Foto Marc Garrido i Puig

Actividades del Yunque para captar incautos este verano En verano, el Yunque abusa de la hospitalidad de la diócesis de Málaga y de la parroquia de San Agustín de Alcobendas para captar incautos

Facebooktwitteryoutube

Dos instituciones eclesiásticas organizan actividades del Yunque este verano: la diócesis de Málaga, en cuya casa diocesana de Los Almendrales celebra CitizenGo su primera semana internacional sobre cómo sacar dinero a incautos (del 6 al 12 de julio), y la parroquia de San Agustín en Alcobendas, desde donde el Yunque mandará tres autobuses a la JMJ de Cracovia.

Sobre lo primero no cabe más comentario que el de que hay que ser muy despistado para no captar que una fundación que pertenece al 100% a Hazte Oír tiene el mismo peligro que su matriz de que quienes asistan a sus actividades sean captados por la misma sociedad secreta anticristiana que puso en marcha la más conocida de sus asociaciones-pantalla.

Sobre lo segundo, no está claro si en la parroquia de San Agustín de Alcobendas el Yunque simplemente se ha buscado una tapadera para simular que es una organización católica y que le den alojamiento los polacos, o si además tratarán de captar a jóvenes de dicha parroquia. De las conversaciones con el párroco, don Leonel, mexicano, solo ha quedado claro que dos personajes del Yunque, José Manuel Menéndez y Juan Ignacio Gaya, deciden quiénes van, y que al viaje van también menores de edad. Ambos destacan por su público apoyo al partido VOX y Menéndez en particular ha protagonizado actividades como el intento de boicot a Artur Mas en su colegio electoral o presentarse en la sede del PP con váteres. Cuando el arzobispo de Toledo suscribió la petición de que Hazte Oír no se inmiscuyera en las actividades de su diócesis, su reacción fue de una agresividad que no encaja demasiado en la mansedumbre cristiana:

Bienaventurados los tiempos difíciles porque ellos traerán la depuración de los cobardes.

En la misma línea sigue publicando mensajes que denotan gran amor a los enemigos y paciencia para sembrar a voleo la comprensión cristiana:

Y si me dices que son muchos, yo te contesto: El fuego no se deja impresionar por la cantidad de leña que tiene que quemar.

En fin, un personaje ideal para capitanear una expedición de peregrinos para ver al papa Francisco en Chestokowa. Abra Dios los ojos de los pardillos que siguen creyendo que estos incendiarios están apoyando a la Iglesia… porque lo que es parar no van a parar, ahí los tienen presentando supuestamente 200.000 firmas en apoyo de su principal corifeo eclesiástico… Y como nos gusta ser adulados, nos parece bien que mientan diciendo a la prensa que son 200.000 firmas cuando una hora antes ellos mismos han dicho que son 63.000. Oye, que lo mismo te dirán un rato después que son 250.000. Vale todo.

Como forma de dorar la píldora sobre su infiltración en la parroquia de San Agustín, la asociación yunquera Enraizados les unta pagándoles un confesonario, y también pide dinero a la gente para pagar viajes a la JMJ, dinero y viajes cuya distribución como digo controlan ellos absolutamente. El texto del email que manda Enraizados para pedir dinero para el confesonario, como no lo he visto publicado en la web, lo adjunto a continuación:

Buenas tardes, (Nombre)
Una vez más, te quiero pedir ayuda. Porque una socia nos ha pedido ayuda y no quiero dejarla en la estacada. Porque nos ha pedido ayuda justamente en este Año de la Misericordia para algo tan bonito como poder construir un confesionario. ¿Y cómo no voy a ayudarla para conseguir que más personas se confiesen este año?
Te cuento la historia: Esta socia me escribió hace unos días. En una parroquia a la que ella asiste normalmente están pidiendo entre los feligreses dinero para construir un confesionario. El proyecto es caro y por ello han pedido ayuda. Se trata de la Parroquia San Agustín de Alcobendas (Madrid).
Me pareció interesante que Enraizados, que nos definimos como “una voz católica en la vida pública”, participe en este proyecto. Porque en este año queremos dar a conocer el Año de la Misericordia, como ya sabes, y qué mejor forma de mostrar la misericordia del Señor que ayudando a levantar un lugar donde Él nos perdona.
Nombre, ¿y cómo puedes ayudar tú? Es muy fácil: Puedes hacer un donativo a través de Paypal o de nuestra cuenta habitual, poniendo como concepto “Confesionario” (ES11 1465 0100 9119 0000 1688).
Luego, enviaremos todos los donativos a la Parroquia San Agustín de Alcobendas. Sus fieles y sus sacerdotes nos lo agradecerán, seguro.
Dice el Papa Francisco: “Confesarse con un sacerdote es un modo de poner mi vida en las manos y en el corazón de otro, que en ese momento actúa en nombre y por cuenta de Jesús. Es una manera de ser concretos y auténticos: estar frente a la realidad mirando a otra persona y no a uno mismo reflejado en un espejo”.
Nombre, como te digo creo que este proyecto es una obra muy específica para el Año de la Misericordia. ¿Puedes ayudar con 10, 20 ó 50 euros a que este confesionario se construya (justamente en este año)? Puedes hacerlo a través de Paypal o con un donativo a la cuenta de Enraizados, poniendo como concepto “Confesionario” (ES11 1465 0100 9119 0000 1688).
El coste total de la construcción del confesionario es de 6.8000 euros + IVA, así que cualquier cantidad ayudará a reunir el dinero necesario.
Perdona si me extiendo demasiado, pero quiero escribirte aquí el texto que los fieles de la Parroquia han escrito y el cuál están repartiendo para conseguir donaciones. En él se explica todo el proyecto, su coste, los materiales que se van a utilizar, etc:

Queridos amigos:
Somos un grupo de laicos católicos que vive su fe en la Parroquia de san Agustín de Alcobendas.
Sabemos que la Iglesia de Cristo está presente en todo el mundo de múltiples formas. Está presente en el Papa, el Vicario de Cristo. Pero también en la vida diocesana, en el monasterio más lejano, en los cristianos perseguidos, en las familias, en los pobres, en los enfermos y en los sacerdotes. Y en el corazón de cada creyente, que solo Dios conoce y que siempre abraza.
La Parroquia, sin duda, es nuestra realidad más cercana. En ella experimentamos nuestra vida cristiana con ilusión, alegría y sentido de comunidad. La Parroquia es nuestra casa, allí donde empezamos a formar parte de la Iglesia, con el Bautismo. En ella nos preparamos para el matrimonio, nos casamos, bautizamos y confirmamos a nuestros hijos, acudimos semanalmente para encontrarnos con el Señor y nos preparamos para la recta final de nuestra vida. En ella hacemos nosotros y nuestros hijos la Primera Comunión. La Parroquia atiende también a enfermos y personas necesitadas de atención material y espiritual.
Un lugar esencial, físico y espiritual de la Parroquia es el confesionario. En ese lugar se produce un verdadero milagro porque nos encontramos con Cristo y nos dejamos perdonar por Él a través del sacerdote. En ese sitio experimentamos la misericordia, el abrazo de Dios. Vayamos al grano. Nuestra Parroquia necesita de un confesionario adecuado tanto para el sacerdote como para el penitente. En la práctica, significa llevar a cabo la instalación de un nuevo confesionario al lado de las escaleras del coro cuyas características se describen como sigue:
El trabajo en cuestión consta de dos puertas con apertura frontal, la izquierda para el penitente y la derecha para el confesor, llevando en la parte superior un cristal traslúcido para que no se vea el interior, y en su parte inferior una cruz. Llevará tres pilastras en su parte exterior, las dos de los lados en chaflán, y la del centro recta, estas llevarán un panel moldado en forma de bandeja, sobre las mismas una cornisa, la cual en su friso llevará la inscripción “AÑO JUBILAR DE LA MISERICORDIA 2016”, el lateral derecho incorporará una pequeña ventanita para que el confesor pueda ver la Iglesia.
En la parte interior habrá una separación entre los dos habitáculos, con una corredera para privacidad del penitente. En la zona del confesor irá un asiento fijo con un cojín, iluminación, calefacción y aire para ventilación, al igual que enchufe para poder conectar algún dispositivo. También un interruptor para manejar los pilotos verde y rojo que llevará la puerta del penitente, indicando la disponibilidad del confesionario.
La zona del penitente llevará un asiento plegable y un arrodilladero más alto de lo normal, con hueco inferior para que se puedan introducir los pies.
Todo este trabajo será realizado con doble panel exterior, con cámara y panel acústico, para minimizar al máximo la escucha desde el exterior. El acabado será en madera barnizada, de un tono similar al de los bancos. El interior irá con paneles más claros para dar luminosidad, y con un revestimiento que le haga más duradero al roce de las manos y el sudor de las mismas.
Hemos pedido varios presupuestos. El más económico asciende a 6.800.-€ + IVA.
En este precio está incluido el transporte y la colocación.
Según se mire, es poco o mucho dinero. Pero de verdad creemos que merece la pena. Y por eso hemos redactado este escrito. Te pedimos una aportación, pequeña o grande. Todo vale porque no importa tanto la cantidad como el amor que pones en tu aportación. Y de ese “amor” no tenemos duda.
——————————-

Nombre, me gusta mucho la parte del texto en la que dice que en el confesionario ocurre un “verdadero milagro porque nos encontramos con Cristo” (y por ello lo he puesto en negro y te lo vuelvo a remarcar. ¡Qué bonito cuando hay ‘cola’ para confesarse! Y en la Parroquia San Agustín esperan que el confesionario sea un lugar más adecuado para sacerdote y penitente. Por ello te piden ayuda y sé que, como católico comprometido, si puedes ayudar, lo vas a hacer (si ahora no puedes económicamente, cuento siempre con tus oraciones, nuestra “mejor arma”).
Gracias por lo que estás haciendo por la Parroquia San Agustín. Gracias por todo lo que haces por Enraizados. Recibe un fuerte abrazo,
María Isabel Moreno
Vicepresidenta de Enraizados
P.D: Te recuerdo las formas de colaborar: o por Paypal o con un donativo a la cuenta ES11 1465 0100 9119 0000 1688 poniendo como concepto “Confesionario”. Una obra preciosa para este Año de la Misericordia.

Facebooktwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *