El Yunque profana el Santuario de Lo Vásquez en Chile Los días 30 de abril y 1 de mayo El Yunque realiza un curso intensivo para nuevos miembros captados en Chile, en el Santuario de Lo Vásquez

Facebooktwitter
Facebooktwitteryoutube

La sociedad secreta anticristiana El Yunque realiza en la Casa de Ejercicios del Santuario mariano de Lo Vásquez (Casablanca, diócesis de Valparaíso, Chile) un cursillo de preparación para el juramento sacrílego con que vincula a sus nuevos miembros.
Los miembros del Yunque, al organizar su “curso preliminar” se habrían burlado diciendo que habían engañado a las monjas encargadas de la casa de retiro, diciendoles que era “una jornada de formacion de la parroquia de San Antonio”. Aseguran contar con el apoyo del nuevo obispo Cristian Roncagliolo (auxiliar de Santiago), con el que afirman se habría reunido uno de los jefes del Yunque en Chile, Eduardo Guerrero, “logrando resolver todos los problemas”.

Una mentira más para tratar de arrojar dudas sobre el prelado, de quien consta que ha ayudado a salir del Yunque a algunas personas y ha tomado la iniciativa para quitar al Yunque el control de la Academia de Líderes Católicos, hasta el punto de provocar que el propio J.A. Rosas se vuelva contra el actual jefe del Yunque allí, Eduardo Guerrero. Lo mismo puede decirse de la Universidad Católica de Chile, donde recién fue nombrado vice gran canciller el padre Tomás Schertz, conocido por su oposición al Yunque.

El curso preliminar se desarrolla en la casa de ejercicios del Santuario de Lo Vasquez (ruta 68 comuna de Casablanca). Cualquiera puede llamar a dicha casa para corroborar esta informacion: +56 (32) 274 1216.

(Para saber más sobre esta sociedad secreta anticristiana pueden leer El Yunque en España.)

El 21 de abril de 2017, J.A. Rosas reprobó algunas de las manipulaciones políticas de la religión que hace el Yunque, pero sin mencionar el nombre de esta sociedad secreta.
El 21 de abril de 2017, J.A. Rosas reprobó algunas de las manipulaciones políticas de la religión que hace el Yunque, pero sin mencionar el nombre de esta sociedad secreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *