Archivo de la etiqueta: Branka Primorac

Branka Primorac: Los jóvenes españoles podrán reconocerse en mi libro

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Se ha publicado en castelllano Viaje de fin de curso, de la escritora croata Branka Primorac, editado por Katelani (2018, 115 páginas, 15 euros, con ilustraciones) cuya versión original (Maturalac) data de 1993 y es en su  país, Croacia, de lectura recomendada en 7º de educación primaria. De este libro dice su autora que “los jóvenes españoles podrán reconocerse en él”, ya que trata de aventuras y personajes que son comunes a todas las culturas.

Portada de Viaje de fin de curso, de Branka Primorac.
Portada de Viaje de fin de curso, de Branka Primorac.

Viaje de fin de curso quizá es la primera obra de ficción realista infantil y juvenil croata publicada en lengua española. Prueba del notable interés de esta escritora y periodista nacida en Zágreb en 1946, por dar a conocer la literatura de su país y su propia obra, entre los hispanohablantes es su página web traducida al español, en la que hace las veces de presentadora la portada de esta obra en el límite entre lo infantil y juvenil, justamente porque narra con desenfado y dosis de intriga las inquietudes de los adolescentes que viven el episodio de maduración que supone el salto a otra etapa vital. Además de recomendar este libro, preguntamos a Branka Primorac acerca de sus inquietudes como escritora.

  • Santiago Mata: ¿Qué le movió a escribir para niños y por qué sigue haciéndolo hoy?
  • Branka Primorac: Soy una periodista enamorada de mi profesión. Cuando me gradué en la Facultad de Redacción y Trabajo Periodístico, se cumplió un gran deseo que tenía desde niña. Pensé que ahí terminaban mis deseos e inquietudes. Y resultó que no era así. ¿Qué tiene esto que ver con mi obra literaria? La literatura era en mi camino un fenómeno pasajero, una pasión de gourmet literario. Yo tenía un gran respeto, casi sobrenatural, hacia los autores que escribieron los libros que me gustaban. No me atrevía a pensar que yo pudiera contarme entre ellos. Pero al llegar el momento en que mis hijos eran adolescentes, sentí la necesidad de escribir algo distinto a lo que escribe un periodista. Inicialmente, era una terapia ante una situación incómoda en la sala de redacción. Pero la buena acogida de público y crítica que recibieron mis dos primeros libros me hizo sentir gran satisfacción y aliento.
    Branka Primorac y su esposo, con Santiago Mata (izda.) en Madrid.
    Branka Primorac y su esposo, con Santiago Mata (izda.) en Madrid.
  • SM: ¿Seguirá escribiendo siempre literatura infantil?
  • BP: Dado que empecé a escribir a una edad en que mis colegas tenían docenas de títulos publicados y reputación como escritores, pensé que sería más rápido y fácil empezar con un libro para niños. Me he sentido bastante bien en esa área durante mucho tiempo y pensé (equivocadamente) que nunca me gustaría dedicarme a la literatura para adultos. Ahora escribo para lectores jóvenes y mayores, y creo que es una buena combinación. Este año sale mi primer libro ilustrado, que suponía una especie de desafío, y pronto una novela para adultos ambientada en la vida periodística.
  • SM: ¿Por qué traducir al español su libro más famoso, Maturalac-Viaje de fin de curso?
    BP: Antes de que mi hijo Dražen se casara con una española, Laura, hubo un intento de traducir Viaje de fin de curso al alemán y al noruego. Yo no me empeñé particularmente en que algunos de mis títulos aparecieran en el mercado extranjero, pensando erróneamente que todo lo que tiene calidad termina por traducirse. Mientras tanto, en Madrid, nacieron tres de mis nietos, que hablan mejor español que croata, así que llegué a la conclusión de que ese era un buen motivo para dar prioridad a esta lengua. Claro que no puedo competir en un mercado tan grande, pero cuando crezcan, se lo podré leer a mis nietos.
  • ¿Existe una conexión entre la sensibilidad de los jóvenes en Croacia y España u otros países?
  • La aventura de un viaje de varios días entre adolescentes al final de la escuela primaria es muy popular en Croacia, ya lo era en los tiempos del Estado anterior [Yugoslavia]. Pienso que también lo es es España. Viajar sin los padres y con los compañeros de clase es algo sobre lo que se sueña durante años, y la emoción y expectativas de los niños de 13 años son grandes. Les interesa divertirse y bromear, sin maldad. Aparecen los temas del crecimiento, el amor juvenil, la rivalidad, la insensatez de la inmadurez: es algo común a los jóvenes de todo el mundo. Viaje de fin de curso presenta eventos y personajes que son típicos de cualquier clase en cualquier país. Creo que los jóvenes españoles podrán reconocerse a sí mismos sin dificultad en este libro. El editor, Jordi García Jacas, tras leer el manuscrito, dijo: “Es increíble lo mucho que el tema del libro es común a los estudiantes de países diferentes”. Por tanto sí existe una relación.
  • ¿Qué puede aportar su libro, su obra literaria, e incluso la literatura croata en general, a los jóvenes en España o de otros países europeos o de habla española?
  • Pienso en España en primer lugar. Somos parte de la Unión Europea, una comunidad en la que necesitamos conocernos mejor. Mi libro en este sentido es un grano de arena arrojado al océano. Para imprimir en España, he tenido que remover montañas. Habría muchos más libros que publicar por una y otra parte, pero eso requiere mantener reuniones, realizar promociones, contactar con conocidos. Es fácil de decir, pero difícil de lograr. Por eso me gustaría que lo que he hecho fuera un comienzo y tuviera continuidad. Estoy segura de que no sería difícil encontrar puntos de contacto, y al mismo tiempo diferencias interesantes. Todo esto se aplica a otros países de lengua española, especialmente a América Central y del Sur, que muestra un creciente interés por la literatura croata: una pequeña lengua de un pequeño país europeo, que sin embargo tiene buenas obras y una producción literaria muy fructífera en proporción al tamaño de la nación.