, ya que la responsabilidad parece repartirse entre ambas partes.

El 12 de febrero de 2016, por tanto dos años después de comenzar la agresión a Ucrania, el Papa se reunió en Cuba con Cirilo I y firmaron una declaración conjunta en la que se invocaba a las partes en conflicto a mantener un diálogo.  En este caso, al menos, según dice Hovorun haber sabido por quienes prepararon el documento, el Vaticano hizo eliminar el calificativo de “civil” que la parte rusa pretendió que se diera a esta guerra, para intentar diluir así su responsabilidad como agresor. En todo caso, la declaración habría caído de lleno en el elogio a la nueva ideología diseñada por Cirilo I, no solo por no identificar a Rusia como una de las partes en conflicto en Ucrania, sino por referirse en términos elogiosos a lo que llama “renovación sin precedentes de la fe cristiana” en Rusia, mientras que por el contrario Ucrania, donde sí hay libertad y renovación religiosa y además una notable presencia católica (principalmente greco-católicos, o de rito bizantino), era pintada en el documento como un país sumido en una grave crisis económica y humanitaria.

En definitiva, aunque Hovorun reconoce el papel humanitario jugado por la Iglesia católica, afirma que la única Iglesia que ha actuado “adecuadamente” ante la cuestión ucraniana es el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla. Por mi parte, añadiría que también lo ha hecho el primado de la Iglesia greco-católica ucraniana, Svjatoslav Shevchuk, cuyo título es arzobispo mayor de Kiev, de Galicia y de toda Rutenia. Este, en efecto, ha condenado al agresor ruso, y a Putin, en innumerables ocasiones. También ha criticado al patriarca de Moscú por su defensa de la guerra como una supuesta defensa de la Ortodoxia.

Con todo, ni siquiera Shevchuk ha sabido ver la primacía del Cirilo I en la construcción de la ideología que ha llevado a la guerra, ya que ve a la ortodoxia rusa como “atrapada en la doctrina del Estado de Putin”.

Como hemos visto, al menos según Hovorun, todavía no hay ninguna Iglesia cristiana que se haya atrevido a decir la verdad, reconociendo que la responsabilidad en esta guerra corresponde, en cuanto instigador, al patriarca Cirilo I de Moscú. Y sin decir la verdad, parece difícil que se pueda hacer una verdadera aportación a la paz. (En la imagen, palabras del papa Francisco el 29 de agosto de 2023 elogiando a la “Gran Rusia”.)

Elogios del papa Francisco al imperialismo ruso.
Elogios del papa Francisco al imperialismo ruso.

Hablando de aportaciones, les recuerdo que en el chat de esta emisión tienen la posibilidad de contribuir a la ayuda de Cáritas a Ucrania, les recuerdo que pueden suscribirse al canal Centroeuropa, incluso darle a me gusta a este vídeo o si quieren colaborar económicamente con el canal clicar en el botón de “unirme”. Sin otro particular, les saluda afectuosamente, Santiago Mata.

Las dos mentiras sobre el papa Francisco y el Sínodo de los Obispos El Papa no quiere ser en el Sínodo un policía de la Religión, pero tampoco el cocinero de un restaurante que ofrece menús a medida


En este primer vídeo después de comenzado el Sínodo de los Obispos sobre la Sinodalidad, quiero referirme a las preguntas enviadas por cinco cardenales al Papa y cuya respuesta se publicó el 2 de octubre.
El Papa reafirmó la doctrina católica tradicional en los cinco puntos consultados, que eran: 1) la inmutabilidad de la revelación divina, 2) que no se pueden celebrar ceremonias semejantes a bodas para las parejas gays, 3) que la sinodalidad consiste en escuchar y no en ceder el poder; 4) que no se puede ordenar sacerdotisas a las mujeres y 5) que no se puede absolver en confesión a una persona que no se arrepienta de sus pecados.


Lo sorprendente es que, quienes hacían esas preguntas esperando que el Papa defendiera la doctrina tradicional, no se han alegrado de que lo haya hecho, y, por el contrario, quienes hubieran preferido que el Papa diera respuestas contrarias a la doctrina tradicional de la Iglesia, se han alegrado como si el Papa les hubiera dado la razón a ellos. ¿Cómo explicarse esto?
Sigue leyendo Las dos mentiras sobre el papa Francisco y el Sínodo de los Obispos El Papa no quiere ser en el Sínodo un policía de la Religión, pero tampoco el cocinero de un restaurante que ofrece menús a medida

Mártires de Japón: ¿Por qué se rechazó a Occidente durante tres siglos? En Mártires de Japón Santiago Mata explica la persecución al cristianismo y el rechazo a Occidente durante tres siglos


¿Cuáles fueron las causas de la persecución religiosa en Japón? ¿Por qué no desaparecieron los cristianos? ¿Y por qué no ha alcanzado el cristianismo relevancia en ese país?

Santiago Mata resuelve estos enigmas en Mártires de Japón, que se presenta en Sevilla el viernes 27 de octubre de 2023, a las 18.00, en la Escuela de Estudios Hispano-Americanos (Calle Alfonso XII, 16). Intervendrán en la presentación el Dr. Carlos Martínez Shaw, de la Real Academia de la Historia, el Dr.  José María García Redondo, del Instituto de Historia del CSIC, y el autor, Dr. Santiago Mata.

Para entrevistar al autor pueden escribir a santiago.mata@live.com

Mártires de Japón puede adquirirse en: Sekotia; El Corte Inglés; FNAC; TROA; Popular Libros; Librería Luces. Versión Kindle en Amazon.
Sigue leyendo Mártires de Japón: ¿Por qué se rechazó a Occidente durante tres siglos? En Mártires de Japón Santiago Mata explica la persecución al cristianismo y el rechazo a Occidente durante tres siglos

Papa al Sínodo: ni ordenar mujeres, ni casar homosexuales En respuesta a cinco cardenales, el papa Francisco repite que no es posible ordenar sacerdotisas a mujeres ni casar a parejas de homosexuales


Hola, les saluda Santiago Mata, para comentar brevemente la respuesta que hoy, 2 de octubre de 2023, ha dado el papa Francisco (ver en este link) a los temas más espinosos que ha de tratar el próximo Sínodo de los Obispos, confirmando que no se puede ordenar sacerdotisas a mujeres, que no se puede casar a parejas homosexuales y que para dar la absolución de los pecados, el sujeto que se confiesa debe mostrar sincero arrepentimiento por sus pecados.

Aunque seguramente podrán encontrar pronto en otros lugares sesudos análisis teológicos, hago este vídeo sobre todo para completar lo dicho en el vídeo en que comenté la posibilidad de que el Papa fuera hereje (ver en este link) por el hecho de apoyar doctrinas morales probabilísticas, es decir, demasiado tolerantes. Pues bien, a mi entender, con estas respuestas que hoy ha publicado el Papa, queda más claro si cabe que no tiene sentido arrojar sobre Francisco esa acusación, ya que con esta declaración marca distancias respeto a esa moral que da un valor determinante en el juicio moral a las circunstancias de los actos humanos, hasta el punto, me atrevería a decir, de que supone una auténtica rectificación de algunos aspectos dudosos de la exhortación apostólica Amoris laetitia de 2016.
Sigue leyendo Papa al Sínodo: ni ordenar mujeres, ni casar homosexuales En respuesta a cinco cardenales, el papa Francisco repite que no es posible ordenar sacerdotisas a mujeres ni casar a parejas de homosexuales

La crisis del Opus Dei sin rollos jurídicos Explicación de lo que está pasando con el Opus Dei, sin utilizar ni una sola vez palabras como Prelatura o Código de Derecho Canónico


Un amigo y espectador me plantea el reto de explicar la crisis del Opus Dei “sin rollos jurídicos”. Soy Santiago Mata y les doy la bienvenida en el canal Centroeuropa a este intento de contar lo que está pasando con el Opus Dei, sin utilizar ni una sola vez palabras como Prelatura o Código de Derecho Canónico.

Mi amigo me sugería titular este vídeo con la pregunta ¿crisis del Opus Dei o crisis de la Iglesia? Y es que, en efecto, podríamos resumir la cuestión diciendo que es una crisis de identidad de la Iglesia católica. Parece que no sabemos lo que es el Opus Dei, cómo definirlo o dónde meterlo, y eso sucede porque la Iglesia católica no sabe qué son los laicos, dónde meterlos, ni cómo definir su misión.
Sigue leyendo La crisis del Opus Dei sin rollos jurídicos Explicación de lo que está pasando con el Opus Dei, sin utilizar ni una sola vez palabras como Prelatura o Código de Derecho Canónico

¿Cómo se hacen herejes algunos tradicionalistas? El rigorismo moral, asociado a grupos tradicionalistas, fue característico de herejías como el donatismo, el catarismo o el jansenismo


Dado que vemos en la Iglesia un cierto enfrentamiento entre dos partes -una considerada progresista y otra conservadora-, toca hoy preguntarnos si pueden ser herejes también los que se presentan como defensores de la fe frente a las novedades, y a los que en términos generales se suele llamar tradicionalistas. Soy Santiago Mata y les doy la bienvenida al canal Centroeuropa.

Aunque habrá que matizar qué entendemos por tradicionalismo, parece claro que si se puede exagerar por el lado del permisivismo moral, también por el extremo del rigorismo moral se puede caer en exageraciones. ¿Pero podemos llamar herejías a estas exageraciones? Sí, porque atacan una parte esencial de la doctrina cristiana, que es el amor al prójimo, ya que tratan de imponer la verdad, pero a costa de maltratar a las personas, de no respetar su libertad, de no tratarlas, en definitiva, con caridad.


Sigue leyendo ¿Cómo se hacen herejes algunos tradicionalistas? El rigorismo moral, asociado a grupos tradicionalistas, fue característico de herejías como el donatismo, el catarismo o el jansenismo

¿Qué pasaría si el papa Francisco fuera un hereje? Santiago Mata concluye que el papa Francisco "cree" que la moral no forma parte de la fe y que las excepciones deben convertirse en norma


¿Es posible que el Papa tolere o incluso defienda herejías, y que algunos piensen que por ese motivo dejaría de ser el Papa legítimo? Incluso aceptando su liderazgo, ¿deben tomar los católicos precauciones frente a algunas afirmaciones del papa Francisco, si se prueba que son, al menos, opciones probablemente falsas? Soy Santiago Mata, les doy la bienvenida al canal Centroeuropa y en este vídeo les mostraré, primero que es falso que el Papa esté proclamando herejías, segundo que, aunque las proclamara, eso no afectaría a su legitimidad y tercero que, sí, es cierto que el Papa defiende teorías morales altamente arriesgadas, frente a las cuales todos deberíamos tomar precauciones.

Sigue leyendo ¿Qué pasaría si el papa Francisco fuera un hereje? Santiago Mata concluye que el papa Francisco «cree» que la moral no forma parte de la fe y que las excepciones deben convertirse en norma

¿Habrá un cisma en la Iglesia católica tras el Sínodo de la Sinodalidad? El Papa se ha propuesto hacer imposible un cisma en la Iglesia y eso es clave para entender qué pasa en torno al Sínodo de la Sinodalidad


¿Son ustedes de los que piensan que la Iglesia católica podría dividirse a causa de un cisma por las discusiones en torno al próximo Sínodo de los Obispos, que se celebrará en Roma del 4 al 29 de octubre? Soy Santiago Mata, les doy la bienvenida al canal Centroeuropa, y en este vídeo les mostraré que no, que no es nada probable que suceda un cisma, al menos no un cisma al estilo clásico como el de los protestantes; y la razón es que el papa Francisco lo ha organizado todo precisamente para que algo así no pueda ocurrir, mientras él viva y mientras se mantenga el estilo de gobierno papal que él ha inaugurado.


Me propongo, por tanto, explicar lo que pienso que pretende el papa Francisco al organizar este Sínodo llamado de la Sinodalidad, pero veamos antes qué es un sínodo en general, qué bandos se han formado en torno a este sínodo, cómo gestiona el Papa esos bandos y, finalmente, qué pienso que puede salir de positivo de este Sínodo, aparte del hecho de que la Iglesia sobreviva a estas tensiones, que no es poco.
Sigue leyendo ¿Habrá un cisma en la Iglesia católica tras el Sínodo de la Sinodalidad? El Papa se ha propuesto hacer imposible un cisma en la Iglesia y eso es clave para entender qué pasa en torno al Sínodo de la Sinodalidad

La prelatrampa del Opus Dei. Traición en Roma Si el Opus Dei es una prelatura personal rara por integrar laicos y sacerdotes, ¿por qué se rechazó añadir el sufijo de "cum proprio populo"?


Me enfrento al triple reto de explicarles qué ha pasado con el Opus Dei, por qué se ha hecho eso y qué efecto puede tener en el futuro. Soy Santiago Mata, hoy es domingo 27 de agosto de 2023, y desde el canal Centroeuropa me permito traerles virtualmente hasta este lugar de Roma, llamado Torre Argentina, donde los arqueólogos han encontrado, al final de ese foso que ven a mi izquierda, el lugar exacto donde fue asesinado Julio César, primer emperador romano. Y es que aquí puede que nos encontremos también ante un caso de engaño o traición, aunque no vuelen los puñales.

Lo sucedido con el Opus Dei se resume en que el papa Francisco ha decidido que esa institución, la única de la Iglesia católica que tiene la forma jurídica de Prelatura personal, sea asimilada a una asociación clerical, donde solo serían miembros de pleno derecho los sacerdotes y seminaristas, que apenas suponen el 2% de los miembros del Opus Dei, ya que el resto son laicos.
Sigue leyendo La prelatrampa del Opus Dei. Traición en Roma Si el Opus Dei es una prelatura personal rara por integrar laicos y sacerdotes, ¿por qué se rechazó añadir el sufijo de «cum proprio populo»?

Por qué el caso del Opus Dei anticipa el Concilio Vaticano III ¿Los cambios impuestos al Opus Dei favorecerán o retrasarán el camino hacia una Iglesia que respete plenamente el papel de los laicos?


La Iglesia del futuro será una Iglesia en la que no manden los curas. Una Iglesia mucho más parecida a la de los primeros cristianos, donde los protagonistas eran los laicos. Pero eso será solo si la propia Iglesia comprende bien el objetivo al que quiere llegar y los medios para lograrlo. Uno de estos medios, desde que nació hace casi un siglo, es el Opus Dei, al que recientemente el Papa ha impuesto determinados cambios. El alcance de esos cambios y si favorecerán o retrasarán el camino hacia esa Iglesia en la que los curas no manden, es algo que espero poderles explicar ahora.


Soy Santiago Mata, les hablo en el canal Centroeuropa y voy a presentarles cómo el futuro de la Iglesia depende de que se deje participar en ella plenamente a los laicos, pero al mismo tiempo se les pueda prestar el auxilio sacerdotal que necesitan.
Sigue leyendo Por qué el caso del Opus Dei anticipa el Concilio Vaticano III ¿Los cambios impuestos al Opus Dei favorecerán o retrasarán el camino hacia una Iglesia que respete plenamente el papel de los laicos?

Por qué el Papa tiene prisa por cargarse al Opus Dei El plan del papa Francisco para evitar el cisma reduciendo todo carisma al asociativo y por qué el Opus Dei se deja maltratar


¿Son ustedes de los que piensan que al papa Francisco le cae muy mal el Opus Dei, y que por eso ha equiparado, el pasado 8 de agosto, la Prelatura personal con una asociación clerical, dejando de esa forma fuera de la institución al 98% de sus miembros que son laicos? Pues si piensan eso han de saber que están muy equivocados, que el Papa Francisco ama sinceramente al Opus Dei y la labor que hace en la Iglesia, pero que ha tomado la decisión de cargarse jurídicamente la prelatura, ciertamente, eso es verdad, se la ha cargado porque piensa que esa es la única forma de salvar a la Iglesia frente a un cisma inminente.

Aquí un añadido y más abajo el resto del texto de vídeo: Quizá resulta exagerado decir que los laicos son descartados automáticamente. Lo que se discute no es la naturaleza secular o clerical, claro que sería problemático si se pretendiera atacar la secularidad y volver religiosos-consagrados a los laicos; cuando se habla aquí de clero se entiende clero secular, y en eso no hay cambio.
Lo que está en juego es la naturaleza jerárquica o carismática de una institución (no tendría por qué oponerse, es la postura del Opus Dei, pero eso no se quiere admitir): si tiene poder en la Iglesia.
Entiendo que el Papa quiere dejar sentado que solo un grupo de personas, los obispos diocesanos, tienen auténtico poder jerárquico, todo lo demás son carismas, es armar lío, cantar y bailar, o santificar el trabajo si quiere, pero que no pretendan meterse en la jerarquía.
Toda esta operación la entiendo como una negación del carácter jerárquico de la prelatura. Así que si he remarcado que parezca quedar de lado el laicado de la prelatura, era más bien para decir que preocuparse por eso es luchar contra molinos de viento: una vez que asumáis que no mandáis ni formáis parte de la jerarquía -sería la postura papal-, organizaos como queráis.
Resulta poco laical que los laicos, y sobre todo las laicas, estén en una institución asimilada a una asociación clerical. Pero, insisto, lo importante no es el adjetivo clerical, sino el sustantivo asociación: aceptar que los carismas son asociativos. Claro que para el Opus Dei venía muy bien formar parte de la jerarquía ordinaria para que se viera que forma parte del plan de Dios para la Iglesia… Pero el Papa no lo entiende así.
En la práctica, entiendo que se puede dejar sobrevivir la Prelatura, pero con formas (y reglas) absolutamente asociativas, donde los compromisos se adquieren sin formalidades jerárquicas. Todo podrá continuar como ES, a nadie se le puede negar el derecho (asociativo) de vivir unas normas y costumbres junto con un grupo de personas a las que se asocia… En cambio, mantener a laicos, y sobre todo mujeres, en una Prelatura asimilada a sociedad clerical, cuando la doctrina que los miembros de la Obra han desconocido, pero era mayoritaria en derecho canónico (y que ahora el Papa rubrica), consideraba a las prelaturas cosa de curas, equivaldría a rebelarse contra lo que se pide.
Es mejor que se queden en la prelatura los curas y seminaristas y que los laicos se integren en una asociación a cuyo servicio estén los curas. Si no se entiende dentro de la Obra como una ofensa al fundador y al beato Álvaro, se podría incluso disolver la prelatura y dejar la asociación clerical (Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz), en la línea de lo que ha dicho el prelado: los laicos son la razón de ser y son miembros vocacionales de esta FAMILIA SOBRENATURAL, que incluye una prelatura, pero que sería un estorbo si la gente entiende que los laicos están al servicio de los curas.

(A continuación, el resto del texto del vídeo.)
Sigue leyendo Por qué el Papa tiene prisa por cargarse al Opus Dei El plan del papa Francisco para evitar el cisma reduciendo todo carisma al asociativo y por qué el Opus Dei se deja maltratar

Benedicto XVI quiso frenar al Anticristo (Peter Seewald) El biógrafo de Benedicto XVI recuerda que quiso ser un dique para contener al Anticristo y considera al papa Francisco un revientapresas


Hola, les saluda Santiago Mata, en el canal Centroeuropa, para presentarles, por primera vez en castellano, una traducción completa de la entrevista que publicó el portal kath.net, el pasado 25 de julio, con el principal biógrafo de Benedicto XVI, su compatriota alemán Peter Seewald. He querido destacar el aspecto escatológico del anterior Papa que, según su biógrafo se veía como un freno o una presa para contener la acción del Anticristo. Por su parte, como verán, Seewald afirma que, con su desprecio al legado de Benedicto, el papa Francisco es un revientapresas cuyo efecto puede ser que lo que del cristianismo queda en Occidente sea arrasado. Por ser ayer el día de la memoria de las víctimas del Gulag, pongo de fondo esta vista que grabé en 2019 en el Museo de los Mártires de la época soviética en Moscú.


Vamos pues, con el texto completo de la entrevista con Peter Seewald, que comienza con esta pregunta:
Sigue leyendo Benedicto XVI quiso frenar al Anticristo (Peter Seewald) El biógrafo de Benedicto XVI recuerda que quiso ser un dique para contener al Anticristo y considera al papa Francisco un revientapresas

Torreciudad: el Papa da por extinto al Opus Dei El papa Francisco envía una señal, con la expropiación de Torreciudad, de que quiere dar al Opus Dei un estatuto asociativo, no jerárquico


Les saluda Santiago Mata para intentar explicar por qué me parece que la expropiación, por así llamarla, del Santuario de Torreciudad, en Huesca, España, muestra que para el papa Francisco el Opus Dei ha dejado de tener personalidad jurídica propia, al menos la que tenía como prelatura personal y, en la práctica, pasa a ser un organismo en cuyas actividades deben imponer su autoridad los obispos diocesanos.


Este acto tan significativo de arrebatar, por así decirlo, una de las labores apostólicas más significativas del Opus Dei, me parece un aviso a navegantes, un pistoletazo de salida, una llamada para que los obispos comprendan que el Papa quiere que ellos extiendan su autoridad sobre las actividades del Opus Dei, arrinconando a la que hasta ahora ha existido, es decir, al prelado y a las demás autoridades de la Prelatura, incluso aunque parezca que de esa forma los obispos están violando el derecho canónico.
Sigue leyendo Torreciudad: el Papa da por extinto al Opus Dei El papa Francisco envía una señal, con la expropiación de Torreciudad, de que quiere dar al Opus Dei un estatuto asociativo, no jerárquico

Por qué no habrá más Papas como los de antes (Garabandal) Los Papas parecen haber perdido la capacidad de gobernar la Iglesia con el estilo de "ordeno y mando" a que estábamos acostumbrados


Quiero explicar por qué pienso que ya no habrá más Papas como los de antes. Para que comprendan a qué me refiero les propongo retrasar sus relojes dos mil años y preguntarles cuántos nombres de papas de los tres primeros siglos de cristianismo conocen, aparte del de san Pedro.


Probablemente su respuesta, lo mismo que la mía será: ninguno. ¿Significa esto que en los tres primeros siglos de cristianismo no hubo papas? No, claro que los hubo. ¿Significa esto que NO fueron todos y cada uno de ellos la piedra sobre la que se edificó la Iglesia? No, está claro que lo fueron. Pero no eran papas que gobernaran la Iglesia a golpe de “ordeno y mando”, emitiendo decretos y documentos conocidos por todos los católicos y que eran aceptados y obedecidos inmediatamente por todo el mundo: no, los papas de los primeros siglos eran pastores del rebaño de Cristo, pero no ejercían prácticamente ningún poder, y casi ninguna influencia sobre los cristianos, más allá del ejemplo, muchas veces martirial, sobre unos pocos fieles en la Iglesia de Roma.
Pues esto es, en definitiva, lo que yo pienso que va a pasar y de hecho está ya pasando, dado que nuestro mundo se ha vuelto completamente ajeno a la realidad, e incluso a la mera suposición, de que el papa tenga un poder de jurisdicción sobre todo el mundo, es decir, que Cristo le haya dado poder sobre esa masa inmensa de mil trescientos millones de personas que se llaman católicas, e incluso sobre el resto de seres humanos.
Sigue leyendo Por qué no habrá más Papas como los de antes (Garabandal) Los Papas parecen haber perdido la capacidad de gobernar la Iglesia con el estilo de «ordeno y mando» a que estábamos acostumbrados