Cómo serían las elecciones sin vox

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Con este trabajo pretendo responder a la pregunta sobre cuál sería el resultado de las elecciones sin Vox o, dicho de otro modo, hasta qué punto ese partido facilitará la victoria del PSOE.

Debemos conocer primero la previsión de los resultados electorales y, sabiendo de dónde proceden los votos de Vox, devolverlos a ese origen y calcular de nuevo el resultado electoral.

Para saber de dónde vienen los votos de Vox tomo en primer lugar el análisis de los datos del CIS publicados en La Vanguardia el 2 de febrero de 2019 por C. Villalonga:

Procedencia de votos de Vox.
Procedencia de votos de Vox.

Esta estimación puede ser modificada según lo que afirmaba el 22 de octubre de 2018 Francisco Camas en la web de Metroscopia, asegurando que un 65% de los votos de Vox proceden del PP y un 35% de Ciudadanos. Aunque ese análisis es por fuerza impreciso al no contemplar la procedencia de votos más que de dos partidos, voy a mezclar ambas previsiones corrigiendo la más moderna (del CIS-La Vanguardia) solo en el aspecto de que en la suma de votos que da a PP+CS (48,27%) se corrija la proporción entre ambos conforme a lo previsto por Camas. Previamente, dado que la suma de lo aportado por La Vanguardia no da el 100% sino el 78,95%, hay que subir a todos los partidos de procedencia ese 21,05% que falta (otro factor de imprecisión). El resultado es que los votos de Vox tendrían esta procedencia (y destino en caso de que pudiéramos dar la vuelta a la tortilla como en este ejercicio pretendo simular):

Procedencia de los votos de Vox

PP CS Podemos PSOE Abs. Blanco
39,74 21,40 14,25 2,33 17,35 4,93

Quien quiera comprobar la exactitud de los cálculos puede consultar esta hoja excel, para esta y las siguientes operaciones.

Y ahora vamos a calcular cómo serían las elecciones con Vox y sin ese partido, según la macroencuesta del CIS de marzo. Empecemos por Madrid.

Sin cambios en la capital

Tomando un calculador electoral, elegimos la provincia de Madrid y precisamos que tiene 37 “concejales” (en realidad son diputados; no sirve elegir que son elecciones generales, porque ofrece 36 diputados y en estas elecciones hay uno más).

Vamos a los resultados de la macroencuesta del CIS y vemos los porcentajes que para Madrid da en la pregunta 10aa. Aplicamos esos porcentajes al censo electoral y luego al calculador y nos da los siguientes resultados:

Madrid 28.4 Porcentaje Votantes Escaños
PP 14,4 727.868 7
PSOE 27,8 1.405.190 14
Pod 13,2 667.212 7
CS 14,4 727.868 7
VOX 5,1 257.787 2

En términos de las coaliciones de gobierno más probables, el resultado sería:

Madrid 28.4 Porcentaje Votantes Escaños
PP+CS+Vox 33,9 1.713.523 16
PSOE+Podemos 41 2.072.402 21

En cuanto al Senado, los cuatro senadores más votados (y en consecuencia elegidos) serían previsiblemente 3 del PSOE y 1 indeciso que podría ser del PP o de CS, por tener el mismo porcentaje.

En el hipotético, pero casi imposible caso, de que todos los votantes de la primera posible coalición eligeran un senador de cada partido, con 1,7 millones de votos superarían los 1,4 millones del PSOE, y habría un senador del PP, CS y Vox, y otro, el cuarto, del PSOE; pero por la misma regla si fueran capaces de seguir una disciplina de voto semejante todos los votantes de la otra hipotética coalición, eligiendo todos a los primeros dos senadores del PSOE y el primero de Podemos, habría 2 senadores del PSOE, uno de Podemos y otro del PP (o del que resultara más votado de la primera hipotética coalición). Por lo tanto, la opción de Voto tri o bipartito daría en el Senado 2 senadores al PSOE, 1 a Podemos y 1 a cualquier partido del tripartito.

Si los votos de Vox volvieran a su origen el resultado en el Congreso sería:

Madrid 28.4 de Vox a… Votantes Porcentaje Escaños
PP 102.447 830.315 16,41 8
PSOE 6.008 1.411.198 27,89 14
Podemos 36.733 703.946 13,91 7
CS 55.164 783.032 15,48 8

O, en el cómputo de posibles coaliciones:

Madrid 28.4 de Vox a… Votantes Porcentaje Escaños
PP+CS 157.611 1.613.347 31,89 16
PSOE+Podemos 42.741 2.115.144 41,80 21

Lo que significa que, en la capital de España el voto de Vox solo sirve para aumentar la participación, y su desaparición no influiría en el reparto de diputados (sus dos diputados irían uno al PP y otro a CS), si bien en el de senadores serviría para adjudicar el cuarto con certeza al PP (al proceder más votos de Vox del PP que de CS, que está empatado en intención de voto con el PP).

Valladolid

En la capital de Castilla y León los datos son:

Esto significa que la desaparición de Vox tampoco variaría el resultado en el Congreso, y tampoco en el Senado, donde en circunstancias normales seguiría habiendo 3 senadores para el PSOE y uno para el PP, y en el irreal supuesto de votos tripartitos podrían obtenerse tres senadores para el tripartito de derecha y uno para el PSOE.

Dado que el macroestudio del CIS es por Comunidades Autónomas, el resto de Castilla y León tendría los mismos porcentajes de voto y quedaría así:

Burgos

Lo mismo sucede en Burgos, donde con o sin Vox hay dos diputados para el PSOE, uno para el PP y otro para CS; y 3 senadores para el PSOE y uno para el PP, salvo que votos tri o bipartitos determinaran otra cosa.

León

Pasaría exactamente lo mismo: Vox es irrelevante.

Salamanca

Exactamente igual. Le siguen cuatro provincias con solo tres diputados cada una, pero cuatro senadores:

Zamora

Aquí sí que la desaparición de Vox favorecería a CS, de modo que en vez de 2 diputados para el PSOE y 1 para el PP, si no existiera Vox, uno de los diputados del PSOE pasaría a CS. En el Senado también un voto tripartito podría lograr tres senadores y dejar al PSOE-Podemos con solo uno.

Palencia

Sucedería lo mismo que en Zamora.

Ávila

También aquí la desaparición de Vox haría pasar un diputado del PSOE a CS; y también es irrelevante para el Senado.

Segovia

El  mismo resultado que en la anterior. Y la última provincia de esta región, con dos diputados y cuatro senadores:

Soria

Vox no tiene relevancia ninguna. En cuanto a la provincia por la que Castilla sale al mar, al constituir una Comunidad Autónoma, hay datos específicos sobre ella:

Cantabria

Aquí también Vox es irrelevante, y su desaparición no influiría en el resultado de 2 escaños para el PSOE y uno para PP, CS y Podemos. De nada serviría en voto tripartito o bipartito en el Senado. Y en la frontera de Castilla con Navarra y Aragón tenemos una nueva Comunidad:

La Rioja

En esta provincia con cuatro diputados y cuatro senadores Vox sería irrelevante para contrarrestar el resultado de 2 diputados del PSOE, 1 del PP y 1 de Podemos, lo mismo que para influir en el resultado del Senado.

Asturias

En esta Comunidad se elijen siete diputados y cuatro senadores. Vox es también irrelevante, y su desaparición no influiría en el reparto de diputados (3 al PSOE, 2 al PP, 1 para Podemos y Ciudadanos) ni senadores.

Galicia

En resultado de la desaparición de Vox en Galicia sería:

La Coruña

En la provincia del Finisterre se eligen 8 diputados. A pesar de su escasa relevancia (el 2% que el CIS da a Vox en Galicia suponen menos de 22.000 votos en esa provincia), la desaparición del partido promovido por el Yunque supondría el paso de uno de los cuatro diputados del PSOE a Podemos (permaneciendo los 3 del PP y el de CS) y por una escasa diferencia que la coalición de izquierda superara a la de derecha, con cambio de cromos en el Senado en el menos que improbable caso de que todos los votos fueran bipartitos.

Pontevedra

La elección de los siete diputados no se modificaría si desapareciera Vox (3 para el PSOE, 3 para el PP y uno para CS), y al igual que en La Coruña, teóricamente este suceso daría una ligera mayoría a una hipotética coalición de izquierda, que sólo podría influir en la elección de senadores si todo el mundo votara con el sistema bipartidista.

Lugo

Respecto a los cuatro diputados y  senadores de esta provincia, la existencia o no de votos a Vox no influiría en el empate a dos entre PSOE y PP, ni en el reparto de senadores, salvo de nuevo en el casi imposible caso de una unánime elección con votos tri y bipartitos.

Orense

Tampoco en esta provincia influye que haya o no votos a Vox en el reparto empatado de congresistas, ni en el de senadores salvo por ese curioso fenómeno galaico de que la desaparición de Vox haría prevalecer al bipartito de izquierda sobre el de derecha.

Extremadura

Saltando del norte al este de Portugal, entramos en tierras lusitanas por la provincia de:

Cáceres

Los cuatro diputados de esta provincia se repartiran al margen de que haya o no votos a Vox (2 PSOE, 1 PP y 1 CS), lo que tampoco influirá en la elección de 3 senadores para el PSOE y 1 para el PP.

Badajoz

También aquí los seis diputados (3 PSOE, 2 PP y 1 CS) y los cuatro senadores (3 PSOE, 1 PP) se reparten sin que influya que haya o no votos a Vox.

Andalucía

Continuando hacia el sur nos encontramos con la única Comunidad Autónoma donde ya tenía Vox representación parlamentaria:

Huelva

Cinco diputados se reparten en esta provincia (3 para el PSOE, 1 para el PP y otro para CS), sin que la existencia o no de votos a Vox influya, lo mismo que en el reparto de senadores (3 para el PSOE, 1 para el PP).

Cádiz

Nueve diputados se reparten en esta provincia donde CS superaría al PP, obteniendo 5 escaños el PSOE, 2 CS, 1 el PP y 1 Podemos, y donde la reversión del voto de Vox beneficiaría al PP dándole uno de los diputados del PSOE y el senador de CS por pasar a ser la segunda fuerza más votada.

Sevilla

De los doce diputados de esta provincia correspondería uno a cada formación de extrema izquierda y derecha, dos a PP y CS y seis al PSOE, correspodiendo también a CS un senador como segunda fuerza más votada; pero si se revirtiera el voto a Vox su diputado iría a parar a Podemos y el senador de CS al PP.

Córdoba

Los seis diputados de esta provincia se repartirían mitad para el PSOE y uno para el PP, CS y Podemos, siendo también el senador de la segunda fueza para CS. La desaparición del voto a Vox solo haría pasar este senador al PP.

Málaga

Con 11 diputados, correspondería de nuevo uno a las dos formaciones de extrema izquierda y derecha, dos a CS y PP y 5 al PSOE. En caso de revertirse el voto a Vox, su diputado pasaría al PSOE y el senador de CS al PP como segunda fuerza más votada.

Jaén

De los cinco diputados de esta provincia, corresponderían 3 al PSOE, 1 a CS y 1 al PP, siendo el único efecto de la reversión del voto a Vox el paso del senador de CS al PP.

Granada

De los siete diputados de esta provincia, se llevaría 4 el PSOE, y 1 el PP, CS y Podemos. En caso de revertirse el voto a Vox, su único efecto sería, una vez más, el paso del senador minoritario de CS al PP.

Almería

Con seis diputados, corresponderían 3 al PSOE y 1 a CS, PP y Podemos. La reversión del voto a Vox tendría como único efecto el paso del senador de CS al PP.

Canarias

En esta Comunidad hay dos provincias:

Tenerife

Además de a los siete diputados, solo me referiré a tres senadores de esta provincia, dejando en el aire las elecciones de uno por la isla de La Palma (85.000 electores), otro por La Gomera (25.700 electores) y otro por El Hierro (10.857 electores), que dependerán de factores demasiado puntuales que una encuesta tan genérica no me parece que pueda ayudar a determinar. La reversión del voto a Vox no cambiaría la distribución de diputados (4 para PSOE, 1 para CS, PP y Podemos), pero sí haría pasar el senador de CS al PP.

Las Palmas

Con ocho diputados, esta provincia tiene tres senadores, más uno por la isla de Fuerteventura y otro por Lanzarote: a estos dos no los incluiré por la misma razón que los de las islas de la provincia tinerfeña. Los diputados son 4 para el PSOE, 2 para CS, 1 para el PP y 1 para Podemos. En caso de revertirse el voto a Vox, pasarían al PP el segundo diputado de CS y el senador que este partido obtenía como segunda fuerza más votada.

Baleares

También aquí dejo aparte al senador por Menorca y el de Ibiza-Formentera. Los ocho diputados serían 3 para PSOE, 2 para CS y PP y 1 para Podemos. La reversión del voto a Vox no cambiaría nada.

Murcia

De los 10 diputados de la provincia de Murcia, corresponden 3 al PSOE y al PP, 2 a CS y 1 a Podemos y a Vox, con la particularidad de que aquí los improbables votos sumados de un tripartito de derecha superan al bipartito de izquierda y podrían arrebatar los tres primeros senadores al PSOE. En caso de reversión de los votos de Vox, su diputado pasaría a CS y además el PP pasaría a ser la fuerza más votada y se llevaría los tres senadores.

Castilla La-Mancha

Empiezo el análisis de la región castellano-manchega por la provincia que antaño formaba región con Murcia:

Albacete

Con cuatro diputados y otros tantos senadores, corresponden dos diputados al PSOE, uno al PP y otro a CS, sin que pueda cambiar nada la reversión de los votos de Vox.

Ciudad Real

Los cinco diputados de esta provincia se reparten con 3 para el PSOE, 1 para el PP y 1 para CS. La reversión de los votos de Vox haría que uno de los tres diputados del PSOE pasara a Podemos, aunque con un margen muy pequeño podría oscilar entre ese partido y el PP. Respecto a los senadores, sin cambios.

Toledo

Con seis diputados, corresponden 3 al PSOE y uno a los otros tres partidos principales (PP, CS y Podemos). Si se revirtieran los votos de Vox, uno de los escaños del PSOE pasaría al PP.

Cuenca

Dos de los diputados de esta provincia corresponderían al PSOE y uno al PP, sin que la reversión de los votos de Vox pudiera cambiar nada.

Guadalajara

Con tres diputados, se repite el escenario de Cuenca.

Aragón

Huesca

Aunque en el Alto Aragón hay tanto a repartir como en las provincias manchegas recién citadas, la reversión del voto a Vox haría que el PSOE tuviera que ceder uno de sus diputados a CS.

Zaragoza

Los siete diputados de la capital aragonesa se reparten por igual -3 PSOE, 2 PP y 1 para CS y Podemos- al margen de que se confirmen o no las intenciones de voto a Vox.

Teruel

En el Bajo Aragón se produce el mismo fenómeno que en Huesca: si se revirtieran los votos de Vox, pasaría a CS uno de los diputados del PSOE.

Comunidad Valenciana

Alicante

En el reparto de doce diputados -5 PSOE, 2 PP y CS, 1 Vox (por delante de) Podemos y Compromís-, la reversión de los votos de Vox haría pasar su escaño al PP y decantar el cuarto senador (respecto al que estaban empatados los otros dos partidos de derecha al darles el CIS la misma intención de voto -13%- en la Comunidad Valenciana) hacia el PP.

Valencia

La paradoja en el reparto de los 15 diputados de la capital valenciana -en el Senado la reversión de votos de Vox serviría de nuevo para que el cuarto senador fuera del PP- es que el escaño de Vox iría a parar a Podemos.

Castellón

La permanencia o reversión de los votos a Vox no modificaría el destino de los cinco diputados de Castellón -tres al PSOE, uno al PP y otro a CS; solo decidiría que el cuarto senador fuera para el PP.

Cataluña

Tarragona

El voto de Vox es irrelevante para el reparto de estos seis diputados y los cuatro senadores.

Lérida

Igualmente irrelevante en el reparto de los cuatro diputados y senadores.

Barcelona

32 diputados.

Gerona

Seis diputados.

Navarra

Cinco diputados.

País Vasco

Álava

Cuatro diputados.

Guipúzcoa

Seis diputados.

Vizcaya

Ocho diputados.

La hora de sumar

asdfdasdfs

Branka Primorac: Los jóvenes españoles podrán reconocerse en mi libro

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter

Se ha publicado en castelllano Viaje de fin de curso, de la escritora croata Branka Primorac, editado por Katelani (2018, 115 páginas, 15 euros, con ilustraciones) cuya versión original (Maturalac) data de 1993 y es en su  país, Croacia, de lectura recomendada en 7º de educación primaria. De este libro dice su autora que “los jóvenes españoles podrán reconocerse en él”, ya que trata de aventuras y personajes que son comunes a todas las culturas.

Portada de Viaje de fin de curso, de Branka Primorac.
Portada de Viaje de fin de curso, de Branka Primorac.

Viaje de fin de curso quizá es la primera obra de ficción realista infantil y juvenil croata publicada en lengua española. Prueba del notable interés de esta escritora y periodista nacida en Zágreb en 1946, por dar a conocer la literatura de su país y su propia obra, entre los hispanohablantes es su página web traducida al español, en la que hace las veces de presentadora la portada de esta obra en el límite entre lo infantil y juvenil, justamente porque narra con desenfado y dosis de intriga las inquietudes de los adolescentes que viven el episodio de maduración que supone el salto a otra etapa vital. Además de recomendar este libro, preguntamos a Branka Primorac acerca de sus inquietudes como escritora.

  • Santiago Mata: ¿Qué le movió a escribir para niños y por qué sigue haciéndolo hoy?
  • Branka Primorac: Soy una periodista enamorada de mi profesión. Cuando me gradué en la Facultad de Redacción y Trabajo Periodístico, se cumplió un gran deseo que tenía desde niña. Pensé que ahí terminaban mis deseos e inquietudes. Y resultó que no era así. ¿Qué tiene esto que ver con mi obra literaria? La literatura era en mi camino un fenómeno pasajero, una pasión de gourmet literario. Yo tenía un gran respeto, casi sobrenatural, hacia los autores que escribieron los libros que me gustaban. No me atrevía a pensar que yo pudiera contarme entre ellos. Pero al llegar el momento en que mis hijos eran adolescentes, sentí la necesidad de escribir algo distinto a lo que escribe un periodista. Inicialmente, era una terapia ante una situación incómoda en la sala de redacción. Pero la buena acogida de público y crítica que recibieron mis dos primeros libros me hizo sentir gran satisfacción y aliento.
    Branka Primorac y su esposo, con Santiago Mata (izda.) en Madrid.
    Branka Primorac y su esposo, con Santiago Mata (izda.) en Madrid.
  • SM: ¿Seguirá escribiendo siempre literatura infantil?
  • BP: Dado que empecé a escribir a una edad en que mis colegas tenían docenas de títulos publicados y reputación como escritores, pensé que sería más rápido y fácil empezar con un libro para niños. Me he sentido bastante bien en esa área durante mucho tiempo y pensé (equivocadamente) que nunca me gustaría dedicarme a la literatura para adultos. Ahora escribo para lectores jóvenes y mayores, y creo que es una buena combinación. Este año sale mi primer libro ilustrado, que suponía una especie de desafío, y pronto una novela para adultos ambientada en la vida periodística.
  • SM: ¿Por qué traducir al español su libro más famoso, Maturalac-Viaje de fin de curso?
    BP: Antes de que mi hijo Dražen se casara con una española, Laura, hubo un intento de traducir Viaje de fin de curso al alemán y al noruego. Yo no me empeñé particularmente en que algunos de mis títulos aparecieran en el mercado extranjero, pensando erróneamente que todo lo que tiene calidad termina por traducirse. Mientras tanto, en Madrid, nacieron tres de mis nietos, que hablan mejor español que croata, así que llegué a la conclusión de que ese era un buen motivo para dar prioridad a esta lengua. Claro que no puedo competir en un mercado tan grande, pero cuando crezcan, se lo podré leer a mis nietos.
  • ¿Existe una conexión entre la sensibilidad de los jóvenes en Croacia y España u otros países?
  • La aventura de un viaje de varios días entre adolescentes al final de la escuela primaria es muy popular en Croacia, ya lo era en los tiempos del Estado anterior [Yugoslavia]. Pienso que también lo es es España. Viajar sin los padres y con los compañeros de clase es algo sobre lo que se sueña durante años, y la emoción y expectativas de los niños de 13 años son grandes. Les interesa divertirse y bromear, sin maldad. Aparecen los temas del crecimiento, el amor juvenil, la rivalidad, la insensatez de la inmadurez: es algo común a los jóvenes de todo el mundo. Viaje de fin de curso presenta eventos y personajes que son típicos de cualquier clase en cualquier país. Creo que los jóvenes españoles podrán reconocerse a sí mismos sin dificultad en este libro. El editor, Jordi García Jacas, tras leer el manuscrito, dijo: “Es increíble lo mucho que el tema del libro es común a los estudiantes de países diferentes”. Por tanto sí existe una relación.
  • ¿Qué puede aportar su libro, su obra literaria, e incluso la literatura croata en general, a los jóvenes en España o de otros países europeos o de habla española?
  • Pienso en España en primer lugar. Somos parte de la Unión Europea, una comunidad en la que necesitamos conocernos mejor. Mi libro en este sentido es un grano de arena arrojado al océano. Para imprimir en España, he tenido que remover montañas. Habría muchos más libros que publicar por una y otra parte, pero eso requiere mantener reuniones, realizar promociones, contactar con conocidos. Es fácil de decir, pero difícil de lograr. Por eso me gustaría que lo que he hecho fuera un comienzo y tuviera continuidad. Estoy segura de que no sería difícil encontrar puntos de contacto, y al mismo tiempo diferencias interesantes. Todo esto se aplica a otros países de lengua española, especialmente a América Central y del Sur, que muestra un creciente interés por la literatura croata: una pequeña lengua de un pequeño país europeo, que sin embargo tiene buenas obras y una producción literaria muy fructífera en proporción al tamaño de la nación.