Tomás Salvador, La Guerra de España en sus fotografías, p. 284.

La persecución religiosa en la Causa General Copia y borradores de un informe sobre la persecución religiosa durante el periodo republicano (Causa General, legajo 1557,Expediente 11, 81 folios)

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

El texto de este informe sin fecha fue parcialmente publicado en el capítulo V del libro sobre la Causa General (hacia 1943). El texto publicado en esta web incluye desde el comienzo hasta el folio 15, que continúa después del siguiente corte del texto publicado:

(En la misma provincia de Ciudad Real fueron asesinados, además del Obispo y su Capellán, ciento ochenta y ocho sacerdotes, seculares y regulares, novicios y colegiales, cuyos nombres constan, incumbiendo la responsabilidad por estos desmanes al Gobernador civil rojo de la provincia de Ciudad Real y al Comité de Defensa frentepopulista que se constituyó en la misma.)
Son estas víctimas:
D. Fermín Isacia Londra, penitenciario de la Catedral.
D. Eduardo de Dios Villacañas, Beneficiario de la Catedral.
D. Francisco F. Granada, idem.
D. Manuel Contreras López, Habilitado del Clero.
D. Juan Herrero Carrero, profesor del Seminario.
D. Francisco S. Sojo, Mayordomo del Seminario.
D. Evaristo Quirós Quirós, Chantre de la Catedral en Madrid.
D. Luis Castellanos Caravaca, Canónigo de Alcázar de San Juan.
D. Ángel Urriza Barraondo, Canónigo.
D. Pascual Garda Sapirta, Rector del Seminario en Castellón.
D. Matías Álvarez Rivera, Párroco de Villarta.
D. Arcadio Álvarez Sobrino, en Cabezarados.
D. Tomás B. Pérez Serrano, de Infantes.
D. Vicente Borrell, de Tomelloso.
D. Gabriel Campillo Villena, de Montiel.
D. Felipe Campos Aparicio, de Torrenueva.
D. Aníbal Carranza Ortiz, de La Solana.
D. Domingo Chacón Bellón, de Valdepeñas.
D. Andrés Díaz Muñoz, de Villamayor de Calatrava.
D. Rafael Fernández Fernández, de Abenojar.
D. Santiago García de Mateos, de Daimiel.
D. Enrique García Mateos Aparicio, Párroco de Puertollano.
D. Demetrio García de la Torre, idem. de Guadalmez.
D. Félix González Bustos, idem. de Santa Cruz de Mudela.
D. Miguel González Calero, idem. de Hinojosa.
D. Francisco de P. Herreros, idem. de Las Labores.
D. Bernabé Huertas Molina, idem. de Socuellanos.
[Folio 16]
D. Prisco R. Isasi Martín, idem. de Corral de Calatravas.
D. Julio López Donoso, idem. de Retuerta de Bullaque.
D. Antonio Martínez Giménez, idem. de Alcázar de San Juan.
D. Justo Martínez Rodríguez, idem. de Almodóvar del Campo.
D. Juan Félix Molina Treviño, idem. de Almedina.
D. Santos Naranjo Muñoz, idem. de Almagro.
D. Avelino Ortiz Carrasco, idem. de Membrilla.
D. Joaquín Roldán Fernández, idem. de Migueltorre.
D. Orosio Sánchez Alcántara, idem. de Argamasilla del Alba.
D. Victoriano Sánchez Camacho, idem. de Torrinches.
D. Ángel Abengozar Sánchez, Coadjutor de Alcázar.
D. Federico Abengozar Ramón, idem. de Herencia.
D. Carlos Álvarez Rodríguez, idem. en Herencia.
D. Justo Arévalo Mora, Capellán en Santa Cruz de Mudela.
D. Isidoro Arroyo Chacón, Capellán en Manzanares.
D. Gabriel Arroyo Mascaraque, Coadjutor de Manzanares.
D. Bernardo Atochero López, adscrito en San Pedro.
D. Victoriano Beamud Sañoso, Coadjutor en Criptana.
D. Emilio Benítez Gutiérrez, idem. en Malagón.
D. Pedro Morales Buitrago, idem. en Santa Cruz de Mudela.
D. Jaime Cabañero Cabañero, idem. en Puertollano.
D. Ramón Campillo Villena, Coadjutor en Daimiel.
D. Emiliano Campillo Páez (?), Capellán en Daimiel.
D. Clodoaldo Cañizares Tejero, Coadjutor en Alcázar.
D. Tomás Domínguez Bañeza, idem. en Pedro Muñoz.
D. Modesto Ropazo (?) Maján, Capellán en Daimiel.
D. Antonio Espadero Morales, Coadjutor en Infantes.
D. Enrique Fisac Aranda, Capellán Castrense retirado en Daimiel.
D. José García Carpintero, Coadjutor en Valdepeñas.
D. Antonio García Cobos, adscrito en Herencia.
[Folio 17]
D. Pedro García Sotoca, Coadjutor en Valdepeñas.
D. Cristino Gaviña Heredia, idem. en Membrilla.
D. Jesús Gigante Ruiz, Coadjutor en Valdepeñas.
D. Francisco López de la Manzanero, idem. en Manzanares.
D. Manuel López Villalta, idem. en Membrilla.
D. Juan Lorente Gómez, Capellán en Manzanares.
D. Manuel Maroto Sánchez, Capellán en Valdepeñas.
D. José Martín Jiménez, Capellán en Valdepeñas.
D. Alfonso M. de las Muelas, idem. en La Solana.
D. Vicente Mascaraque Gómez, adscrito en Manzanares.
D. José María Mayor Macías, Coadjutor en Tomelloso.
D. Tomás Mellado Pérez, Capellán en Manzanares.
D. Antonio Moralleda González, Coadjutor en Criptana.
D. Aurelio Moreno Cruz, Capellán en Daimiel.
D. Ángel Muñoz de Morales, Coadjutor en Almadén.
D. Manuel Antonio Muñoz Pedrero, Capellán en Criptana.
D. Amador Navarro Lorente, Coadjutor en Tomelloso.
D. Franco Nieto Gallego, Capellán en Criptana.
D. Candelas Muñoz Polo, adscrito en Villarrubia.
D. José Pardilla Moraleda, Coadjutor en Manzanares.
D. Especioso Perucho Granero, idem. en Criptana.
D. Alejandro Prieto, adscrito en Puertollano.
D. Roque Rivas Peralta, Capellán en Moral.
D. Francisco Rodríguez de Guzmán, Coadjutor en Daimiel.
D. José Mª Rodríguez Madridejos, Capellán en Santa Cruz de Mudela.
D. Miguel Ruiz Pérez.
D. Antonio Sánchez Amador, Coadjutor en Fuente del Fresno.
D. Rafael Sánchez de Milla, idem. en Daimiel.
D. Jesús Sánchez de la Nieta, adscrito en Herencia.
D. Faustino Tercero Rodríguez, adscrito en Carrión.
[Folio 18]
D. José Velasco Jiménez, Coadjutor en Moral.
D. Domingo Villegas Muñoz, idem. en La Solana.
D. Eloy Serrano Díaz-Mayordomo, de la Diócesis de Toledo, asesinado en La Solana.
JESUITAS: P.P. Manuel González y José Sánchez Oliva. Hermanos, Domingo Ibanlucea Oregui y Antonio Sánchez Martínez.
MISIONEROS HIJOS DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA: P.P. Francisco García, Tomás Ramos Muñoz y Policarpo Oca Sanmartín. Hermano Coadjutor: Felipe G. de Heredia.
MARIANISTAS DEL COLEGIO DE NUESTRA SEÑORA DEL PRADO: D. Fidel Fuido García, D. Carlos Eraña, D. Mauricio Fernández, D. Cecilio Palacios, D. Jaime Rosas, D. Eleuterio Camacho, D. Jesús Hita y D. Leonardo Garay.
DOMINICOS DEL CONVENTO DE ALMAGRO: P.P. Ángel Marina Álvarez, Manuel Herba Pereira, Antonio Trancho Andrés, José Luis Bádenas, Natalio Camazón Junquera, Luis Suárez Velasco, Eduardo Sainz Lantarón, José Garrido Francés, Pedro López Delgado.
ESTUDIANTES PROFESOS: Francisco Santos Gadierna, José Prieto Fuentes, Paulino Reollo García, Santiago Aparicio López, Ricardo López López, Justo Vicente Sánchez, Sebastián Sainz, Manuel Santiago, Francisco Fernández Viejo.
NOVICIOS DE CORO: Antolín Martínez Santos, José Delgado, Daniel Pérez Doncel.
HERMANOS CONVERSOS: Antonio Mateo del Prado Fernández, Ubaldo Albacete, Fernando García de Dios.
ESTUDIANTES COLEGIALES: Honorio Fernández Fernández y Manuel García Álvarez.
FRANCISCANOS DEL CONVENTO DE ALMAGRO: P.P. Felipe Saez Santos y Máximo Sedana Rodríguez.
TRINITARIOS DEL CONVENTO DE ALCÁZAR DE SAN JUAN: P.P. Hermenegil-
[Folio 19]
do, Francisco, Plácido, Antonio y Buenaventura y el Hermano Esteban.
FRANCISCANOS DEL CONVENTO DE ALCÁZAR DE SAN JUAN: P.P. Martín Gómez Guardia, Antonio López, Diego Bernalta, Ezequiel Moreno y Laureano Alday y Hermanos legos Antonio y Donato Gabriel López.
MERCEDARIOS DEL CONVENTO DE HERENCIAS: P.P. Eliseo Pérez, Luis Arias y Jesús Tizón y Hermanos legos Ramón y Olimpio.
HERMANOS DE LA DOCTRINA CRISTIANA DE SANTA CRUZ DE MUDELA: Hermanos Isidro Muñoz, Antolín Martínez, Ángel Olaya, Valeriano Ruiz, Peral y Urbano Corral González.
PASIONISTAS DEL CONVENTO DE DAIMIEL: P.P. Nicéforo de Jesús y María Germán de Jesús y Mª Juan Pedro de S. Antonio, Felipe del Sagrado Corazón de Mª, Ildefonso de la Cruz, Pedro del Corazón de Jesús, Justiniano de San Gabriel.
ESTUDIANTES DE FILOSOFÍA: Eufrasio del Amor Misericordioso, Mauricio del Niño Jesús, Tomás del Santísimo Sacramento, José de los Sagrados Corazones, José de Jesús y María, Julio del Sagrado Corazón de Jesús, Félix de las Cinco Llagas, José María de Jesús Agonizante, Fulgencio del Corazón de María, Honorino de la Virgen Dolorosa, Laureano de Jesús Crucificado, Epifanio de Jesús Crucificado de San Miguel, Abilio de la Cruz, Zacarías del Santísimo Sacramento, José Mª de Jesús, Hermanos legos: Pablo Mª de San José, Benito de la Virgen del Villar, Anacario de la Inmaculada, Esteban de San Gabriel y Felipe de San Miguel.
PADRES ESCOLAPIOS: P.P. Luciano Mensasalvas y Pedro Rivas.
[Texto que vuelve a aparecer en la web: A los nombres de los doce Prelados relacionados anteriormente, hay que agregar el del Dc. Juan de Dios Ponce, que ejercía funciones episcopales en la Diócesis de Orihuela como Administrador Apostólico de la misma.]
[Al copiar el texto del folio 24 se introduce en esa web un párrafo -”También en Valencia”…- entre el que acaba con “Canuto Rodríguez Alonso” y el que comienza con “Sor Gertrudis Llamazares”; siguen copiando el texto hasta el folio 26, en el párrafo que acaba: “muriendo la víctima abrasada”. Después intercalan: “En Toledo, además”…, seguido de una lista de 15 víctimas, para retomar el texto del folio 26 en: “En el pueblo de Daimiel”. El texto se interrumpe de nuevo en el folio 29, tras el párrafo que termina “donde terminaron de destrozarla”, para intercalar el párrafo: “El conocido escritor pornográfico”. Tras esa intercalación, prosigue el folio 29. En el folio 36, último párrafo, primera línea, se cambia el adjetivo “criminal” por “enconada”. El folio 37 es el último copiado, y como colofón se incluyen en esa web tres párrafos más, desde “Únicamente como ejemplo”, hasta “Ministerio de Justicia del Frente Popular.)”]
[Folio 38: comienza el borrador del texto anterior, con correcciones a mano, hasta el folio 50; en el 51 vuelve a comenzar el texto-borrador hasta el folio 63; en el 64 empieza otra vez con correcciones a mano, hasta el 69; en el 70 comienza otra copia; en el 72 otra con un texto algo diferente (debe ser un borrador más antiguo):]
PERSECUCIÓN RELIGIOSA
Proclamada la República en España el 14 de abril de 1931 y después de grabar en su Constitución el principio de libertad de conciencia establecido en el art. 27, garantizando el derecho de profesar y practicar libremente cualquier religión en tanto se establece este precepto con el fin de dar sensación de respeto y protección a la religión católica apostólica romana, se autoriza y permite que las turbas festejen el advenimiento de la República asaltando Conventos e incendiando Iglesias el mismo día 14 de abril, como ocurre con el Convento de las Maravillas, el de las Mercedes, el de los Padres Salesianos, el de Bellas Vistas [superpuesto a mano un número: 510], el de los Padres Carmelitas de la Plaza de España y el de los Sagrados Corazones de la calle de Tutor [511]. Pocas Parroquias son respetadas y a partir de esta fecha por la connivencia con las turbas por parte de las Autoridades republicanas que mantiene la inpunidad de estos delitos haciendose más frecuentes y en mayo de 1931 se incendia la Casa Profesa de los Padres Jesuitas de la calle de Isabel la Católica y la Iglesia de la calle de la Flor, que fueron quemadas y saqueadas ocurriendo lo mismo con el Colegio de los mismos Padres de Areneros y el Colegio de Chamartín que fue saqueado.[927]
El Gobierno republicano acogiendose a lo dispuesto en la circunstancia primera del art. 26 de la Constitución, que autoriza la disolución de las Ordenes religiosas que por sus actividades constituyan un peligro para la seguridad del Estado decide disolver la Compañía de Jesús en enero del año 1932, quedando a partir de ese momento los Padres Jesuitas sin casas y sin Iglesias.
Celebradas las elecciones el 16 de febrero de 1936 nuevamente las turbas triunfante el Frente Popular reanudan sus ataques a Iglesias y Conventos y el 13 de mayo de 1936 perece bajo la acción de las llamas la Parroquia de San Luis, de cuyo hecho se acompañan fotografías y de la cual apenas pudieron salvarse algunos Vasos Sagrados.[519]
[Folio 73]
llegando en algún caso las hordas rojas, como en el de la Parroquia de San Miguel a colocar en mayo de 1936 una bomba en la parte trasera de la Parroquia.[542]
A partir del 18 de julio de 1936 y dueñas la turbas de la población y puestos en libertad todos los presos por delitos comunes que a la sazón se hallaban cumpliendo condena o sujetos a proceso por haberles sido abiertas las puertas de las cárceles por las mismas turbas que acudieron a liberarlos, hecho ocurrido en los primeros momentos de la dominación roja, acto vandálico, que fue después ratificado por el Gobierno rojo dandole carácter oficial en un Decreto Ley publicado en la Gaceta en Valencia el 22 de enero de 1937, es entonces cuando la persecución religiosa adquiere su máximo relieve y se persigue sin cesar a sacerdotes, Religiosos y Religiosas, y puede asegurarse que como obedeciendo a una consigna en los primeros momentos caen por Dios y por España todos los sacerdotes que a la sazón regentaban parroquias en los pueblos, en tanto que las imágenes de sus iglesias sucumbían en grandes hogueras en las plazas de los mismos.
Los puntos principales de la persecución religiosa se traducen en asaltos a conventos, asesinatos y detenciones e incautaciones de edificios religiosos:
ASALTOS A CONVENTOS
Todas las casas de religiosos, conventos e iglesias son invadidas por las turbas armadas y el procedimiento de la invasión es siempre el mismo, empezando a cometerse estos hechos con gran rapidez a partir del 18 de julio de 1936, consistiendo aquél en la presentación de gran número de foragidos armados.
A partir del 18 de julio las turbas armadas acordonando los edificios irrumpen en ellos.
En los días del 18 al 26 de julio de 1936 son invadidos por las turbas absolutamente todos los conventos de religiosos y religiosas así como parroquias, iglesias y ermitas y por regla general el procedimiento de invasión consiste en
[Folio 74]
que grupos de foragidos armados tras de acordonar el edificio penetraban en él, sacando detenidos a los religiosos y religiosas, o como en el caso del convento de los capuchinos cuya comunidad fue sorprendida y al tratar de huir por tejados y azoteas fueron buen número de ellos perseguidos por la chusma; dandose el hecho vandálico de ser sorprendido el convento de padres dominicos en la mañana del 19 de julio en el momento en que el padre José Santonja Pinsach celebraba la santa misa disparando los criminales asaltantes contra el mencionado padre que cayó herido siendo trasladado después al Sanatorio del Rosario donde permaneció hasta el 14 de agosto día en que fue detenido siendo asesinado al día siguiente 15 del mismo mes.[464 y cuestionario]
En otros casos los sicarios del Gobierno rojo para justificar el asalto a conventos, simulaban haber sido agredidos por los mismos religiosos encontrandose en este caso el convento antes aludido de padres dominicos al que estuvieron tiroteando durante varias horas, pretextando que había falangistas escondidos o como el convento de los padres agustinos de la calle de Valverde que fue atacado también a tiros después de haber arrojado al interior del edificio cápsulas disparadas alegando que habían disparado desde el interior del convento, siendo todos detenidos.[874]
La residencia-convento de las religiosas de Nuestra Señora del Amparo de la calle de Las Huertas nº 16 que estaba dedicada a la recogida y educación de las jóvenes en peligro y abandonadas fue denominada para evitar persecuciones con el nombre de Hospedería, siendo también asaltada por las turbas cuando se enteraron de que se trataba de religiosas y durante el asalto varios elementos marxistas intentaron violar a la hermana María Díaz López, siendo defendida esta hermana por la Madre Directora, María Serneguet, la que más tarde fue asesinada, así mismo desnudaron a varias religiosas, pretextando cachearlas, cuyos actos servían de mofa y burla a las milicias marxistas. También quisieron violar a una acogida de 18 años, llamada María Teresa González de nacionalidad francesa. Uno de los criminales que intervinieron en tan vandálicos hechos se llama Justo Vargas, el que hizo proposiciones de vida marital a la religiosa Carmen Varela Alcón, la que al no acceder y resistirse a tan sacrílega propuesta fue detenida y asesinada.
Las religiosas del convento de la Latina de la calle de Toledo nº 52 de la orden de Concepcionistas Franciscanas tuvieron al igual que las
[Folio 75]
otras órdenes que huir refugiandose en el asilo de San Martín de las Hermanitas de los Pobres (algunas de ellas) en cuyo refugio se hizo un registro, desnudando a las monjas entre amenazas e insultos arrancandolas a viva fuerza los crucifijos que llevaban al cuello, que entre burlas y blasfemias pisotearon.
Así mismo las Hermanas de la Cruz (73) fueron dejadas completamente desnudas durante un registro efectuado por los marxistas sufriendo toda clase de vejaciones.
Dueños los marxistas de los edificios que ocupaban religiosos y religiosas se dedicaron a la comisión de toda clase de actos vandálicos, sacrilegios y profanaciones en el interior de los mismos, siendo los más caracterizados por herir de lleno el sentimiento religioso (antes de este párrafo dar alguna pincelada de pueblos relativo a ASALTOS), la destrucción del monumento al Sagrado Corazón del Cerro de los Ángeles, lugar de peregrinaciones, centro vital de España, el que después del asalto a los conventos que lo circundan y ermitas, volaron con dinamita el 7 de agosto de 1936 después de llevar muchos días trabajando en la confección de barrenos con máquinas perforadoras. Dicha imagen fue fusilada formándose al efecto piquetes de ejecución que dispararon contra ella y puede asegurarse que cuantas veces subía al Cerro de los Ángeles un grupo de milicianos formaban uno de dichos piquetes, cambiando desde este momento el nombre de Cerro de los Ángeles por el de Cerro Rojo, acompañándose fotografía después de la demolición del monumento.
A partir de la entrada de la horda roja en los conventos e iglesias pudo exhibir la España roja el repugnante espectáculo de facinerosos revestidos con ornamentos sagrados haciendo horrible parodia de los actos litúrgicos, celebrándose simulacros de bodas, como el que aparece en la fotografía que se acompaña, publicada en el periódico AHORA en su número 1809, pag. 6. En la puerta de la iglesia de San José fue colocado un Niño Jesús vestido de miliciano ostentando enormes pistolas.
[Folio 76]
Asaltada a tiros la iglesia de la comunidad de la D(¿escalzas?) después de destrozar todas las imágenes y altares colocaron en su lugar retratos de Stalin convirtiendo el convento en casa de vicio, donde tenían obligadas a las religiosas a permanecer mezcladas con mujeres libres.
En el convento de las religiosas del Culto Eucarístico de la calle de Blanca de Navarra nº 9 tras de profanar las imágenes la horda marxista cometieron el acto vandálico de pisotear las formas, que si bien estaban sin consagrar no obsta para demostrar cuales eran los instintos sacrílegos de los criminales de ofender y atacar el sentimiento religioso. En los primeros días de producirse la rebelión roja en la puerta de este convento se colocó un marxista disfrazado de sacerdote con el fin de atrapar aquellas personas que de buena fe pudieran acercarse al falso sacerdote con el fin de recomendarle que no se exhibiera por el peligro que pudiera correr. De esta forma se le hacía entrar en el convento donde se les propinaba grandes palizas.
En la 112 Brigada Mixta que guarnecía uno de los sectores del Pardo fueron juzgados D. Luis Lucas Xarrié, D. José María Revenga y otros siendo condenado a muerte D. Luis Lucas que le comunicaron la sentencia preguntando cual era su última voluntad, manifestando el mencionado y los demás condenados que era su deseo confesarse y efectivamente fueron confesados y comulgados, administrando el Sacramento un falso sacerdote pues se trataba de un individuo marxista que vestido de sacerdote se había prestado a hacer aquella sangrienta burla mofándose de la religión católica.
Al sacerdote del pueblo de Almonacid de Zorita (Guadalajara) llamado Aniceto Ayllón Navarro de 67 años de edad, fue asesinado en la carretera de Valdilecha en unión de una señora llamada Josefa Rodríguez Ramos de 61 años, presentando muchos disparos en el cráneo, siendo colocados el cadáver del mencionado sacerdote sobre el de la expresada señora en posición trágicamente deshonesta.
[Folio 77]
(…) iglesia de Carabanchel Bajo la maestra del pueblo acompañ(…) tiró al suelo las imágenes y con unos clavos las sacó los ojos.
[221] Los robos más notables cometidos por la horda roja son los siguientes: Respetado por los horrores de la guerra en virtud de las órdenes dadas por nuestro invicto Caudillo de que los disparos de cañón en aquel frente no pasaran del lugar conocido por “La Cruz Verde” distante 7 Km. del citado monasterio, con el fin de salvaguardar los magníficos tesoros existentes en él, pues bien, la barbarie roja se encargó de la expoliación y saqueo de dicho Monasterio, con intervención de las Autoridades y el Gobierno marxista, habiendo sido robadas las siguientes obras pictóricas: El Descendimiento de Van der Veyden, 7 cuadros del Greco, 1 Velázquez, varios Tizianos, Tintorettos y Riveras, 2500 manuscritos preciadísimos de su biblioteca, entre ellos el famoso Códice Aureo, el Ovetense del siglo VII, los autógrafos de Santa Teresa, siendo saqueado también el tesoro del monasterio, la Imagen de San Pío V, la custodia llamada de las Espigas, la custodia de la Sagrada Forma regalo de Isabel II, tapices. Algunas de estas obras han sido recuperadas por la victoria del Ejército Nacional en Figueras (Gerona) a donde habían sido llevadas por el Gobierno rojo en su huida.
De la Catedral de San Isidro de Madrid han sido robados Cuadros de la Trinidad con San Lorenzo y San Dámaso, Paso de la Caída de Alfaro, 4 lienzos de Arellano, Cuadro central de la Inmaculada de Alonso Cano, así como los retablos de San Francisco Borja de Francisco Ricci, retablos de Herrera y Mozo, Pedro de Mena, etc. Fueron destruidos los frescos de Jiménez Donoso y Claudio Coello, Goya, Sebastián Herrera y en general puede decirse que todas las iglesias de la diócesis han sido interiormente desmanteladas habiendo desaparecido de ellas altares, retablos, imágenes, ornamentos, más de 4000 Vasos Sagrados, sin embargo no todas las iglesias han sido saqueadas y se exceptúan de ello las de San
[Folio 78]
Francisco el Grande, la Encarnación, Descalzas Reales, las tres propiedad del Estado, las Calatravas, San José, San Luis Gonzaga de las calles de Alcalá y Zorrilla respectivamente, las que con el fin de aparentar los capitostes rojos un respeto y salvaguarda que no tuvo y para poder presentar al extranjero, cuando hubiere necesidad de ello, un ejemplo de la protección que falsamente otorgaban a la Iglesia católica. Así mismo fueron abiertas y profanadas las sepulturas existentes en algunos conventos especialmente en el antiguo de Carmelitas donde desenterraron las momias sacandolas a la calle y exhibiendolas al público en actitudes grotescas y obscenas durante los primeros meses.
Todos los partidos políticos marxistas después de esta primera fase de asalto y saqueo, se incautaron de los edificios, siendo destinados a muchos fines, siendo los principales, cinematógrafos, talleres, garages, checas, casas de vicio, bodegas, polvorines, almacenes.
ASESINATOS
Como antes se ha expuesto obedeciendo a una consigna el mismo 18 de julio empezaron a cometerse asesinatos en las personas de sacerdotes, religiosos y religiosas, ascendiendo a un total los asesinatos cometidos en Madrid y su provincia a 1111, cayendo bajo el plomo de las balas rojas desde las más altas personalidades eclesiásticas como el Ilmo. y Excmo. Sr. Obispo de Jaén D. Manuel Basulto Jiménez que fue asesinado en el lugar conocido por el nombre de “Pozo del Tío Raimundo” en el cerro de Santa Catalina en el término de Vallecas en unión de su hermana y del Deán y Vicario general de la Diócesis de Jaén D. Félix Pérez Portela, cuyos asesinatos se ejecutaron juntamente con doscientas víctimas más, fueron presenciados por una multitud alborozada, compuesta de milicianos, mujeres y niños de dicha barriada, siendo Julián Sevilla Saez, mayor de edad, ferroviario quien disparó sobre el ilustrísimo y reverendísmo Sr. Obispo y su hermana fue asesinada por una muchacha de 16 años llamada Josefa Coso Majano y el Excm. e Ilmo. Sr. Obispo de Sigüenza, que apareció asesinado en el término de Estriégana (Guadalajara) apareciendo el cadáver quemado el 28 de julio de 1936 con heridas causadas por arma de fuego en la cabeza, hasta los más humildes Hermanos de San Juan de Dios que dedicados a la meritísima obra de la caridad, cuidando
[Folio 79]
(…) habiendo sido detenidos y sacados del Asilo de San José para enfermos epilépticos de Carabanchel Alto Fray Joaquín Proceso Ruis Cascales, Fray Miguel Cristino Roca Huguet, Fray Nicolás Eutimio (973) los que sobre las 11 de la mañana del 1 de septiembre de 1936 llegaron a dicho asilo tres coches de turismo con guardias de asalto y milicias rojas sorprendiendo a los religiosos en el momento de servir la comida a los pobres enfermos, siendo concentrados en la portería y obligados a subir en un camión que estaba preparado a tales efectos, partiendo la caravana camino de Boadilla del Monte de la Provincia de Madrid, partido Judicial de Navalcarnero y en una finca conocida con el nombre de Boadilla, en un declive del terreno formado por la madre de un riachuelo se detuvieron haciendo bajar a los religiosos que alineandolos al borde de una fosa abierta fueron fusilados.
Cuando los rojos en su loca desbandada ante el avance de las fuerzas nacionales que entraron en Carabanchel, tuvieron que abandonar el Asilo de Carabanchel a primeros de noviembre de 1936, cometieron un inaudito y bárbaro atropello a las leyes más elementales de humanidad. En la imposibilidad de evacuar al personal de enfermos del establecimiento se dedicaron a la bárbara faena de asesinar a enfermos que tratando de refugiarse en los sótanos para esperar la entrada de las tropas, quedaron tendidos trece de estos infelices en los paseos y aceras de los jardines del establecimiento.
Entre los actos de ensañamiento y barbarie ejercidos en personas de sacerdotes se encuentran el del hermano Jesús Montero de la Compañía de Jesús que fue asesinado a tiros en plena calle de María de Molina de esta Capital, siendole colocado un letrero que decía “Soy Jesuita” una multitud roja corrió a verle y con verdadera saña le pisaban, le escarnecían, así estuvo el cadáver hasta el medio día en que una ambulancia lo recogió.
El Revmo P. Buenaventura García de Paredes que fue General de la Orden de Dominicos que fue detenido en una pensión de la calle de Recoletos número 2, apareció su cadáver en la vereda de Valdeserrín del encinar del término de Fuencarral el 12 de agosto de 1936 encontrandosele con la cabeza deshecha y brazos y pies separados del cuerpo.
[Folio 80]
Sor Gertrudis Llamazares religiosa terciaria franciscana de la Divina Pastora del convento de Santa Engracia 132 fue detenida en la calle Diego de León 7 portería donde estaba escondida, conduciéndola en un coche con un sacerdote de nombre desconocido y otra señora también desconocida y en un pinar de la carretera de Hortaleza les hicieron bajar atándolos en la camioneta arrastrándolos hasta el pueblo de Hortaleza donde llegaron destrozados los tres cadáveres siendo pisoteados por la chusma. Asimismo el sacerdote don Julio Calles Cuadrado, Coadjutor de la Parroquia de San Juan Bautista de Canillas, fue introducido en un saco y atado este, le pincharon con horcas, clavándole cuchillos, hasta que fue muerto, siendo los criminales elementos pertenecientes a las checas del barrio de Ventas. Fray Lorenzo de A. de la Condesa, Terciario Capuchino del Reformatorio del Príncipe de Asturias fue sacado violentamente de casa de su hermano donde se encontraba y como se resistiera cogiendose a una reja le fueron cortadas las manos con un hacha, acabándosele de matar con la misma arma.
Los sacerdotes, religiosos y religiosas que pudieron escapar en los primeros momentos de los criminales dueños absolutos de la situación, muchos de ellos fueron detenidos sufriendo prisión por largo tiempo, muriendo en el cautiverio de enfermedad o de malos tratos
[Sigue escrito a mano]7 Adoratrices
San Andrés 19 junio 1936 ver el oficio
Catedral
Salvador
Exposición Altavoz del Frente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.