Ángel caído

El Yunque es anticristiano, ¡y nos lo tiene que decir el PP! Ángel Garrido, del PP, afirma de Arsuaga que "es imposible encontrar a alguien más contrario a los principios morales del amor y la caridad cristianos"

Facebooktwitter
Facebooktwitteryoutube

El consejero de presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha tildado a la cara visible del Yunque en España, Ignacio Arsuaga, de actuar contra la caridad cristiana. Con tanto predicador católico como hay en España, quizá debamos hacernos mirar esto de que sea un político del PP quien nos tenga que recordar que imitemos a Jesucristo. Mirando el tuit de Garrido puede verse a toda la  jauría del Yunque que se le ha tirado a la yugular.

Con esto está todo dicho y solo debería insistir: reflexionemos, o mejor, recemos… y después actuemos.

Pues sí, porque el problema del Yunque, y de los católicos españoles con el Yunque, aún diría más: de los que se creen católicos españoles y son del Yunque, es precisamente ese: que no rezamos ni reflexionamos antes de actuar, y en consecuencia, casi sin darnos cuenta, terminamos actuando de forma inhumana (porque empezó siendo irreflexiva) y menos cristiana (porque no se apoya en la oración).

Lo anticristiano del Yunque es el espíritu de guerra, de lucha de clases, que ha copiado de los enemigos de la Iglesia, por comprensible, pero injustificable, reacción a los lejanísimos tiempos de la persecución mexicana, lejanos pero siempre cuasivecinos, no por la comunión en la fe y el amor como dijo Juan Pablo II al presentarse, sino por el rencor y la falta de fe. La espontaneidad, la respuesta “lógica” del ojo por ojo, que luego se viste de defensa de los sacrosantos derechos de Dios.

No quiero hacer un post largo, así que quien quiera saber más, se puede leer el prólogo en que ya hace medio año el experto en sectas de la Conferencia Episcopal, D. Luis Santamaría, afirmó que el Yunque es una sociedad secreta anticristiana, o incluso todo el libro El Yunque en España.

Escuela de guerra en una casa diocesana

Ya informé de que entre las actividades de verano del Yunque, además de la captación de jóvenes en la JMJ abusando de la Parroquia de San Agustín de Alcobendas, estaba el abuso de la casa diocesana de Málaga para difundir su ideología belicista. Aquí foto de Ignacio Arsuaga convenciendo al personal de que estamos en guerra (cultural); no tiene desperdicio porque lleva incluso “like” del corifeo político del Yunque, Santiago Abascal, presidente de VOX:

Arsuaga en guerra en Málaga
Arsuaga jugando a la guerra en Málaga

Y aquí, porque ellos son tan indiscretos que lo publican, la lista de los asistentes:

Yunque en Málaga 2016
Yunque en Málaga 2016
Asistentes a la escuela del guerra del Yunque en Málaga.
Asistentes a la escuela de guerra del Yunque en Málaga.

Para los atontaos que piensan que por estar en una casa diocesana los del Yunque difunden doctrina católica, les mostraré el certificado del curso -cuya temática, que era cómo sacar pasta al personal, desde luego no cuadra con el “gratis date” cristiano-, donde deja bien claro que a esos efectos son una sucursal de una institución del Partido Republicano estadounidense -la versión más dura, que aupó por lo visto a Ronaldinho Reagan-: el Leadership Institute, con firma de su presidente, Morton C. Blackwell.

Leadership Institute
Leadership Institute

El comentario de esta orgullosa participante nos da idea del grado de infiltración del Yunque en parte del movimiento provida. Entre otras muestras de esta infiltración está el que se adueñen de la cuenta de Sexo Seguro en Facebook, su ataque al PP por supuesta propagación escolar de la ideología de género, que colabore con ellos un miembro permanente de la delegación vaticana en la OEA, Gualberto García Jones, o que sea miembro del patronato de CitizenGo uno de los jefes de LifeSiteNews.com, John-Henry Westen.

No todo son malas noticias, porque recientemente ha dejado de colaborar con el buque insignia del Yunque un buen católico del que espero que pueda dar testimonio de su coherencia, de haber sabido renunciar al dinero para no tener que apoyar a gentes que simulan ser cristianas, a todos los que siguen pensando que es posible obtener algo bueno por medios ilícitos, es decir, apoyando a una sociedad secreta anticristiana (o apoyándose supuestamente en ella, craso error porque ellos simulan apoyar para fagocitar al vecino).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *