Los anarquistas protestaron contra la incompetencia militar del PCE en Asturias En el Consejo Soberano de Asturias y León, en cenetista Eduardo Vázquez pide un general que subsane la incompetencia militar del PCE, en respuesta a Ambou

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Así trataron los anarquistas de rectificar el curso de la guerra en Asturias. Del poco éxito de la protesta anarquista contra la incompetencia militar del PCE da idea el que el consejero Eduardo Vázquez fuera pronto relevado: el 23 de diciembre de 1936 lo sustituyó el ugetista Valentín Calleja.

Intervención de otros delegados en la sesión del Comité Provincial del Frente Popular de Asturias el 20 de octubre de 1936 en Gijón. Los anarquistas ponen contra las cuerdas al comunista Ambou, pero salva a este la intervención del delegado de agricultura, también comunista, y los socialistas. Sigue leyendo Los anarquistas protestaron contra la incompetencia militar del PCE en Asturias En el Consejo Soberano de Asturias y León, en cenetista Eduardo Vázquez pide un general que subsane la incompetencia militar del PCE, en respuesta a Ambou

El secreto de los comunistas para ganar la guerra en Asturias: mandar ellos En el Comité del Frente Popular de Asturias el 20 de octubre de 1936, el comunista Juan Ambou explica que ganarán la guerra si manda el PCE en todo

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

(Legajo 1344, expediente 1, folio 391.)
DON JOAQUÍN GARCÍA VALDÉS, SECRETARIO LETRADO DE LA CAUSA GENERAL DE OVIEDO.
CERTIFICO: Que la copia del acta de la sesión celebrada en Gijón el día 20 de octubre de 1936, por el denominado “Comité Provincial del Frente Popular de Asturias”, a que se refiere la providencia dictada con fecha 2 de junio del corriente año, en la Pieza Especial denominada “Actuación del Consejo General de Asturias y León”, dice literalmente así:
“Acta de la sesión celebrada el día 20 de octubre de 1936, por el Comité Provincial del Frente Popular de Asturias.
Belarmino Tomás.- Gobernador Presidente.[UGT-PSOE]
Amador Fernández.- Delegado del Departamento de Interior, Justicia y Comercio.[PSOE]
José García [Álvarez, PCE].- Delegado de Agricultura.
Eduardo Vázquez.- Delegado de Marina [Mercante y Pesca, CNT].
José Turman.- Delegado de Industria.[CNT]
Rafael Fernández.- Delegado de Hacienda.[JS, luego JSU]
Manuel Suárez [Vázquez, JS].- Delegado de Instrucción Pública.
Ángel González.- Delegado de Comunicaciones.[FAI]
Juan Ambou.- Delegado de Guerra.[PCE]
Eladio Fanjul.- Asistencia Social.[FAI]
José San Martín.- Delegado de Obras Públicas.[IR]
[No aparece Joaquín F. Paredes, delegado de Sanidad (IR)] Sigue leyendo El secreto de los comunistas para ganar la guerra en Asturias: mandar ellos En el Comité del Frente Popular de Asturias el 20 de octubre de 1936, el comunista Juan Ambou explica que ganarán la guerra si manda el PCE en todo

Así fue el expolio revolucionario de 1936 en el País Vasco Atentados contra la propiedad cometidos en el País Vasco por cuenta del Gobierno de Euzkadi, en connivencia con el de la República

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

La Revolución de 1936-37 en Vizcaya (y 3). Termina el informe del fiscal de la Causa General en Vizcaya (legajo 1333, expediente 12), con la cuantificación monetaria de los daños sufridos. Sigue leyendo Así fue el expolio revolucionario de 1936 en el País Vasco Atentados contra la propiedad cometidos en el País Vasco por cuenta del Gobierno de Euzkadi, en connivencia con el de la República

Revolución y Guerra Civil en Vizcaya: asesinatos de presos 356 asesinatos de presos se cometieron en barcos y prisiones en Vizcaya, entre ellos los de 43 sacerdotes diocesanos y nueve mujeres

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

De las 644 personas asesinadas en Vizcaya durante la Guerra Civil Española, 356 (el 55%) eran presos en cárceles y barcos prisión, entre ellos 43 sacerdotes diocesanos y un seminarista, nueve mujeres, etc. Uno de los sacerdotes asesinados fue D. Matías Lumbreras, flagelado antes de morir en el barco-prisión Cabo Quilates (imágenes de ambos del blog Letras desde Japón). Sigue leyendo Revolución y Guerra Civil en Vizcaya: asesinatos de presos 356 asesinatos de presos se cometieron en barcos y prisiones en Vizcaya, entre ellos los de 43 sacerdotes diocesanos y nueve mujeres

Por qué fracasó el alzamiento del 18 de julio en Vizcaya En el cuartel de Garellano (Basurto, Vizcaya), la Guardia Civil y la de Asalto quisieron apoyar la sublevación, pero lo impidió el teniente coronel Vidal

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Según el Fiscal de la Causa General de Vizcaya, el capitán Lafuente presentó datos falsos sobre el supuesto fracaso del alzamiento y el teniente coronel de la Guardia Civil, Colina, dijo “que si el Batallón de Montaña no era afecto al Gobierno del Frente Popular, él atacaría el cuartel en que estaba alojado con sus 800 hombres”. Sigue leyendo Por qué fracasó el alzamiento del 18 de julio en Vizcaya En el cuartel de Garellano (Basurto, Vizcaya), la Guardia Civil y la de Asalto quisieron apoyar la sublevación, pero lo impidió el teniente coronel Vidal

La Revolución de 1936-37 en Santander (2 parte) Continúa el relato anterior a partir del folio 50 del informe del fiscal de la Causa General, en el legajo 1582, expediente 1.

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

(Folios 1 al 49)
(Folio 50.)
ciones, comenzaron por recorrer la cubierta, levantando, por su orden, los tablones o cuarteles que tapan las bodegas en las que, enterrados en vida, padecían aquellos centenares de presos, y en la más alevosa y vil cacería arrojaron bombas de mano e hicieron disparos con pistolas ametralladoras sobre aquellos que, empavorecidos, corrían a los ángulos más ocultos del fondo de las bodegas, intentando cubrirse con los colchones; en todas ellas hicieron muertos y heridos y, pasado un rato, ordenaron subir a éstos a cubierta, donde los remataron a tiros y golpes de barra (Neila ha sido visto, pistola en mano, dedicado a esta labor); más tarde descendieron al fondo de cada bodega grupos de asesinos que ordenaron a formar a los presos, les interrogaron por sus profesiones y, acto seguido, les obligaron a subir, uno a uno, por la larga escala, a todos los militares y sacerdotes, y, a continuación, a la vista del cuaderno-registro de presos, han ido llamando a los que, de antemano, figuraban señalados con lápiz rojo como elegidos, a los falangistas, a algunos requetés, a los ex-alcalde y ex-concejal de la CEDA de Santander Srs. Villegas y Bustamante; a medida que van poniendo pie sobre cubierta les asesinan de un tiro en la nuca; tan espantoso debía de resultar el espectáculo de aquellos cadáveres amontonados, que, hasta los perversos vigilantes del barco-prisión, algunos de los cuales tuvieron parte activa en la carnicería, enfermaron de la “estomagada”. Así murieron aquel día 156 presos del barco. ¡La flor de la juventud santanderina! Los militares y clérigos de superior espíritu, que, previamente seleccionados, fueron recluidos en aquella “capilla” flotante. Los más idealistas y valientes camisas viejas de la Falange. Allí cayeron
Sigue leyendo La Revolución de 1936-37 en Santander (2 parte) Continúa el relato anterior a partir del folio 50 del informe del fiscal de la Causa General, en el legajo 1582, expediente 1.

El Alzamiento y la Revolución de 1936-37 en Santander Según el juez instructor de la Causa General, la Revolución no habría triunfado en Santander de haberse sumado al Alzamiento el coronel García Argüelles

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Informe-resumen del Juez Instructor de la Causa General Militar instruida en la provincia de Santander, actualmente Cantabria. Archivo Histórico Nacional, signatura FC-CAUSA_GENERAL,1582, EXP.1, folios 1 al 101. Sigue leyendo El Alzamiento y la Revolución de 1936-37 en Santander Según el juez instructor de la Causa General, la Revolución no habría triunfado en Santander de haberse sumado al Alzamiento el coronel García Argüelles

El general Manuel González Carrasco y el 18 de julio en Valencia La indecisión de Manuel González Carrasco precipitó el fracaso de la sublevación militar en la capital del Turia

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

El Alzamiento en Valencia, visto por Leopoldo Castro Boy. El fiscal de la Causa General en Valencia firma el 21 de agosto de 1943 un informe de cinco folios que se conserva en el legajo con documentación sobre la persecución religiosa en esa provincia (legajo 1389, expediente 9, folios 2 a 6). Sigue leyendo El general Manuel González Carrasco y el 18 de julio en Valencia La indecisión de Manuel González Carrasco precipitó el fracaso de la sublevación militar en la capital del Turia

¿Fingió Azaña apoyar a los sublevados en Vicálvaro? El Director General de Seguridad aseguró a los militares que el Presidente estaba con ellos y les pedía apoyo para desarmar a los milicianos

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Declaraciones de posguerra sobre la sublevación en Vicálvaro (Causa General, legajo 1518, expediente 4, folios 5 a 21). El teniente Grañas afirma que no hubo rendición, sino un engaño urdido por el Director General de Seguridad y llevado a cabo por el teniente coronel de la Guardia de Asalto Sánchez Plaza. (En la imagen, artículo sobre el juicio a los sublevados publicado en ABC, 30 de septiembre de 1936, incluyendo declaración del coronel Manuel Thomas Romero.) Sigue leyendo ¿Fingió Azaña apoyar a los sublevados en Vicálvaro? El Director General de Seguridad aseguró a los militares que el Presidente estaba con ellos y les pedía apoyo para desarmar a los milicianos

La Revolución de 1936 en Vicálvaro Vicálvaro fue uno de los mataderos de Madrid durante la Revolución Española, y en ese municipio se documentaron 322 asesinatos

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

La Causa General documenta en 59 folios (25 al 84 del legajo 1508, expediente 4) los 322 asesinatos relacionados con Vicálvaro durante la Revolución de 1936. Por contra, sólo en un folio, el 85, documenta 11 crímenes contra la propiedad cometidos en la localidad; lo cual nos pone sobre la pista de que la inmensa mayoría de los asesinatos debieron ser cometidos por forasteros.

Sigue leyendo La Revolución de 1936 en Vicálvaro Vicálvaro fue uno de los mataderos de Madrid durante la Revolución Española, y en ese municipio se documentaron 322 asesinatos

Así se convirtió la República en un régimen de terror Documentación sobre las principales fases de la Revolución de 1936 en el legajo 1552, expediente 14, de la Causa General

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Buscando documentos sobre Miaja, me topo con el expediente 14 del legajo 1552 de la Causa General donde los sabuesos de Franco tratan de aclararse sobre quién mandaba en la República (tarea realmente titánica). En la imagen, circular de Eduardo Ortega y Gasset, Fiscal General de la República, 5 de enero de 1937. Sigue leyendo Así se convirtió la República en un régimen de terror Documentación sobre las principales fases de la Revolución de 1936 en el legajo 1552, expediente 14, de la Causa General

Así controlaron los comunistas el Ejército Republicano en Madrid Pruneda explica cómo dominaron el Ejército Republicano: Miaja era “borracho” y marioneta del PCE; Rojo, “alma de la defensa”, actuó por miedo y vanidad

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Declaración del ingeniero Juan Muñoz Pruneda, que estuvo en el estado mayor de Rojo. Miaja era “un borracho y sin ninguna capacidad profesional”, marioneta del PC, y Rojo “era hombre de derechas y los motivos que debió tener para servir a los rojos con la lealtad que lo hizo, debió ser, de un lado el temor de que su vida y la de los suyos peligrara, y de otro, la vanidad que se fue apoderando de él a medida que su capacidad se manifestaba en las operaciones que concebía, hasta el punto que fue el alma de la defensa de Madrid”. Sigue leyendo Así controlaron los comunistas el Ejército Republicano en Madrid Pruneda explica cómo dominaron el Ejército Republicano: Miaja era “borracho” y marioneta del PCE; Rojo, “alma de la defensa”, actuó por miedo y vanidad

La matanza del Cuartel de la Montaña se hizo a sangre fría Para defender la "legalidad", el gobierno ordenó repartir armas a sus milicias, que ejecutaron a los militares que se rindieron en el Cuartel de la Montaña

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

La matanza del Cuartel de la Montaña se hizo a sangre fría. Lo atestigua el cadete Valentín González Ferrando, que presenció la rendición, la entrada de los asaltantes, la retención de los presos durante tres cuartos de hora en el comedor y el fusilamiento, en el que resultó solo herido. Sigue leyendo La matanza del Cuartel de la Montaña se hizo a sangre fría Para defender la “legalidad”, el gobierno ordenó repartir armas a sus milicias, que ejecutaron a los militares que se rindieron en el Cuartel de la Montaña

Alfonso Fanjul, aviador condenado por “negligencia” y asesinado en Paracuellos El comandante Alfonso Fanjul, hermano del general, fue condenado a tres años de prisión por el alzamiento en Cuatro Vientos, y asesinado en Paracuellos

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Documentación de la Causa General sobre el aviador Alfonso Fanjul, que resultó condenado a tres años de prisión por “negligencia” en los sucesos de Cuatro Vientos, y asesinado en Paracuellos el 7 de noviembre de 1936. Sigue leyendo Alfonso Fanjul, aviador condenado por “negligencia” y asesinado en Paracuellos El comandante Alfonso Fanjul, hermano del general, fue condenado a tres años de prisión por el alzamiento en Cuatro Vientos, y asesinado en Paracuellos

Alegato del general Fanjul sobre la ilegalidad del Gobierno del Frente Popular El general afirmó ante el Tribunal que él no se sublevó, sino que rechazó órdenes ilegales de armar a las milicias que dio el Gobierno del Frente Popular

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

En este escrito, hasta ahora no publicado en la red, Joaquín Fanjul argumenta ante el Tribunal que le condenará a muerte, que el Gobierno se puso al margen de la ley al exigir entregar armas a las milicias de partido, y al atacar a los militares que, como él, se negaron a cumplir esa orden ilegal. El 20 de julio de 1936, después de que los militares se rindieron a los revolucionarios, los oficiales fueron en su mayoría asesinados en el patio del cuartel, una vez que la prensa había sido desalojada.
El texto se encuentra en la Causa General, legajo 1515, expediente 11, folios 52 a 67. Sigue leyendo Alegato del general Fanjul sobre la ilegalidad del Gobierno del Frente Popular El general afirmó ante el Tribunal que él no se sublevó, sino que rechazó órdenes ilegales de armar a las milicias que dio el Gobierno del Frente Popular

Por qué la izquierda “moderada” prefiere la revolución al orden De la utopía a la revolución: Manuel Muñoz explica por qué la izquierda "moderada" prefiere la revolución con sus crímenes antes que el “orden corrupto”

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Continuación de la anterior declaración de Manuel Muñoz Martínez, con un escrito suyo fechado hacia el 14.4.34, que explica por qué los burgueses de izquierda eligieron la revolución antes que una alianza con el orden representado por la derecha: querían una república pura, sin mancha de los gobiernos corruptos de antaño: Sigue leyendo Por qué la izquierda “moderada” prefiere la revolución al orden De la utopía a la revolución: Manuel Muñoz explica por qué la izquierda “moderada” prefiere la revolución con sus crímenes antes que el “orden corrupto”

Revolución Española de 1936: Por qué la policía republicana consintió las matanzas Algunos porqués de la Revolución Española y la matanza del tren de Jaén, explicados por el que era Director General de Seguridad, Manuel Muñoz Martínez

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

La declaración ante la Causa General del Director General de Seguridad, Manuel Muñoz Martínez, deja ver por qué no podían enfrentar las fuerzas del orden a los revolucionarios: eran la “plataforma ficticia” que necesitaba el gobierno para mantener su apariencia de poder y legitimidad.
Sigue leyendo Revolución Española de 1936: Por qué la policía republicana consintió las matanzas Algunos porqués de la Revolución Española y la matanza del tren de Jaén, explicados por el que era Director General de Seguridad, Manuel Muñoz Martínez

Lo que aprendí de Luka Brajnovic y de Carrillo Del primero aprendí qué difícil es perdonar, del segundo que una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad, pero hace más difícil decir la verdad

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Viendo un vídeo recién publicado sobre el profesor Luka Brajnović (léase Bráinovich), me parece que falta entre los comentarios algo sobre lo que tuve experiencia directa. La sensación que, me parece, se tiene al ver el vídeo, y que en cierto modo se tenía al hablar con don Luka era la de que se trataba de un hombre “bueno por naturaleza”, un pedazo de pan, incapaz de matar una mosca. Si, como dice alguien en el vídeo, nunca habló mal de nadie, debía ser algo natural, como que no le costaba. Y qué mérito tendría eso.

Tuve largas conversaciones con don Luka -seguramente cada semana- entre 1991 y 1993, mientras edité un boletín de Noticias de Croacia. Él había renunciado entonces a escribir la columna que tenía en Diario de Navarra. Me dijo -aunque no recuerdo sus palabras, es la idea- que dejó de hacerlo porque quienes podían evitar la guerra contra Croacia no querían hacerlo, a pesar de que sabían lo que pasaba. En esas condiciones, no tenía sentido insistir. Estaba desanimado, pero no del todo resignado; la prueba es que a mí sí que me animaba a escribir y difundir esas noticias. Además, finalmente conseguí que volviera a escribir, en concreto un serial sobre la historia de su patria, en nuestro boletín.

A lo que voy, en relación al vídeo: no es estrictamente cierto que don Luka nunca hablara mal de nadie, aunque sí lo es en el sentido coloquial de no calumniar. Lo que no hacía nunca don Luka era mentir, y siempre decía la verdad, en la medida en que la conocía. Pero no era un iluso: tenía ideas, bien fundamentadas en experiencias, y sin faltar al debido respeto a las personas, decía lo que debía sobre las personas a las que sabía responsables de crímenes. No se mordía la lengua y no se fiaba de quien había dado muestras sobradas de no ser de fiar. Pienso que se me entiende y no quisiera precisar más, lo que quiero es dejar claro que no vivía en las nubes ni miraba para otro lado o pasaba por encima de lo que hace que ciertas personas o instituciones no merezcan la honra que pretenden darse. No se dejaba engañar, no era un buenazo en ese sentido.

Como en ese vídeo se resalta la humildad de don Luka, yo también diré algo al respecto, que entonces no percibí, por ser demasiado joven. Don Luka siempre me escuchaba y nunca me regañó, ni tuve sensación de que me contradijera. Todo lo más me hacía algunas apreciaciones con tal delicadeza que yo seguramente les daba poca importancia. Por el interés con que escuchaba, tuve -y en esto coincido con el vídeo- la sensación de que aprendía de lo que yo le contaba, o que en todo caso le resultaba novedoso, atractivo y valioso.

Con el tiempo he caído en la cuenta de hasta qué punto eso que sucedía con naturalidad era extraordinario. Que alguien oiga a un joven hablando de cosas que el oyente conoce mucho mejor, tiene mérito. Y que no le corrija, o lo haga de forma imperceptible, es aún más difícil y meritorio. Con el tiempo me da hasta vergüenza recordarlo, pero así fue, y no voy a dar más vueltas porque me alejo del tema.

Mi descubrimiento principal tuvo lugar al leer las memorias de don Luka, que se publicaron el mismo año de su muerte. Entonces descubrí cuánto había sufrido en la guerra que vivió en propia carne, la segunda guerra mundial. La matanza de los pasajeros del tren en que viajaba, su propia condena a muerte y salvación en el último momento, el asesinato de uno de sus hermanos -soldado- mientras dormía, y de otro -sacerdote- en condiciones martiriales, que la dictadura comunista le separara forzosamente de su mujer e hija… Sólo entonces me di cuenta de hasta qué punto habría tenido que verse don Luka tentado a odiar a sus enemigos. Y más siendo una persona tan sensible e inteligente.

Quien conozca un poquito de los seres humanos puede concluir, como yo induje al leer el libro, que la bondad de don Luka no sólo no era natural, en el sentido de espontánea y no meritoria, sino que tuvo que ser fruto de un esfuerzo sobrehumano. Lo que pasa es que el fruto de ese esfuerzo fue tan lozano que no sólo le permitió vencer al odio, sino conseguir que no quedara rastro, hasta tal punto que cualquiera, al verle, pudiera pensar que esa persona no tenía motivos para odiar, o que incluso fuera un iluso que sólo conocía las cosas buenas de la vida. Craso error.

En definitiva, la mayor lección que me dio don Luka, en silencio porque de eso no hablaba y porque ya estaba muerto cuando la aprendí, es: ¡QUÉ DIFÍCIL ES PERDONAR! Y, a renglón seguido, que vale la pena intentarlo, pues que tan atractiva resulta una persona que perdona. Pero claro, un perdón de verdad es ese: el que no deja huellas, el que para los que no conocen las circunstancias, no se percibe. Y, al mismo tiempo, no es el perdón de un bobo. Un perdón que no se chupa el dedo, porque sabe que el mal existe y hasta qué punto es fuerte, pero que ni siquiera de ese saber alardea. Algo muy, pero que muy poco común.

Este descubrimiento me dio una pista de por qué don Luka fue profesor de ética. Él logró ser bueno, un auténtico héroe, no solo por superar la inclinación al odio, y precisamente porque sabía de buena tinta lo difícil que era, decidió enseñárselo a los demás. Pero, insisto, sin alardes. Claro que él enseñó la bondad propia de los periodistas, que más que en perdonar consiste en decir la verdad. Pero ambas cosas tienen mucho que ver; ya lo he sugerido: perdonar no es chuparse el dedo, y no por saber la verdad se debe mantener cierto odio, el del “perdono pero no olvido”. En don Luka era al revés: no olvido, pero perdono.

Y por fin Santiago Carrillo, ¿qué tiene que ver en todo esto? Muy sencillo. Hay un dicho que se adjudica a Goebbels, el de que una mentira, repetida mil veces, se convierte en verdad. Falso. Al margen del efecto que pueda tener en el público -si se lo creen a la vez 1.000, allá ellos, otros creen las mentiras a la primera-, repetir una mentira mil veces lo que hace es mil veces más difícil decir la verdad. Y como el pasado día 18 vi a Carrillo presentar La difícil reconciliación de los españoles, y ahí le pregunté sobre Paracuellos, he aquí la conexión con lo que don Luka me enseñó. La reconciliación es imposible sin decir la verdad, y también es imposible sin perdonar. ¿Pero cómo esperar reconciliación si ni se pide perdón ni se dice la verdad? Con cada mentira, la figura de Carrillo se hunde más y más y se empequeñece. Y miren por dónde no fue Carrillo quien más pena me dio en esa rueda de prensa. Porque él está atado a su mentira, es la piedra de molino con que comulga o que lleva atada al cuello. Es poco probable que alcance a desatársela. Pero ¿y esa pandilla de -perdón pero no encuentro mejor expresión- lameculos que le lanzaban incienso mientras él mentía? Carrillo es un anciano, y sería cruel cebarse en el aspecto que tenga o deje de tener, por eso yo no le miraba demasiado a él mientras habló. Lo penoso era ver a personas que supuestamente dedican su vida a investigar y difundir la verdad, mirando a este personaje con una babilla que se les caía por la comisura, llamándole “don Santiago” y tomando notas, en lugar de decirle: ¡basta ya, señor Carrillo, si quiere le ayudamos a sacudirse esas mentiras de encima, pero no nos cuente milongas!

Carrillo responsabiliza de Paracuellos a la gente y a milicianos desobedientes El 18.1.2011 pregunté a Carrillo sobre Paracuellos: ¿No piensa que sería positivo que usted pidiera perdón a las familias de las personas que mandó fusilar?

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Recojo su alucinante respuesta, de la que sólo quiero resaltar dos puntos: ¿convoyes detenidos de madrugada y fuera de Madrid, después de que ha dicho que es una ciudad sitiada? Una ciudad que todos han abandonado, y que teme por la inminencia de la llegada de los nacionales, ¿pero la gente se congrega fuera para detener un convoy? Eso por no hablar de los pacos disparando desde los tejados ¡en noviembre!, de que habla de un único convoy, compuesto exclusivamente por militares, supuestamente sublevados y condenados… Incluyo también una repuesta a pregunta sobre su relación con Suárez, algo menos alucinante, pero también ilustrativa sobre la capacidad de inventar de este hombre.

Sigue leyendo Carrillo responsabiliza de Paracuellos a la gente y a milicianos desobedientes El 18.1.2011 pregunté a Carrillo sobre Paracuellos: ¿No piensa que sería positivo que usted pidiera perdón a las familias de las personas que mandó fusilar?

El alzamiento y los contraalzamientos en la provincia de Jaén En la provincia de Jaén solo en Villarrodrigo se alzaron las personas de derechas por su cuenta; en Orcera y Benatae fue más defenderse que alzarse

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Sólo en Villarrodrigo se alzaron las personas de derechas por su cuenta; en Orcera y Benatae fue más defenderse que alzarse. En otro puñado de pueblos de la provincia de Jaén (La Carolina, Fuerte del Rey, Arjonilla, La Lancha, Jódar, Jimena y en menor medida Andújar, Martos), la Guardia Civil se alzó para posteriormente someterse a Miaja o retirarse a Jaén. En el resto, no hubo más alzamiento que el de las izquierdas. No hay acusaciones explícitas de cobardía contra la Guardia Civil por parte de quienes sufrieron las consecuencias de la revolución. Sigue leyendo El alzamiento y los contraalzamientos en la provincia de Jaén En la provincia de Jaén solo en Villarrodrigo se alzaron las personas de derechas por su cuenta; en Orcera y Benatae fue más defenderse que alzarse