Archivo de la etiqueta: comunismo

En memoria de Ricardo Estarriol, el más longevo corresponsal español en Centroeuropa Ricardo Estarriol fue el primero y más longevo de los corresponsales españoles en Centroeuropa en la segunda mitad del siglo XX

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Recibo hoy la noticia del fallecimiento, anoche, de Ricardo Estarriol, primer y más longevo corresponsal español en Centroeuropa, a quien tuve el gusto de tratar cuando viví en Eslovaquia y Austria (1996-2004), manteniendo esa amistad hasta ahora.

No me corresponde a mí describir el trabajo periodístico de Ricardo, desde que llegó a Austria en 1958 hasta este mismo año, en que redactaba su libro De la guerra fría a la nueva Europa. Memorias de un testigo, que en algunas referencias aparece ya como publicado y que espero que, en efecto, lo sea. Baste con decir que si no fue estrictamente el primer periodista español en Centroeuropa -pues ese título quizá lo pueda reclamar hasta Donoso Cortés, y además, vaya usted a saber lo que cada quién entiende por Centroeuropa-, sin duda ha sido el más longevo, pues ni con su jubilación a fines de siglo dejó de escribir y corresponder.

Desde que Ricardo Estarriol dejó de ser para mí el nombre de un corresponsal notorio por su labor en la Polonia de Solidaridad, en la caída del Telón de Acero y las guerras posteriores (principalmente las balcánicas), pero en realidad ya desde la Primavera de Praga, y lo vi en persona, me trató con discreta cordialidad, poco llamativa, por su naturalidad: trataba a todos como hubiera deseado que a él le trataran, regla de oro que, como es sabido, es fácil de decir y difícil de hacer.

Ricardo fue corresponsal de La Vanguardia
Ricardo fue corresponsal de La Vanguardia

Cristiano cabal y catalán universal

Aunque por su escasez los dos adjetivos que acabo de utilizar no sirven para un titular hoy día (resultaría ininteligible), a Ricardo le cuadran: estoy seguro de que el origen de su cordialidad era el deseo de ser buen cristiano, e igualmente puede ser puesto entre los (seguramente muchísimos) catalanes que destacan por un sentido algo más que común (seny), que le permitía empatizar con cualquiera, poniéndose en su lugar, superando por lo menos en lo que de él dependía, cualquier barrera.

Ricardo es una de las pocas (pero gracias a Dios no la única) personas de las que puedo decir que nunca les oí hablar mal de nadie, pero no lo lograba a base de callar, porque siempre tenía algo interesante de lo que hablar.

En lo personal, estoy seguro de que Ricardo veía algo en los demás (incluso en mí) que le hacía apreciarlos tanto o más que ellos (y en mi caso diría, seguro que más de lo debido). No es que se hiciera el ignorante, pero no apreciaba sus conocimientos y opiniones más que los de los demás, lo cual como dije antes no se nota, pero es extremadamente raro en personas que dedican su vida a buscar la verdad, y que por tanto suelen creen que la han encontrado y concluir que saben más que los demás.

A pesar de llevar en Centroeuropa 40 años más que yo, constato que Ricardo siempre me preguntaba desde ese punto de vista de quien busca la verdad y cree que otro debe conocerla mejor que uno mismo, en muchas cosas referentes a Eslovaquia, Croacia, países eslavos en general, y hasta Austria. Alucinante, pero cierto.

La mejor lección al respecto me la ha dado ya mucho después de que dejáramos de vernos cuando me consultó sobre el interés que podrían tener sus memorias, que naturalmente le animé a escribir. Le ayudé en lo que pude a enfocar los aspectos que me consultó, y hasta a corregir expresiones, dado que su larga ausencia de la patria hispana las hacía necesarias… Y siempre encontré ese interés de quien cuenta con los demás para que le ayuden igual que él está dispuesto a ayudar.

Interesado en la labor de los demás

Lo anterior parecería simplemente inteligente para sacar de otros lo que pueden darle a uno. Pero Ricardo ante todo daba, y también con naturalidad. A veces me llamaba por teléfono para responderme a una consulta que le había hecho por whatsap y que por tanto era casi meramente retórica (no esperaba contestación) o para interesarse por algo que yo estaba escribiendo o investigando. Por ejemplo, mi último libro sobre la Virgen de Guadalupe. Pero no se limitaba a interesarse, sino que daba ideas. Ejemplo: me propuso escribir, ya que lo había hecho sobre las supuestas apariciones de Garabandal, sobre las de Medjugorje. Y, cuando le aclaré que sería muy probablemente para llegar a la conclusión de que eran un fenómeno manipulado en buena medida, me dio a entender -pero con esa discreción de siempre, donde la propia opinión no importa- que es lo mismo que él pensaba. La realidad es -pienso- que él estaba interesado, precisamente por llevar décadas viendo y oyendo testimonios sobre ese asunto, por llegar a la verdad, y confiaba en la capacidad de las personas para encontrarla.

Ya que he mencionado este asunto, lo completaré diciendo que, una vez terminado el libro de Guadalupe, cuando de nuevo me dijo algo sobre Medjugorje, opiné que en este caso era mejor confiar en que las cosas se vayan aclarando de por sí que dar la impresión de que uno quiere ir contra algo o alguien, y que prefería dedicar mi tiempo a investigar cosas más positivas, y me dijo que él había llegado a la misma conclusión.

Curiosamente, hoy, cuando recibo la noticia de su muerte, se celebra un rosario rezado, dentro del “maratón” propuesto por el papa Francisco para el mes de mayo, precisamente en Medjugorje, y me ha ayudado a reflexionar sobre hasta qué punto estaría Ricardo de acuerdo en que el mal se supera con el bien, y que si hay quien ha pretendido allí engañar y ha manipulado a la gente y desobedecido, a veces hay que confiar en que tratando bien y rezando por y con la gente, los malentendidos se vayan aclarando… A fin de cuentas muchos templos cristianos en la antigüedad se erigieron sobre templos paganos, no para imponer una verdad frente a otra, sino para santificar con la presencia de Dios y la oración un lugar que el demonio quería destinar al engaño. Todo un programa para buscar la verdad. Pero yo se que Ricardo, no buscaba una verdad abstracta, sino a Jesucristo resucitado, y que ya se ha encontrado de forma definitiva con Él. Acuérdate ahora ante Él de los que aquí tomamos de alguna manera el testigo de tu fecunda labor. Una abraçada y hasta siempre,

Santiago Mata

Valladolid, 15 de mayo de 2021.

Ricardo Estarriol, en su perfil de Whatsap
Ricardo Estarriol, en su perfil de Whatsap

Aeroflot dejará de esgrimir la hoz y el martillo como emblema Tras las críticas de personas que recordaban que son el símbolo de un sistema totalitario que oprimió a Rusia, Aeroflot sustituirá la hoz y el martillo

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Como parte de un comunicado de prensa fechado el 13 de enero de 2020, la línea aérea nacional de Rusia, Aeroflot, anunció que antes de 2023 habrá eliminado como emblema la hoz y el martillo. Sin salir del anonimato, los representantes de la empresa afirmaban que no se trataba de un “cambio llamativo”, sino solo de hacer desaparecer “elementos de diseño arcaicos”.

En los últimos tres años (2017, 2018 y 2019), el autor de este blog había enviado sendas cartas a la dirección de la compañía pidiendo que, por respeto a las víctimas del totalitarismo comunista, se dejara de imponer el uso de la hoz y el martillo. Hasta ahora, la respuesta siempre fue que los símbolos del comunismo eran útiles para identificar a Aeroflot. Ahora, tras la intervención de personas de nacionalidad rusa que comparten el respeto hacia las víctimas del totalitarismo, la empresa ha decidido rectificar, motivo por el cual desde aquí les felicito y agradezco ese paso hacia la reparación de una injusticia.

историк Сантьяго Мата
El historiador Santiago Mata en Moscú (2017). историк Сантьяго Мата

Ya en 2017 la Fraternidad de la Transfiguración se hizo eco de mi petición dirigida a Aeroflot al hablar de la charla que con ellos mantuve respecto a la necesidad de fomentar la reconciliación sin renunciar al reconocimiento de la verdad y del mérito de las víctimas que prefirieron sufrir el mal antes que hacerlo. Como bien resumían, en esa ocasión me referí al fracaso que en España (y seguramente otros países) ha supuesto pretender la reconciliación mediante el olvido, dando como resultado que “en un esfuerzo por perdonar el mal, se olvide el bien”.

Aeroflot: Volar arrastrando cadenas o apuntar al futuro

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Como siempre tras viajar con ellos, escribo a Aeroflot una carta protestando por el uso de la hoz y el martillo; como siempre, responden que les enorgullece el recuerdo de la tiranía (versión rusa en “seguir leyendo”).

Al señor Vitaly Saveliev, Director general de Aeroflot.

Madrid, 26 de agosto de 2019.

Como cada año tras regresar de Rusia utilizando su aerolínea, me siento obligado a agradecer la calidad de sus servicios y a preguntar a sus responsables por qué siguen utilizando como emblema el símbolo del comunismo.
Ya me dieron como respuesta que es el símbolo más conocido de su país, y más o menos esa misma respuesta me dio uno de sus empleados en la puerta del embarque cuando le pregunté, señalando la hoz y el martillo enormes que llenaban la manga de su uniforme, si era comunista. Contestó que no, y como explicación de por qué la llevaba respondió: es la historia.
Como historiador, no puedo aceptar que se compare a la historia como una fuerza de inercia irresistible. Los hombres somos libres y, por mucho que podamos estar condicionados, e incluso tengamos que reparar los crímenes del pasado, no podemos asumirlos como culpa propia y menos imponerlos a otros, o tratar de camuflarlos como si nada hubiera habido de malo en una ideología que mató a millones de personas de su propio país. Eso no es un accidente de la historia.
Comprendo que por la ignorancia de muchos, aún se pretendan resaltar los aspectos supuestamente positivos del comunismo, y que por tanto no sea prudente erradicar todos sus símbolos. Comprendo que se pretenda que puedan quedar, como si fueran los emblemas de la antigua Roma en Italia, en los monumentos, pero no en el emblema de una empresa que quiere apuntar hacia el futuro y el progreso. Si lo más conocido de un país fueron las actividades de un grupo criminal, habrá que emplear la imaginación y el esfuerzo de todos para lograr ser reconocidos por aspectos positivos.
Si usted reconoce que eso es cierto, me gustaría al menos saberlo, y si no puede cambiar la situación, le agradecería si al menos lo reconoce, porque reconocerse incapaz es al menos un buen paso para que quienes lo sepan acudan en su auxilio y lo que para uno solo es una tarea imposible, quizá no lo sea cuando muchos sean conscientes de que entre todos se pueden sacudir las cadenas a las que algunos llaman historia. Con afecto, se despide:

Santiago Mata

Respuesta, 27 de agosto de 2019.

Estimado Santiago:

Como le informamos anteriormente, la hoz y el martillo alados han sido un símbolo integral de la aerolínea desde su inicio. La experiencia ha demostrado que este símbolo es el más reconocible, y Aeroflot no planea reemplazarlo.

Gracias de nuevo por sus comentarios. ¡Siempre nos complace darle la bienvenida a bordo de nuestro avión!

Saludos

Anastasia Fedorova.

Jefe del departamento de Atención al Cliente.

Departamento de Gestión de Calidad de Producto.

Seguir leyendo Aeroflot: Volar arrastrando cadenas o apuntar al futuro

Lo que aprendí de Luka Brajnovic y de Carrillo Del primero aprendí qué difícil es perdonar, del segundo que una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad, pero hace más difícil decir la verdad

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter
Viendo un vídeo sobre el profesor Luka Brajnović (léase Bráinovich), me parece que falta entre los comentarios algo sobre lo que tuve experiencia directa. La sensación que, me parece, se tiene al ver el vídeo, y que en cierto modo se tenía al hablar con don Luka era la de que se trataba de un hombre “bueno por naturaleza”, un pedazo de pan, incapaz de matar una mosca. Si, como dice alguien en el vídeo, nunca habló mal de nadie, debía ser algo natural, como que no le costaba. Y qué mérito tendría eso.
Seguir leyendo Lo que aprendí de Luka Brajnovic y de Carrillo Del primero aprendí qué difícil es perdonar, del segundo que una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad, pero hace más difícil decir la verdad

¿Aeroflot es una compañía comunista? – Аэрофлот – коммунистическая компания? Tras mi primer vuelo en Aeroflot he pedido al director Vitaly Saveliev que retire la simbología comunista que siguen imponiendo. #намнужнорасстаться

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter
Vitaly Saveliev. Aeroflot – Director General (saveliev-info@aeroflot.ru)

Amsterdam 22.8.2017

Estimado Sr. Saveliev:

Acabo de bajar de un avión de Aeroflot que me trajo de Moscú (SU2694Q con salida a las 14.45, como puede ver por la foto adjunta de mi billete) y me apresuro a felicitarle por la calidad del vuelo pero al mismo tiempo pedirle que tome en consideración la necesidad de cambiar de icono para representar a su compañía. No entiendo que con el símbolo de la hoz y el martillo su compañía prolongue la presencia en las mentes y en las vidas, en los uniformes de sus empleados y hasta en los pastelitos de la comida, de una dictadura que sometió a su país a un sufrimiento terrible. No es excusa que bajo el símbolo de la hoz y el martillo se hicieran también gestas como vencer a los nazis, porque Rusia venció a los nazis no gracias al comunismo, sino a pesar de estar gobernados por comunistas. Sea usted coherente, porque no creo que usted quiera volver a sufrir el gobierno del comunismo. Y aunque quisiera, no tiene usted derecho a imponerlo. Y si piensa que no hace más que seguir la inercia como tantos que conservan esos símbolos, piense si quiere seguir entre el grupo de los que no van a aportar nada a la historia o quiere que se respeten los derechos de los empleados por los que debe usted velar. Porque imagino que muchos de sus empleados han sufrido en su carne o en sus familias el comunismo y usted no les permite librarse de esa marca que es como si fuera el número de preso de un campo de concentración grabado en el brazo: usted hace que sus empleadas lleven la hoz y el martillo en las gorras sobre sus mentes, en el pecho sobre sus corazones y en las mangas sobre sus manos, como si quisiera recordarles que fueron esclavos y que a usted no le interesa que sean libres. Espero estar equivocado pero, al menos, denos a los que usamos sus servicios la posibilidad de comer un pastel sin la hoz y el martillo porque el que he comido pienso que se me va a indigestar.

Dios nos juzgará a todos pero además está la historia de su pueblo, que podrá incluirlo a usted entre los que hicieron algo por respetar la dignidad de sus ciudadanos o borrar su nombre con desprecio si no hace nada.

Afectuosamente, se despide:

Santiago Mata

Cliente de Aeroflot
(Click para la versión en ruso.)
Seguir leyendo ¿Aeroflot es una compañía comunista? – Аэрофлот – коммунистическая компания? Tras mi primer vuelo en Aeroflot he pedido al director Vitaly Saveliev que retire la simbología comunista que siguen imponiendo. #намнужнорасстаться

Así controlaron los comunistas el Ejército Republicano en Madrid Pruneda explica cómo dominaron el Ejército Republicano: Miaja era “borracho” y marioneta del PCE; Rojo, “alma de la defensa”, actuó por miedo y vanidad

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter
Declaración del ingeniero Juan Muñoz Pruneda, que estuvo en el estado mayor de Rojo. Miaja era “un borracho y sin ninguna capacidad profesional”, marioneta del PC, y Rojo “era hombre de derechas y los motivos que debió tener para servir a los rojos con la lealtad que lo hizo, debió ser, de un lado el temor de que su vida y la de los suyos peligrara, y de otro, la vanidad que se fue apoderando de él a medida que su capacidad se manifestaba en las operaciones que concebía, hasta el punto que fue el alma de la defensa de Madrid”. Seguir leyendo Así controlaron los comunistas el Ejército Republicano en Madrid Pruneda explica cómo dominaron el Ejército Republicano: Miaja era “borracho” y marioneta del PCE; Rojo, “alma de la defensa”, actuó por miedo y vanidad