Lorenzo Apellániz, según Estampa, 2.12.1933.

Las chekas de Valencia y el extraño caso de Loreto Apellániz Informe del fiscal de la Causa General y algunos datos sobre el jefe de la policía revolucionaria, Loreto Apellániz García

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Informe del fiscal de la Causa General, Leopoldo Castro Boy firma el 21 de agosto de 1943, reuniendo testimonios de particulares, en el legajo 1389, expediente 9, folios 33 a 54, de la Causa General. El caso de Loreto Apellániz García.

19160305p5lacorrespondenciaAntes de copiar la documentación, refiero mi extrañeza al intentar documentar gráficamente quién era el jefe de la policía revolucionaria, Loreto Apellániz García. Primero encontré la foto con que abro el artículo, tomada según el autor (Jordi Luengo López) del periódico Estampa, 2 de diciembre de 1933. Como se ve, actúa con su mujer como benefactor acogiendo a dos jóvenes estudiantes de Fernando Poo (si bien no se oculta que de las familias más ricas de la isla). En cuanto a su historial previo, sacó en 1916 la oposición de funcionario de correos (La Correspondencia, 5 de marzo, p. 5, por cierto que el mismo día que su hermano; la prensa de su ciudad, Logroño, se congratula del victorioso regreso de Madrid de Loreto, pero de su hermano no dice nada).230527p7larioja

231216p4lariojaEn mayo de 1923 escapa de ser alistado alegando ser hijo de viuda pobre y tener que cuidar de su hermano impedido (La Rioja del día 27, página 7), una vez librado se casa el 15 de diciembre (p. 4 de La Rioja del día siguiente). De ahí saltamos a la noticia de su juicio junto a otros del SIM por las autoridades republicanas de Valencia, sobre el que habla La Libertad el 23 de marzo de 1939 (p. 2, en el contexto de la “desconexión” del PCE y la adhesión al Consejo de Defensa de Casado). Si son la misma persona, una misteriosa carrera, de cartero y benefactor de jóvenes africanas a chequista.390323p2lalibertad
[Folio 33]
CHEKAS
Testimonio de particulares deducidos de la Pieza CUARTA f(Chekas) dimanante de la Causa General de Valencia y su provincia.
RELACIÓN DE “CHEKAS” QUE EXISTIERON EN VALENCIA
JEFATURA DE POLICÍA.- En agosto de 1936 se hizo cargo del puesto de Jefe de la misma el oficial de Correos delegado del Partido Comunista en esta provincia LORETO APELLANIZ, con el capitán de infantería GONZALO NAVACERRADA y se dedicaron a saqueos, robos, detenciones y asesinatos, separando del cargo a los agentes que según la información que abrieron estaban conceptuados políticamente como elementos de derechas y dando nombramientos libremente a elementos izquierdistas que cometieron toda clase de atropellos. Estaba dicha Jefatura en aquella época en el actual Gobierno Civil y desde sus calabozos fueron sacados muchos detenidos y fusilados en el Saler, en Paterna y otros puntos extratégicos de esta ciudad sin formación de causa.

AVENIDA DE NICOLÁS SALMERÓN NÚMEROS NUEVE Y ONCE, actualmente Avenida DEL MARQUÉS DE SOTELO.- Estuvo destinada a Cheka y dirigida por el Embajador ruso ROSEMBERG, actuaba en la misma bajo el nombre de LEO, como Jefe.- JORGE JORGE SHAYA.- JOSÉ (a) BOXEADOR.- PITA SONIN,- Un tal MULA.- BERTA SONIN (Rusa).- NORA (Rusa).- En esta se martirizaba a los detenidos.- Delincuentes habituales que solo se dedicaban a saquear los pisos y asesinar a personas de buena posición social y económica.

SEMINARIO CONCILIAR.- Estuvo dirigida por PEREZ FELIU, uno de los asesinos más caracterizados de esta ciudad, que como LORETO APELLANIZ fue ejecutado a los pocos días de haberse liberado esta capital por las Fuerzas Nacionales.- Esta Cheka hizo toda clase de atropellos a
[Folio 34]
personas de derechas que vivían en el centro de la ciudad.

CHEKAS DEL PARTIDO COMUNISTA DE LA PLAZA DE TETUAN NÚMEROS TRECE Y DIEZ Y NUEVE.- Estuvieron dirigidas por un comunista muy destacado llamado JUAN COBO que también se dedicaron a saquear toda clase de edificios de personalidades incautandose de los principales, ya que el Partido Comunista gozaba de gran predominio en la dirección política y de justicia de esta ciudad.

CHEKA DE LA ALAMEDA.- (Casa del Barón de Casa Soler).- Esta Cheka se constituyó como “COMISARIA OFICIAL DE POLICÍA” y estuvo al frente de ella el nefasto PEREZ FELIU cuando abandonaron el Seminario al convertirse en Cuartel de Milicias, siguiendo en ella los atropellos y malos tratos a todos los detenidos.

CHEKA DE GRABADOR ESTEVE NÚMERO DOS.- (Casa del Sr. Ríos). Estuvo dirigida por un asesino de la F.A.I. apellidado “GARGALLO” el cual fue muerto a tiros por el Doctor Rodríguez Nicolau, el que fue asimismo también muerto por los asesinos que convivían con el GARGALLO.

CHEKA DEL CONVENTO DE MADRES ESCOLAPIAS DE LA CALLE DE SAN VICENTE.- Estuvo dirigida por destacados elementos de la C.N.T. y F.A.I.- También se dedicó al igual que todas a saqueos, robos e incautaciones.

CHEKA DE LA CALLE CLERO NUEVE.- Esta “CHEKA” fue fundada por el Partido de Izquierda Republicana que tenía un casino montado en dicha.

CHEKA DEL CONVENTO DE PADRES DOMINICOS.- Estuvo dirigida por los dirigentes de la U.G.T. y Partido Socialista Obrero, los que se incautaron del Convento de dichos Padres y de la Iglesia aneja al mismo dedicandose como todos a robos y saqueos, y asesinatos.
[Folio 35]
CHEKA DEL CONVENTO DE SALESAS.- Estuvo dirigido por milicianos incontrolados que también organizaron saqueos etc… en dicha barriada de la calle de Sagunto donde está enclavada.

CHEKA DEL BARCO “CABO DE PALOS”.- A este Barco eran llevados los detenidos mientras eran Juzgados por los Comités.

CHEKA DEL BARCO “MAR CANTÁBRICO”.- En este Barco estuvieron detenidos muchos militares por orden del entonces capitán general Martínez Monje, siendo fusilados en Paterna entre ellos D. José Cavellos Díaz de la Guardia Tte. coronel, D. Luis Alfonso Gordo comandante, D. Anselmo Bañon Rodríguez capitán, D. Ramón Fontán Esteve capitán, D. Félix Santelo Junco capitán.

CHEKA DEL BARCO “LEGAZPI”.- En este barco fueron detenidos también militares y su dirección estuvo a cargo del tristemente célebre sargento Fabra, que con elementos del cuartel se dirigió a detener a todos los militares que suponía de derechas.- De JOSE OTERO, jefe, – Se suicidó en el barco Mar Cantábrico.- Secretario JOSE COMPANYS DE LOS SANTOS JUANES, fusilado.- MANUEL RODRIGUEZ PIÑANA, tomó parte en el asesinato de los capitanes de la Guardia Civil en el Anduz-Mendi, fusilado.- RAMON MONFORT, perteneció a la Fraternidad de Pescadores del Cabañal, afiliado a la C.N.T. y A.I.T.- Tomó parte en los mismos actos delictivos que el anterior, y murió en la Cárcel Modelo.- MANUEL RODRÍGUEZ (a) Andaluz. Iguales antecedentes que el anterior (fusilado).- VICENTE NADALET, fusilado por los mismos rojos.- Un tal BERNAT, chófer, este sujeto conducía el coche donde eran llevados los detenidos del barco para fusilar. Ha sido ajusticiado.- RUFINO RODRIGUEZ. Este sujeto perteneció a la Columna de Hierro. Fue también jefe de la Cheka del Grao y uno de los componentes del Comité de Salud Pública de Valencia. Muy significado en cuenta a sacar presos del Legazpi. Tomó parte en el asalto al Cuartel de Caballería. Fue fusilado.

CHEKA DEL BARCO “RITA SISTER”.- Este barco estuvo al servicio del tristemente célebre SIM de esta ciudad, donde eran llevados los dete-
[Folio 36]
nidos mientras los interrogaban y juzgaban.

CHEKA DE BAYLIA Y CONVENTO DE SANTA URSULA.- Estas Chekas se crearon en esta ciudad como consecuencia del traslado a ella del nefasto Gobierno llamado “DE LA VICTORIA” en el cual figuraba al frente del Ministerio de la Gobernación el desalmado ANGEL GALARZA y GAGO el cual se rodeó de todos los ladrones, asesinos y canallas de los Partidos Populares, pues consta de una manera fehaciente que se apoderó de considerable cantidad de joyas, oro y brillantes de gran valor del producto de los saqueos.
Este asesino creó dependiendo directamente de él, la célebre “COMISARÍA DE SERVICIOS ESPECIALES DEL MINISTERIO DE LA GOBERNACIÓN” para perseguir a los individuos de Quinta Columna. El responsable era Juan Cobo, Comisario Comunista y estaba integrada por Tomás Pérez, Agente de Policía rojo; José Mª. Estelles Almela, agente profesional de la policía (fusilado en Barcelona por las Tropas Nacionales); Alberto Vázquez, capitán de milicias; un tal ÁNGEL, teniente de milicias; Justiniano García, comandante del Bon, Escolta de Galarza, Joaquín Solves y un tal Jover capitán de milicias.
La Cheka de la calle de Bailia estaba formada por el capitán VAZQUEZ y dos hermanos suyos; capitán JOVER, un individuo llamado CONDE, otro llamado CONEJOS, otro llamado CALATAYUD y JUSTINIANO.
La oficina principal estaba situada en una casa requisada de la calle de Baylia 2 donde eran llevados los detenidos para tomarles declaración, pasando desde allí al convento de Santa Ursula requisado también por los mismos elementos para tener allí bajo sus castigos a los detenidos que fueron incalculables pues con el pretexto de Quinta Columna apaleaban y maltrataban a todas las personas dignas que se hallaban en esta ciudad y que aun siendo de derechas se habían salvado de los primeros salvajismos de la horda roja. Entre los castigos característicos de esta Cheka figuraba en primer lugar el apaleamiento brutal de todos los detenidos y cuando pretendían hacerles firmar las declaraciones que ellos habían amañando a su antojo y se negaban, les sometían a ultrajes bárba-
[Folio 37]
ros, tales como encerrarles en armarios un día y meterlos en cajones muy pequeños encorvados sin poder moverse, además estando en esa disposición, disparaban tiros a su alrededor para amedrentarles, habiendo ideado una especie de torniquete, donde les metían los pies, aprisionandoles con unos tornillos para hacerles declarar lo que ellos pretendían.
Estos elementos fueron los que llevaron el sumario célebre de la “Quinta Columna” cuyo juez fue D. Gregorio López Oliván, que encarto a 58 individuos y otros muchos por su ideología derechista.
Además estuvieron desempeñando cargos en esta comisaría un tal Quinzá, como director y como ayudante un tal JUAN, y dos tenientes apellidados JULIO y PEIRO.

CHEKA DE LA CALLE DE SORNI NÚMERO SIETE.- Los componentes de la misma son COMANDANTE ATILANO SIERRA jefe, sustituido más tarde por un individuo francés; capitán SURIÓ secretario; LORETO APELLANIZ (fusilado el 3 de abril de 1939) ISIDRO ORTOLA fusilado en la misma fecha, otro SAMPER, EL MAÑO, repartidor de telégrafos, MANUEL PASTRANA, GUILLEM, GARCÍA CONEJOS secretario del S.I.M.

CHEKA DE LAS ESCUELAS PÍAS.- El director de esta Cheka era un tal ESPAÑA.

CHEKA DEL GOBIERNO CIVIL.- El jefe de la misma fue APELLANIZ.

CHEKA SEMINARIO-TRINITARIOS.- Esta cheka estaba integrada por un tal LOPEZ, bajo, delgado, con una perla en un ojo, EL ASTURIANO y otro llamado FIDEL, bajo, moreno, ojos grandes y negros. Se martirizaba a los detenidos.

CHEKA VILLA-ROSITA.- Dependiente de la de Sorni 7 y compuesta por los individuos siguientes, jefe LORETO APELLANIZ, ISIDRO ORTOLA, SAMPER, EL MAÑO, y MANUEL PASTRANA (perteneció a la Guardia Civil) todos ellos de la Brigada Comunista, teniendo esta Cheka la denomina-
[Folio 37]
ción de represión de alto espionaje y dependiendo del S.I.M.- También se daba martirio.

CHEKA DEL GRAO.- Jefe un tal CACAROTE, se ignora su paradero, FRANCISCO HERRERO ALONSO, tomó parte en los fusilamientos de los capitanes de la Guardia Civil a bordo del Anduz-Mendi. Juzgado y condenado a muerte se sabe estaba detenido en la Cárcel Modelo. JESUS DAVID ZARAGOMETZIA, fue jefe del transporte maritimo escribía en el Diario “Libertad”. Fue uno de los que sacaba detenido del “Legazpi” para fusilarlos. JOSE LEIVA MARTINEZ (a) Ventureta, también jefe de la Cheka (fusilado).

CHEKAS INSTITUIDAS AQUI POR EL SERVICIO DE INFORMACIÓN MILITAR (S.I.M.)
Este servicio estuvo dirigido en su formación por el capitán de la Guardia Civil Manuel Uribarri, que huyó al extranjero con una cantidad considerable, producto de los robos.
Le siguió en la Dirección un capitán de artillería llamado ATILANO SIERRA, que cesó para incorporarse al frente y le sustituyó LORETO APELLANIZ, que estuvo desempeñando el cargo de responsable hasta la liberación por las Tropas Nacionales, y que fue fusilado a los cuatro días de entrar. El personal que lo componía en marzo de 1939 fue el siguiente: jefe Loreto Apellániz García.- Secretario, Alfredo García Conejos- Agentes, Ildefonso Delvalle León.- Enrique Vicioso Arrufat.- José Sánchez Arcas.- Vicente Rodríguez Pérez.- Santiago Rius Balaguer.- Antonio Rubio Iranzo.- Manuel Payás Molina.- Antonio Pérez Pico.- Esteban Polidura Raga.- Isidro Ortola López-Egea.- Salvador Martínez Garrido.- José Martínez Mineto.- Vicente Mercader Cervera.- Carlos Galarza Vázquez.- Ramón Garro Roca.- Juan Cuesta Pérez.- Felipe Carrero Olías.- Juan Agullo Muller.- José Asensio Ramírez.- y Vicente Esplugues Cervera.- Todos los comprendios en la relación que antecede fueron fusilados a excepción del Alfredo García Conejos. También figuraban en los servicios jurídicos del S.I.M. Antonio Álvarez, como jefe y como instructores Ramón García y César García.
Este S.I.M. tuvo a su cargo las Chekas siguientes: Chalet de Vi-
[Folio 39]
lla-Rosa; Escuelas Pías y calle de Sorni 7,- fueron detenidos con anterioridad a la entrada de las tropas nacionales los elementos que constituían la dirección del S.I.M. y procesados por jueces rojos, los que manifestaron en los sumarios respectivos que todos los que ocuparon cargos más o menos elevados cometieron toda clase de delitos relacionados con el ambiente en que se desenvolvían, tales como malos tratos de palabra y obra, abusos de autoridad, robos, allanamientos de morada, detenciones ilegales, abusos deshonestos con violaciones, requisas, incautaciones arbitrarias, coacciones físicas de palabra y obra, con tormento refinado, pegaron con instrumentos contundentes hasta dejar a los detenidos exánimes y sin sentido, aplicándoles duchas y baños para reanimarles, llegando a eliminar a muchas personas. A los que recibían declaración si no lo hacían a su gusto les hacían el simulacro de fusilamiento, especialmente por la noche en todos los alrededores de la ciudad, los cuales se habían convertido en campo de tiro, emplearon calabozos de emparedamiento en los cuales los detenidos por falta de luz en absoluto, la humedad, la carencia de libertad les obligaba a defecar dentro en donde se encerraban dos o tres personas, permaneciendo varios días sin salir ni ver la luz ni el aire.
Una vez que los sacaban de aquellos sitios les acompañaban hasta el despacho del responsable y todos los que ejercían cargos acompañaban a estos actos con los insultos más soeces y las blasfemias más repugnantes para la dignidad humana.
Mantenían las incomunicaciones durante varios meses, lo cual dio lugar a que se volvieran algunos locos habiendo más ingresados en el manicomio que de de ordinario, y por esta razón hubo detenido que nada más ingresar en la Cárcel Modelo se tiró del último piso al patio, falleciendo a continuación, presa del terror, por los tormentos que les habían ocasionado.
En los patios de algunas Chekas empleaban el simulacro de hacerles
[Folio 40]
cabar las fosas a los detenidos, para que creyeran que iban a enterrarles vivos.
Cuando se les tomaba declaración se les insultaba de una manera soez y repugnante, faltando a sus familias, incluso a los meros testigos les daban patadas, pellizcos y taconazos, pisoteandoles estando esposados y desnudos hasta dejarles desvanecidos.
Apellániz y sus huestes pusieron en práctica el terror soviético y los martirios de oriente, pues se complacían en colocar a sus víctimas en bañeras o pisos llenos de agua durante varios días, les colocaban esposas con pinchas interiores, tormentos de hambre y sed, y una vez que los incomunicaban aprovechaban esta circunstancia para robar y expoliar los pisos de la víctima, exigiendoles entrega del dinero y alhajas, pues la mayoría de los detenidos eran personas de buena posición social.
Según declaración de testigos en sumarios rojos estas declaraciones eran acompañadas de palizas monstruosas que llegaron a un sadismo fácilmente explicable en aquellos ciudadanos en que su desenfrenado libertinaje llegó a la vesania de persecución. Tomaron como procedimiento con carácter fijo en el de sentar al detenido en una silla en el despacho del que hacía de responsable, le sacaban a declarar cuando a ellos les convenía, que casi siempre era por la noche, el responsable le hacía las preguntas de rigor y si no declaraba a gusto de ellos se le ponía las esposas con las manos a la espalda y todos los dirigentes que se encontraban en el acto le daban puñetazos, patadas y golpes hasta que perdía el conocimiento por conmoción cerebral. Después le echaban agua fría hasta que lo recobraba nuevamente y continuaba la declaración con los malos tratos. Una vez que terminaba el interrogatorio el detenido pasaba incomunicado a una de las habitaciones habilitada para calabozo y era arrojado allí sin curar y sin ninguna prenda, permaneciendo de esta forma hasta que le llamaban para que firmara el atestado, que ellos habían redactado a su gusto, y si se negaban le daban otra paliza hasta que conseguía que firmara. el aspecto de los detenidos era horrible, su cuerpo estaba lleno de equimosis y y hematomas y a veces con costillas rotas, aprovechando los
[Folio 41]
dirigentes la situación de los martirizados para que los detenidos nuevos se impresionaran.
El convento de Santa Úrsula fue uno de los sitios en los que dejaron huella indemne de su patología sádica.
En cuanto no les daba resultado para obtener las confesiones que ellos querían ponían en práctica sus martirios, llegando a la quemadura de los dedos introduciendo cerillas entre la uña y el dedo, les golpeaban en los oídos, en la nariz, en los mentones y labios, se les apretaba fuertemente los órganos genitales y otras partes del cuerpo, a otros llegaron a colgarlos por los pies del pecho, golpeandoles con palos y objetos contundentes y además llegaron a producir cortes con vidrios de botella, y después de estas sesiones escalofriantes eran colocados en habitaciones reducidas donde los ladrillos estaban levantados y colocados en forma vertical, de modo que debían posarse los pies desnudos y sangrantes de los detenidos.
Existen declaraciones en sumarios rojos de señoras y señoritas en las cuales consta que se les hacían proposiciones de complacencia si querían que sus familiares no perdieran la vida, y hasta ha habido señorita que declaró que habían abusado de ella por la fuerza.
Por las noches se vio sacar de los locales de las Chekas bultos que por su forma se adquiría la certeza evidente de que se trataba de personas en estado de desfallecimiento, y otros eran ya cadáveres, a los cuales se les arrojaba en cualquier parte desfigurándoles el rostro para evitar que fueran reconocidas en el depósito.
El médico D. Juan Rubirac Ballester certificó varios casos de lesiones graves ocasionadas en centros del S.I.M. durante la dominación roja.
Requisaron un sinnúmero de automóviles de personas de buena posición social en esta capital, los cuales eran utilizados por los agentes al servicio del S.I.M. para sus grandes juergas y en los cuales se llevaban todos los objetos y alhajas que les convenían en todos los registros.
[Folio 42]
que practicaban.
Vivían en pisos requisados por ellos con esplendidez, pues tenían organizada una sección, para que procediera a incautarse de artículos alimenticios, muebles y ropas, así como aparatos de radio y otros artículos para poder vivir ellos con toda clase de comodidades.

CÁRCELES ROJAS
Además de la Modelo estuvieron habilitadas para prisiones de detenidos politicos la Penitenciaría de San Miguel de los Reyes, Torres de Cuarte, Prisión Militar de Monteolivete, Prisión Nueva de Santa Clara, Cárcel de Mujeres, Escuelas Pías, Convento de Santa Úrsula y residencia de P.P. Jesuitas de Alacuás, y otras que ellos habitaban donde ejercían la justicia anarquista.

COMITÉ DE SALUD PÚBLICA.- Este Comité se constituyó en Valencia después de haber fusilado muchísimas personas sin formación de causa y estaba integrado por un miembro de cada Partido de los que componían el nefasto Frente Popular hasta 20, cuyos componentes se llamaron jurados Populares.
Entre los componentes se ha podido averiguar que estuvo integrado por JOSE MANZANO, jefe, natural del Cabañal, se dedicaba a sacar presos del buque “Legazpi” para fusilarlos. Se ignora su paradero. JOSE SANCHEZ REQUENA, un tal MANRIQUE, ABRIL, MIRO, LLUESMA, LLORIS, GALLART, este fue uno de los que más se destacaron en los fusilamientos sacados del “Legazpi”, conocido por el apodo de EL PEDAZOS de la Marítima y Terrestre del Puerto, un tal PINCHAUVAS, agente de policía durante el dominio rojo, estos dos últimos han sido ajusticiados. Cada miembro tenía a su cargo las chekas que pasaron a ser comisarías integradas por agentes nombrados por los partidos políticos.- Se hizo cargo de todos los detenidos que existían en las Chekas y por medio de la prensa ordenó que no se ejecutaran ningún detenido sin su consentimiento y durante su actuación que fue de unos dos meses no ordenaron otra condena que la pena de muerte o la libre absolución dando a los que libertaban un documento en que cons-
[Folio 43]
taba su absolución mientras que a los ejecutados no les firmaban sentencia de ninguna clase, puesto que les sacaban de las respectivas cárceles con una orden de entrega a los desalmados para que los ejecutaran donde tuvieran por conveniente, pues actuaron en la cárcel de una forma oficiosa recibiendo declaración a los detenidos y solo daban ordenes orales para que fueran fusilados los que no tenían ninguna influencia roja.
Por este comité se fusiló a D. Vicente Sanz propietario de unos talleres metalúrgicos del Grao, y muchas personas más sin que se hiciera ningún atestado ni se formularan denuncias, toda vez que se reunían de noche y nunca firmaron ni sentencias ni ingresos en la prisión, pues se ha comprobado que tanto los ingresos como las salidas de las cárceles eran hechas con solo poner en cualquier papel el sello de un partido político de izquierdas, cosa fácilmente explicable por la circunstancia de haber separado a todos los directores de estos centros y haber puesto al frente de los mismos a personas de su confianza con el nombre de responsables.

TRIBUNALES POPULARES
En los primeros días de septiembre se constituyeron por el Frente Popular unos Tribunales que se denominaron Populares, los cuales tuvieron a su cargo el enjuiciamiento de todos los militares que había aquí en la guarnición, los cuales estaban considerados como desafectos al Régimen republicano y fueron fusilados en una forma injusta.
El Presidente fue D. Luis de Cisneros y como vocales figuraron Rafael Supervia, abogado, José Gregori y como fiscales figuraron Enrique García Torres y Enrique Domenech.
También figuran con posterioridad en estos Tribunales los siguientes magistrados: Enrique Cerezo Sens, Pedro Díaz Arias, Vicente Hernández, Alfredo Saez, Ángel López, Antonio Martínez, Luis Fons, Antonio Claret, José Garrigos, José Llopis, Vicente Cuarteri Piera, Julián Carrión Oli-
[Folio 44]
vares, Bartolomé Muñoz Lliso, Ángel de la Puente Torres, Teodoro Navarro Navarro, Alfredo Fernández Linde, Enrique Balmesada, José Vala Mustiles, Arturo Peris Carbonell, Vicente Muñoz Gabarda, Venerando Pérez García, Vicente Granel Veracho, Jacinto Soria Albert, José Pascual Domenech, Francisco Alos Verdeguer, José Piguerres Martínez, Vicente Gorris Gorris, Gregorio Oliván García, y como secretarios especiales figuraban Lázaro Martínez y Ramón Casamayor Castro.
Como presidente de la Audiencia Territorial después de la incautación por las hordas marxistas figuró José Rodríguez Olazábal, secretario de gobierno Enrique Cayuela Medina, figurando también con altos cargos un tal Arilla, Linares, Villaverde, José Miguel, Jesús Cabedo Torrens, y un tal Claverrieta.
También figuraron como jueces especiales Vicente Crespo Leal, Manuel Fernández Cañamero, José Taroncher Moya, Juan Antonio Campillo, Julián Perales; como secretarios figuraron Francisco Ponce, Federico Garzón, y como agente de policía Carlos Pérez Beut.
También figuraron en un Tribunal Popular Especial Mariano López Lucar, Tomás Manrique García, Francisco Alifa Gómez, José López Pascual, Mariano Giner Suay, Ángel López Perales, Alfredo Palomar Piqueras, Tomás Calyet Pérez, Manuel Salcedo Bayá, Andrés Dorado Cerezo, y José Marín Sierra.

TRIBUNAL ESPECIAL DE ESPIONAJE Y ALTA TRAICIÓN.- Este Tribunal estuvo constituido por Vidal Gil Tirado, como presidente, Joaquín Jover Solves, como secretario, y como magistrados Mariano Salafranca, Manuel Hernández, Juan Pablo García, Juan Manuel Mediano Flores, y Enrique Criñón Guillén.
También figuraron como altos empleados de dicho Tribunal Ramón Martínez Peón, Vicente Navarro Arambull, Eduardo Pérez, José Tarín Macia, un tal Ruiz Avilés y otro apellidado Reglero.

ABOGADOS EN EJERCICIO QUE MÁS SE DISTINGUIERON EN LOS TRIBUNALES POPULARES.- Entre los elementos que más se distinguieron por su actuación en perjuicio de las personas afectas a la política derechista española figuran algunos abogados que contribu-
[Folio 45]
yeron con sus odios a fomentar la persecución hasta el extremo de detener a los firmantes de la protesta por la muerte del insigne español D. José Calvo Sotelo (Presente) figuran los siguientes: José Rodríguez Olozábal, José Manaut Nogués, Enrique García Torres, Antonio Ferrer Esbal, Vicente Alfaro Moreno, José Juan Alcaraz, Luz Leboucher, José Feo García, Leopoldo Pelechá Guerrera, Bartolomé Guillén Igual y Francisco Beltrán.

DECLARACIÓN DEL TESTIGO.- D. Joaquín Fenollosa Armengot.- En Valencia a 12 de septiembre de 1942.- Ante el Sr. Fiscal, delegado para la instrucción de la CG de Valencia, compareció el testigo anotado al margen de 36 años de edad, de estado casado, natural de Valencia, de profesión médico, que ha sido procesado, con domicilio en Valencia, Cirilo Amorós 28 y después de prestar JURAMENTO de decir verdad y enterado de las penas por falso testimonio, fue interrogado y DICE: que en 5 de agosto de 1936 estando prestando servicio como médico el declarante en la Cruz Roja de esta localidad, fue detenido y conducido al Gobierno Civil en donde permaneció unas horas y después de interrogado por Navacerrada pasó al Buque-Prisión Cabo Palos donde permaneció hasta el 29 de agosto del mismo año que por llevarse dicho vapor pasó al Legazpi; en el Barco Cabo Palos el trato fue correcto por la circunstancia de prestar guardia Carabineros antiguos y ser todos los Oficiales de ideología de derecha, del Barco; en este Barco no hubo ningún asesinato por oponerse la guardia y los oficiales del barco.
En el vapor Legazpi permaneció hasta el 3 de octubre del mismo año: en este barco estaban alojados todas las compañías de la Guardia Civil de Pozo-Blanco y muchos paisanos con más personal de Valencia, casi todo militares o militarizados, reuniéndose en suma en junto unos 600 individuos; en este barco malos tratos materiales no sufrió des-
[Folio 46]
contado algún golpe, el que estaban todos hacinados, saqueados totalmente en ropas y efectos, no permitiéndole salir de la bodega ni aun para sus necesidades físicas. En este barco se constituyó una cheka o tribunal constituida por elementos de Pozo-Blanco y dos de Valencia, uno de ellos apellidado Otero y el otro Piñeiro, pertenecientes a la Sociedad “La Naval de Mariñeros y Fogoneros”, todos ellos anarquistas o comunistas y presididos o dirigidos por Rivallo, Guardia Civil, secretario o escribiente del capitán jefe de la línea de Pozo-Blanco que por su cargo conocía las personas deseables e indeseables y las afectas y desafectas al Alzamiento y que él fue delator de la mayor parte de los detenidos. En este barco ante la resistencia puesta por los antiguos guardianes del Cabo de Palos, fueron constituidos por individuos procedentes del Penal de Cartagena condenados por delitos comunes que al fin constituyeron como guardianes de todos los detenidos. El mismo día 29 fueron sacados del Barco 29 de los detenidos entre ellos el general Salamero, el capitán de ingenieros Fontana, el capitán de infantería Pacheco Santana, todos ellos asesinados el mismo día, todos en el Campo de Deportes del Grao titulado “Corcho”. El general Salamero y un oficial de caballería antes de la saca fueron brutalmente apaleados y el general rapada la cabeza y afeitado por un cabo de marinería y unos marineros pertenecientes a la dotación del Almirante Antequera. Sucesivamente todos los días en más o menos cantidad se hicieron otras sacas de los detenidos que fueron todos asesinados no quedando como superviviente más que 29 entre ellos el declarante, el comandante Somalo de caballería, el comandante Soto de estado mayor, teniente Domenech de infantería que fueron puestos en libertad escalonadamente unos simulando documentación y a otros mediante entregas de dinero; de esos 29, 21 eran guardias civiles que por intervención del Rivallo y como afectos al Régimen rojo fueron puestos en libertad y a los pocos días en lugar de ir al frente se trasladaron a Sevilla a ponerse a las órdenes de los jefes del cuerpo.
Dos días después de su libertad volvieron con intención de detener al declarante pero no lo lograron por estar escondido, saque-
[Folio 47]
ando su casa y la de sus familiares. Al frente de estos iba el apellidado Candel.
El 21 de julio de 1938 fue nuevamente detenido y conducido al S.I.M. establecido en Sorni 7 del que era jefe Atilano Sierra y a disposición de la Brigada Comunista que mandaba Apellániz,m de donde pasó a la cheka de las Escuelas Pías dependiente del S.I.M. Durante su estancia en el S.I.M. fue sometido a cuatro horas de interrogatorio y a golpeamientos por toda clase de procedimientos por varios individuos entre ellos y personalmente por Apellániz, Pérez Picot, Montesinos, Ortola y otros hasta 14 o 15, todos ellos juzgados ya y ejecutados con excepción del apellidado Samper, que huyó y cuyo paradero se desconoce.
En la cheka de las Escuelas Pías permaneció hasta finales de octubre o primeros de noviembre de 1938; en ella de momento no fue objeto de mal trato, pero después de la primera declaración se le incomunicó totalmente con el exterior y se le obligó a trabajar como albañil cargándole con sacos y ladrillos que tenía que subir a los pisos altos de la obra en cantidad superior a las fuerzas propias. Al cesar en la dirección de esta cheka Atilano Sierra y ser sustituido por el socialista Enrique Francés fue puesto en libertad el declarante y otros varios, algunos de los cuales pasaron a la Cárcel Modelo.
En la cheka de las Escuelas Pías el trato fue francamente terrorista de tipo ruso, emparedamiento, reclusión en cuartos oscuros por tiempo largo, arrancamiento de uñas, ducha fría y baños de agua caliente alternando, procedimiento de insomnio mediante interrogatorio sucesivo por muchas horas del detenido que cuando le vencía el sueño era golpeado para espabilarse; según referencias pues no lo comprobó personalmente, en esta cheka fueron asesinados uno o dos individuos.
Sabe también por referencias directas del interesado que un oficial
[Folio 48]
de infantería, De Miguel, lo sometieron al suplicio de tenerle en un cajón en completa flexión; durante varios días, al sacarle del cual cayó sin sentido.
En una habitación de la planta baja de la cheka de las Escuelas Pías había un grupo de mujeres detenidas por el S.I.M. con las que se extremó en su mayoría toda clase de atropellos de orden sexual, mediando previamente amenazas para el logro de esas pretensiones, que si no se concedían se exigían por la fuerza.
[Leída.. firma. Sigue esta DECLARACIÓN DEL TESTIGO, D. José Sellés Ogino termina en el folio 50 El documento termina con la declaración de Emilio Calomarde Granell.]

Un comentario sobre “Las chekas de Valencia y el extraño caso de Loreto Apellániz Informe del fiscal de la Causa General y algunos datos sobre el jefe de la policía revolucionaria, Loreto Apellániz García

  1. Hola buenas tardes.
    Estoy muy interesado en acceder al juicio sumario que se celebró en Valencia de la llamada “Quinta Columna”.
    Ustedes saben en qué archivo puedo solicitarlo ?
    En el Ministerio de defensa no consta, ni en el de Salamanca.
    Mi abuelo fue acusado de pertenecer a dicha organización y sufrió las torturas en las Checas de Baylia y Santa Úrsula y posteriormente fue llevado a la Modelo.
    Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *