Edición electrónica de El Yunque en España

El Yunque, número uno en fundamentalismo e intolerancia La edición electrónica del libro El Yunque en España está en el primer puesto en Amazon en la sección de fundamentalismo e intolerancia

Facebooktwitteryoutube
Facebooktwitter
Edición electrónica de El Yunque en España
Edición electrónica de El Yunque en España

El que nada más salir la edición electrónica del libro El Yunque en España se haya colocado en el primer puesto de ventas de la temática “fundamentalismo e intolerancia” en Amazon coincide con la campaña recién emprendida por la principal tapadera del Yunque, Hazte Oír, a cuenta de combatir el transexualismo con su autobús naranja hablando de penes y vulvas.

No son pocos los católicos que, por simpatía hacia los valores que finge defender el Yunque, parecen apoyar sus iniciativas.
No pocos católicos, por simpatía hacia los valores que finge defender el Yunque, parecen apoyar sus iniciativas.

Sugiero a quienes entran en la discusión fabricada por el Yunque tener en cuenta que, al margen de si conviene o no discutir sobre este asunto, lo que pretende el Yunque es hacer ruido, para:

1) llevar la discusión fuera del punto que está en juego, y es que ellos son una sociedad secreta (y anticristiana) que no debería ser tolerada;

2) hacerse protagonistas y supuestos líderes de valores de los que en realidad carecen, atrayéndose a los que se supone que los comparten (los “católicos”);

Respuestas reenviadas por miles en Twitter, que en vez de al Yunque atacan al catolicismo.
Respuestas en Twitter, que en vez de al Yunque atacan al catolicismo.

3) provocar a los que ya de por sí miran con malos ojos al cristianismo, para que, confundiendo con él a estos fundamentalistas satánicos, les provoque odio y crispación y más ataques al cristianismo…

Y así sucesivamente seguirá alimentándose el círculo vicioso hasta que, quizá, Dios lo quiera, y a pesar de ser los españoles tan amantes de entrar a cualquier trapo que se nos ponga ante las narices, alguien caiga en la cuenta de que no vale la pena pelearse sólo para que cuatro fanáticos llenen sus bolsillos de dinero.

En medio de tanta indolencia y estupidez, he encontrado una ristra de 19 tuits de Francesc Pujol que me parecen particularmente lúcidos, se los pongo añadiendo dos comentarios entre paréntesis:

1. Venga, me apunto al lío: creo que Hazte Oír es un gran aliado en la propagación de la mentalidad progresista en cuestiones sociales.
2. Intento argumentarlo. Sin necesidad ni interés en entrar en lo que pienso o dejo de pensar sobre esas cuestiones sociales. No es relevante.
3. Hazte oíz como lobby de activismo social para defender posiciones conservadoras (o a veces, cristianas) sobre familia, vida, educación.
4. Se supone que su misión no es ganar una batalla concreta en tal o cual movilización, sino en expandir aceptación social de sus posiciones.
5. Ni tampoco sería su misión hacer ruido para que se oigan voces distintas en temas controvertidos. Se supone que el ruido es medio, no fin.
6. Mi análisis es que su estrategia de movilización en batallas concretas genera el efecto opuesto: aumento de rechazo social a sus luchas.
7. Para conseguir ganar una batalla necesita movilización fuerte. Mucha firma, mucha indignación. Para ello escoge casos y tono de choque.
8. Y muchas veces han conseguido su objetivo batalla. Porque con su planteamiento agresivo atraen y activan a los convencidos y ofendidos.
9. Son los que conectan con el tono agresivo los que hacen de difusores y embajadores de sus campañas. Se movilizan, crispados, atacando.
10. Es decir: atraen y activan a los convencidos. Por lo tanto, por ese lado, impacto en influencia social nulo. Ya estaban en la causa.
11. Evidentemente, cero impacto en los del frente opuesto atacados por la campaña. Ahí no suele hacerse amigos. Suele en cambio despertarlos.
12. Queda el efecto del ruido, que llega a esa gran mayoría sin posición clara y sin gran interés por el tema de la campaña.
13. A muchos de los indiferentes les afecta el tono, las formas. Y cuando se percibe agresividad y hasta odio, muchos empatizan con atacado.
14. Cuando Hazte Oír provoca ruido que llega a los bares, acaba forzando que muchos tomen posición sobre temas en que no tenían opinión ni juicio.
15. Tocaría medirlo. Mi intuición es que no pocos de los que eran indiferentes acaban acercándose a la posición del atacado.
16. Creo que detrás de casi todas las victorias en las batallas, HO produce retroceso social en los intereses sociales que defiende. (Esto prueba que no siguen “valores” sino su propia agenda: el Yunque gana, aunque la causa pierda.)
17. Creo que pasa algo parecido con esas manifestaciones claramente ofensivas a un colectivo. Aplauso en convencidos, y rechazo en neutros.
18. Creo que la estrategia de Hazte Oír es pésima y que su equipo está en ceguera y burbuja por los convencidos enfervorecidos que aplauden. (Yo añadiría que no es ceguera, saben bien que sus movidas no llevan a ninguna parte, pero ganan dinero y eso basta.)
19. Si quieres cambio social, el público objetivo al que hay que llegar y seducir es la masa indiferente. Fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *